Capítulos censurados
Media  /  Series 27/08/2022

'Seinfeld', la bandera de Puerto Rico y el capítulo censurado que hizo récord de audiencia

En el capítulo, los puertorriqueños son representados como violentos y en una de las escenas se quema la bandera del país caribeño

Rory Elliott Armstrong
3 min
La escena en el que Kramer accidentalmente quema la bandera de Puerto Rico

BarcelonaConsiderada una serie que “no trataba de nada”, pero que a la vez trataba de todo, Seinfeld, junto con Friends, fue una de las dos sitcoms que más entretuvieron a los espectadores durante los años noventa. La comedia se centraba en el día a día del cómico Jerry Seinfeld, una versión ficcionada del actor que lo interpretaba, y sus tres amigos –George, Elaine y Kramer– en la ciudad de Nueva York.

Los creadores de la serie eran Larry David y el propio Jerry Seinfeld, que elevaron la cotidianidad de la vida diaria a lo absurdo haciendo que los protagonistas de la comedia a menudo acabaran involucrados en situaciones ridículas. Una de ellas, sin embargo, cruzó la línea del buen gusto, según algunos espectadores, y dio lugar a una intensa polémica.

En el capítulo titulado The Puerto Rican Day, los protagonistas, después de asistir a un partido de béisbol, se encuentran atrapados en un atasco debido a los desfiles del día nacional de Puerto Rico que se celebra en Nueva York. En una de las escenas, Kramer tira una bengala y sin querer quema una de las banderas del país caribeño. Al ver que intenta apagar el fuego pisando la bandera, un grupo de puertorriqueños lo empiezan a perseguir y acaban destrozando el coche de Jerry. Es en este momento en el que Kramer dice: “¿Sabías que un día normal en Puerto Rico es así?”.

Tanto la escena de la bandera en llamas como la ropa de los caribeños, que era completamente anticuada y estaba fuera de lugar, y la frase de Kramer causaron conflicto con los activistas puertorriqueños, que escribieron quejas y organizaron protestas delante del edificio Rockefeller de Nueva York, donde están los estudios de la NBC. Fernando Ferrer, de nacionalidad puertorriqueño y presidente del distrito del Bronx, afirmó que el episodio ''había traspasado la línea entre el humor y el fanatismo''. Ferrer se refería especialmente a la frase final de Kramer, que sugería que la violencia y las manifestaciones eran parte del día a día en Puerto Rico. El presidente de la Coalición Nacional de Puerto Rico en aquel momento, Manuel Mirabal, remarcó entonces que era "inaceptable" que Seinfeld utilizara la bandera de Puerto Rico como utilería bajo ninguna circunstancia.

La fecha de estreno fue el 7 de mayo de 1998 y fue el segundo episodio más visto de la serie después del finale, con unos 38,8 millones de espectadores. Además, fue el capítulo que más guionistas tuvo, diez en total. A pesar del éxito del capítulo y el numeroso equipo que estuvo implicado, unos días después de su emisión, la NBC retiró el capítulo y pidió disculpas. A pesar de haber sucumbido a las presiones, el canal de televisión norteamericano afirmó que en realidad la serie no mostraba estereotipos étnicos perjudiciales porque los espectadores de Seinfeld sabían que el humor de la sitcom se derivaba de “ver cómo los personajes se meten en situaciones difíciles”. 

Los actores y el resto del equipo de Seinfeld creyeron que las objeciones en el capítulo no eran razonables. Dos de los guionistas del episodio comentaron más tarde que, a pesar del título, el episodio no tiene nada que ver con los puertorriqueños y que podrían haber trasladado el escenario a cualquiera de los muchos desfiles anuales que tienen lugar en Nueva York sin cambiar significativamente la historia o el diálogo. Además, Jerry Seinfeld recuerda que, cuando preguntó a un participante en las manifestaciones cómo sabía que había algo ofensivo en el capítulo sin haberlo visto, le contestó: “Suponemos que lo hay solo por el título”. En el verano de 2002 el episodio resurgió con las polémicas secuencias intactas.

Demasiado políticamente correcto

En una entrevista de 2015 en la radio de ESPN, Seinfeld explicó a Colin Cowherd que no hacía sus monólogos en campus de las universidades norteamericanas porque los alumnos eran “demasiado políticamente correctos". El creador de la serie sugería que el programa no estaba hecho para los adolescentes de hoy en día y argumentaba que no entendían el significado de determinadas palabras o conceptos. "Solo dicen «Esto es racista», «Esto es machista», «Esto es un prejuicio». No saben de qué demonios hablan", exclamaba el humorista. En cuanto a su popular comedia, Seinfeld argumentó que siempre elegían las tramas en función de si podían ser graciosas o no.  

Antes de que Seinfeld se dejara de emitir en 1998, la serie vivió otros momentos en los que creó controversia. Entre estos destaca un capítulo en el que Kramer es confundido con una persona discapacitada después de ir al dentista, otro en el que drogan a la novia de Jerry para que él y sus amigos puedan jugar con su colección de juguetes y otro en el que George está desesperado por encontrar un amigo negro para demostrar que él no es racista. A pesar de estos episodios, que ahora quizás alguien diría que traspasaban los límites del humor, Seinfeld sigue siendo uno de los referentes de la comedia televisiva.

stats