Mediterráneo Central
Internacional 17/04/2021

'Open Arms' consigue sentar a Matteo Salvini en el banquillo de los acusados

Los jueces le imputan por bloquear la embarcación humanitaria delante de las costas de Lampedusa en agosto de 2019

2 min
El 'Open Arms' fondeado ante las costas de Lampedusa.

BarcelonaEl exministro de Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, será procesado a partir del 15 de septiembre acusado de secuestro por haber retenido durante veinte días a los 147 náufragos rescatados por el Open Arms en agosto de 2019, en una dramática espera ante las costas de Lampedusa. La decisión llevará cola porque la Liga de Salvini, que actualmente es senador, apoya al gobierno de Mario Draghi y el exministro se ha defendido asegurando que la decisión se tomó conjuntamente en el seno del gobierno presidido por Giuseppe Conte, que siempre ha negado haber tenido ninguna implicación.

La desesperada situación de los náufragos –algunos de los cuales se lanzaron al agua para intentar llegar nadando a la isla italiana– se acabó el 20 de agosto cuando el fiscal de Agrigento dictó, contra la prohibición del gobierno, que el Open Arms tenía que entrar en el puerto para desembarcar a los 83 migrantes que quedaban a bordo. Oscar Camps, fundador de la ONG badalonesa, ha calificado la decisión de "histórica": "esperamos que se haga justicia, porque es lo que merecen los náufragos, los voluntarios y sus familias y todas las ONG que hacen tareas humanitarias de salvamento marítimo y ven continuamente obstaculizado su trabajo". Camps espera que el juicio sirva para llevar al banquillo de los acusados a "los responsables de tanto de dolor y tanta injusticia" y reclama "que ningún poder puede estar por encima de los derechos humanos, del respeto a la vida y la dignidad de las personas".

Por su parte, Salvini ha asegurado: "Me juzgan por haber defendido a mi país. Primero Italia siempre".

El 20 de marzo pasado, la Fiscalía de Palermo había pedido procesar a Salvini durante la segunda vista de la audiencia preliminar del proceso, y había afirmado que "no se trató en absoluto de un acto político sino de un acto administrativo" del ministerio de Interior. Este sábado, la abogada de Salvini, Giulia Bongiorno, ha expuesto durante cuatro horas los argumentos para pedir que no se celebrara el juicio y ha justificado que la decisión de no permitir a estas personas desembarcar en Italia fue adoptada por todo el gobierno italiano, de manera conjunta. Salvini también tiene abierto en la ciudad siciliana de Catania otro proceso similar, en este caso por bloquear un barco militar con 131 inmigrantes a bordo en julio de 2019, pero el 10 de abril pasado la Fiscalía pidió que se archivara la causa.

stats