Internacional 28/02/2022

Scholz ejecuta un cambio radical en la política de exteriores y de defensa alemana

Anuncia un aumento del gasto en defensa y que impulsará nuevas terminales de gas natural licuado

3 min
El canciller alemán, Olaf Scholz, al Bundestag.

Dortmund (Alemania)Todo lo que ha decidido Berlín en las últimas horas representa un cambio de paradigma memorable en la política exterior y de seguridad de Alemania desde que acabó la Segunda Guerra Mundial. El ataque de Rusia a Ucrania es una “infame ruptura del derecho internacional que marca un antes y un después en Europa”, ha insistido este domingo el canciller alemán, Olaf Scholz, y por eso “no hay ninguna otra respuesta posible” que “poner a raya a impulsores de la guerra como Putin” y reforzar los propios recursos y los de los aliados.

En una declaración de gobierno histórica en el Bundestag (cámara baja del Parlamento alemán), Scholz ha anunciado que su gobierno aumentará de forma masiva el presupuesto del ejército alemán y ha confirmado que autorizará envíos de armas de producción germánica a Ucrania, tanto de forma directa desde Alemania como través otros países. “No descansaremos hasta que la paz en Europa esté asegurada”, ha afirmado Scholz.

Este giro de 180 grados de Berlín no llega forzado por el consenso de un organismo internacional como la ONU, la OTAN o la Unión Europea. Pero es cierto que la presión de otros países socios y las urgencias de Ucrania han conducido a Alemania a tomar decisiones que parecían inverosímiles hasta hace pocos días.

Defiende y energía

En menos de una semana, el ejecutivo de Scholz ha parado provisionalmente el gasoducto Nord Stream 2 que une Alemania y Rusia por el mar Báltico sin pasar por otros países de tránsito, se ha comprometido a entregar 1.000 armas de defensa antitanques y 500 misiles Stinger a Ucrania, ha aprobado crear un fondo especial de 100.000 millones de euros para el ejército alemán, ha anunciado que invertirá más del 2% del PIB en defensa, ha acordado la expulsión de varios bancos rusos del sistema de transferencias Swift y ha prometido construir dos terminales de gas natural licuado y desarrollar reservas estratégicas de energía para no depender tanto de Rusia en el sector energético.

El cambio detallado este domingo por Scholz tiene una dimensión que hasta ahora nunca habían aprobado los socialdemócratas del SPD, el partido del canciller. El líder del gobierno alemán incluso ha hablado de la adquisición de drones armados para el ejército y de equipaciones de nuevos aviones militares que tienen capacidad para llevar bombas atómicas norteamericanas, cuestiones que despertaban muchas reticencias en el Partido Socialdemócrata.

En todo caso, Scholz ha justificado el envío de armas a Ucrania por el derecho propio de este país a defenderse. El canciller ha recibido aplausos de las fracciones de gobierno y también de la oposición conservadora CDU/CSU. Más ovación se ha llevado, eso sí, el embajador ucraniano en Berlín, Andrij Melnyk, invitado a ver desde la tribuna de visitantes la sesión extraordinaria del Parlamento. Todos los diputados, menos los que representaban a la ultraderechista Alternativa por Alemania, lo han aplaudido de pie durante varios minutos.

“Putin ha creado una nueva realidad con su asalto a Ucrania. Y esta nueva realidad exige una clara respuesta”, ha insistido Scholz. “La guerra es una catástrofe para Ucrania, pero también lo será para Rusia”, ha remarcado, al mismo tiempo que ha dignificado la población civil rusa que se manifiesta contra la actuación del Kremlin. “Alemania está junto a cualquier persona en Rusia que hace frente con coraje al aparato de poder de Putin y rechaza su guerra contra Ucrania”.

El gobierno alemán ha puesto énfasis en el multilateralismo internacional, los derechos humanos y la ayuda humanitaria para apaciguar los temores ante el cambio de paradigma anunciado. El país ha empezado a recibir refugiados ucranianos y la empresa nacional de trenes ha anunciado transporte gratuito para los ciudadanos de este país que lleguen desde Polonia.

Decisión excepcional también en Suecia

Suecia también ha tomado la decisión excepcional de enviar ayuda militar a las fuerzas armadas de Ucrania, incluidas 5.000 armas antitanque, 5.000 cascos y 5.000 escudos corporales. "Es la primera vez que Suecia ofrece este apoyo desde el ataque soviético a Finlandia en 1939", ha subrayado la primera ministra, Magdalena Andersson. "Pero estamos dispuestos a hacer lo que haga falta para la seguridad de Suecia y de toda la UE", ha añadido. "Esta cuestión supera a Ucrania; Rusia está amenazando todo el sistema de seguridad europeo", ha argumentado, y ha asegurado que el gobierno socialdemócrata cuenta con el apoyo de una amplia mayoría parlamentaria.

stats