Internacional 13/05/2022

Turquía se opone a la entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN

Erdogan alega que los países nórdicos son "hogar de muchas organizaciones terroristas" y rompe la unanimidad necesaria para la ampliación

3 min
El presidente turco, Erdogan

BarcelonaEl presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, amenaza con usar el derecho de veto para impedir la entrada en la OTAN de Suecia y Finlandia. Erdogan ha dicho este viernes que no puede permitir la adhesión porque son "el hogar de muchas organizaciones terroristas". "Estamos siguiendo la evolución de los acontecimientos en cuanto a Suecia y Finlandia, pero no lo vemos de manera positiva", ha dicho Erdogan a los periodistas en Estambul, y ha añadido que ya fue un error que la OTAN aceptara Grecia como miembro en 1952.

Finlandia anunció este jueves los planes para solicitar la adhesión a la OTAN y se espera que Suecia le siga los pasos y se abre la puerta a una expansión de la alianza militar, justamente aquello que el presidente ruso, Vladímir Putin, pretendía evitar con la invasión de Ucrania. Erdogan ha mirado de mantener su relativa buena relación con Putin para actuar de mediador en el conflicto.

Cualquier decisión sobre la ampliación se tiene que tomar por acuerdo unánime de todos los miembros. Turquía ha apoyado oficialmente todas las ampliaciones desde que se unió a la OTAN ahora hace setenta años, pero parece que esta vez no está dispuesta. "Como en Turquía, no queremos repetir errores parecidos. Además, los países escandinavos son refugio de organizaciones terroristas. Incluso [miembros de estas] son diputados en algunos países. No es posible que estemos a favor", ha añadido.

De este modo, Erdogan señala directamente a Suecia, donde ahora mismo hay seis diputados kurdos, representantes de cuatro partidos diferentes, desde el ultraderechista Demócratas de Suecia hasta el de extrema izquierda, pasando por los socialdemócratas y los liberales. Las relaciones entre Turquía y Suecia se han visto reiteradamente afectadas por el apoyo de Estocolmo al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), clasificado como organización terrorista en Turquía.

Sorpresa de Suecia

La ministra de Exteriores de Suecia, Ann Linde, ha explicado que se encontró con su homólogo turco el miércoles en Marrakech y que no le hizo ninguna referencia a un posible rechazo de Ankara si el país escandinavo decidía solicitar la entrada en la OTAN. "Tenemos una relación muy buena y constructiva, y no nos han expuesto nada de esto. Tampoco el embajador de la OTAN, ni ninguno de los 30 países [miembros de la Alianza]", ha dicho Linde en la televisión pública SVT. Ha concretado que hace dos semanas también se reunió con el presidente turco y que hablaron específicamente sobre la posible petición de Suecia "en un encuentro bilateral largo".

Linde ha afirmado que este sábado tendrá la oportunidad de hablar con su homólogo en la reunión de ministras de Exteriores organizada por la OTAN en Berlín, a la cual están invitados los representantes de Suecia y Finlandia. "Confío que seremos capaces de hablar si finalmente decidimos solicitar la entrada en la OTAN y que recibiremos una respuesta positiva por parte de todos los países", ha concluido.

Informe favorable

A diferencia de Finlandia, Suecia todavía no ha confirmado que pedirá la adhesión a la Alianza, a pesar de que todo apunta que será así. La clave la tiene el Partido Socialdemócrata, que el domingo anunciará su decisión. Si confirman que están a favor, el gobierno podría hacer la solicitud formal el mismo lunes.

Desde mediados de marzo, un grupo de trabajo formado por la ministra de Exteriores y el de Defensa, Peter Hultqvist, y representantes de los ocho partidos políticos con representación en el Parlamento, ha evaluado los pros y los contras de una hipotética entrada en la alianza militar. Este viernes ha presentado las conclusiones, que allanan el camino para el anuncio del gobierno. La conclusión a la que han llegado es que el ingreso a la OTAN mejoraría la seguridad de Suecia y de su entorno y que tendría un efecto disuasorio a posibles conflictos en la zona.

El informe argumenta que la agresión militar de Rusia no es un problema a corto plazo, sino que significa un "deterioramento estructural y a largo plazo de la situación de seguridad en Europa". El ministro de Defensa ha subrayado que el principal beneficio sería la protección del Artículo 5: "Con una futura pertenencia sueca a la OTAN, se reduciría la incertidumbre que hay actualmente sobre qué comportamiento habría [por parte de los otros aliados] en caso de una crisis de seguridad o de un ataque armado". Las conclusiones del informe tienen el apoyo de todos los partidos excepto los Verdes y el Partido de Izquierda, que se mantienen contrarios a la adhesión de Suecia.

stats