Misc 28/09/2021

El análisis de Antoni Bassas: 'Vía Laietana, de la tortura a la resistencia'

Hoy, la policía quiere desviar el simbolismo de Vía Laietana, quiere convertir la carga histórica de las torturas en un canto a la permanencia del estado español en la capital de Catalunya, donde no se iza la bandera española

2 min

Ayer, en la fiesta de la Policía Nacional en Barcelona con motivo de su santo patrón, Ángeles Custodios, el secretario de estado de Seguridad, Rafael Pérez, se refirió a la comisaría de la Vía Laietana como "símbolo" de la democracia.

Pero, ¿cómo es posible que el número 2 del ministerio del Interior de cualquier gobierno, pero más aun del gobierno más progresista de la historia, ose afirmar que en Vía Laietana 43 varias generaciones de policías “han contribuido a fortalecer la democracia”? No. Allí, varias generaciones de policías han conculcado los derechos humanos. Si por alguna razón es conocido el edificio, es porque fue el lugar de detención y tortura del franquismo y de antes, tal como recuerda ese atril permanente que el Ayuntamiento de Barcelona instaló en 2019 para recordar los maltratos físicos y psicológicos que muchas personas vivieron en esos calabozos desde la dictadura de Primo de Rivera.

¿Que cómo es posible? Aquí va mi hipótesis: la continuidad de la policía en este edificio está siendo discutida y combatida desde hace tiempo, y el responsable del ministerio del Interior ha querido hacer una defensa corporativa porque, desde el 1 de Octubre, no hay manifestación independentista que no pase por Vía Laietana que no acabe con incidentes más o menos graves alrededor del edificio que tienen que proteger los Mossos. Pero una cosa es quererte meter a los tuyos en el bolsillo y hacer piña con un elogio desmesurado y otra es embarrarse con una afirmación histórica que tendría que repugnar la conciencia de cualquier demócrata. En la Vía Laietana hubo un par o tres de generaciones de policías que vejaron y torturaron a opositores a la dictadura franquista, ya fueran catalanistas, sindicalistas, comunistas, etc. 

En esta página del ARA de hoy explicamos que desde 1941 se aplicaba la tortura por sistema en la sede de la VI Brigada Regional de Investigación Social. Hoy el edificio está dedicado a tareas administrativas, en los antiguos calabozos están los archivos del personal y en los otros pisos hay despachos. 

Entrado el siglo XXI, la carga histórica y simbólica del edificio invita a cambiar su uso. De hecho, tendría que ser la Policía Nacional misma la que no tendría que querer verse vinculada a las páginas de su pasado. Pero está claro: hoy, la policía quiere desviar el simbolismo de Vía Laietana, quiere convertir la carga histórica de las torturas en un canto a la resistencia, a la permanencia del estado español en la capital de Catalunya, donde no se iza la bandera española. 

Un recuerdo para los exiliados y para los represaliados. Y que tengamos un buen día.

stats