Series
Media 08/07/2021

Comedia clásica para desmontar el mito de la supermujer

Movistar++ estrena 'Supernormal', una serie que hace parodia de la búsqueda de la perfección

3 min
La protagonista vive buscando constantemente la perfección

BarcelonaLa exigencia de compaginar vida familiar y profesional y hacerlo todo bien es la base sobre la que se construye Supernormal, una comedia de aires clásicos y sin muchos experimentos que Movistar+ estrena este viernes. Su protagonista es Patricia (Miren Ibarguren), una ejecutiva de un banco de inversión y madre de tres hijos que hace equilibrios para llegar a todo y ser siempre la mejor. La persecución de la perfección de Patricia la sufren su secretaria, Marisol (Gracia Olayo); su solícito marido, Alfonso (Diego Martin); sus hijos; su madre (Marta Fernández-Muro), y su hermana (Bárbara Goenaga).

Detrás de la serie hay dos guionistas fogueadas en el mundo de la comedia española, Olatz Arroyo (Allí abajo, El mejor verano de mi vida) y Marta Sánchez (Aída, Allí abajo). En un momento en el que el género en su versión más pura ha perdido terreno ante híbridos como la dramedia, las dos creadoras reivindican la sitcom más clásica. "Nosotras queríamos hacer comedia, que es de donde venimos y donde nos desarrollamos bien. Queremos que la gente se ría, no buscamos nada más que que el espectador pase un buen rato", explica al ARA Marta Sánchez, que asegura que el humor es un vehículo amable para explicar muchas cosas. Olatz Arroyo confiesa que les gusta la "comedia clásica" y que echa de menos historias que exploten todas sus posibilidades cómicas.

El director de la serie es Emilio Martínez-Lázaro, otro de los nombres destacados de la comedia española y responsable de Ocho apellidos vascos y su continuación, Ocho apellidos catalanes. El cineasta asegura que del guion le gustó que planteara "una historia realista, alejada de los argumentos habituales de las series que, con tanta frecuencia, rozan la extravagancia argumental".

Hitos inabarcables

Supernormal quiere desmontar el mito de la supermujer que puede con todo. "Cualquier mujer percibe que el ideal que se le exige es imposible y que se aleja mucho de las mujeres reales que somos y vemos por la calle", remarca Sánchez. Patricia trabaja en un sector eminentemente masculino, el de la banca, y vive siempre alerta de que ningún hombre más joven y con menos experiencia pero con más privilegios le pase por delante laboralmente. Su némesis es Mauro (Peter Vives), atractivo, brillante, simpático y ambicioso. Olatz Arroyo confiesa que escogieron el mundo de la banca como escenario porque es un sector que conoce de primer mano, puesto que trabajó varios años como secretaria de un banco de inversión. "Es un mundo que da mucho juego, tanto cómico como dramático. La serie nos parecía una oportunidad para mezclar la exigencia de ser madre y profesional con la de la banca, los resultados, el dinero y el capital", argumenta Arroyo.

Sánchez explica que Patricia no es ni un símbolo ni un modelo y que la serie trata de su historia sin querer generalizar ni establecer cátedra sobre cómo las mujeres en su conjunto viven la conciliación. "Sempre se generaliza mucho y a veces nos preguntaban «¿Qué opinaría de esto una mujer?». Bueno, depende de qué mujer, cada una es diferente. Patricia ha sufrido mucho para llegar donde está y lo hace todo lo bien que puede", remarca la guionista, que dice que en ningún momento quieren plantear que todas las mujeres que son jefas de sus empresas sean como la protagonista de la serie. En el trabajo Patricia es implacable pero en casa es capaz de ser la persona más tierna del mundo con sus hijos. "Queríamos hacer un personaje real. Las mujeres somos muy diversas, muy complejas y tenemos muchas capas. Somos multidimensionales y Patricia también lo es", defiende Arroyo, que remarca que tanto ella como Sánchez son feministas: "Y quieras o no escribes de una determinada manera".

stats