Misc 11/11/2016

Catalá deja tirada a Madrigal y pone a Maza como fiscal general

Consuelo Madrigal, según fuentes consultadas, comunicó el miércoles pasado a algunos de sus colaboradores que, según le había confiado Catalá, sería nombrada nueva fiscal general

Ernesto Ekaizer
3 min
Foto d'arxiu (2002) del futur fiscal general de l'Estat, Jose Manuel Maza.

MadridEl gobierno ha optado por José Manuel Maza, magistrado de la Sala Segunda (Penal) del Tribunal Supremo, como nuevo fiscal general del Estado, después de que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, insinuara el pasado lunes, tras su toma de posesión, que Consuelo Madrigal podría continuar.

Fuentes solventes aseguran que el gobierno consultó con el presidente de la Sala Segunda del Supremo, Manuel Marchena, quien recomendó el nombramiento del magistrado Maza, un hombre de su confianza. Marchena mantiene excelentes relaciones con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, quien a su vez habría hablado con el presidente, Mariano Rajoy, sobre el asunto.

La idea que transmitió Marchena consistía en reeditar la política de nombramientos del PSOE en la Fiscalía General del Estado, primero con el magistrado Carlos Granados y más tarde con Cándido Conde-Pumpido.

Por tanto, la tendencia a nombrar a Madrigal fue sorpresivamente abandonada el miércoles pasado. Maza encargó a diferentes colegas entre el miércoles y viernes pasados –uno de ellos el ex teniente fiscal de la Audiencia Nacional y abogado defensor del PP en diferentes causas, Jesús Santos- los contactos para nombrar a miembros en la secretaría técnica del nuevo fiscal general del Estado.

Maza llegó al Supremo en 2002 en sustitución de Adolfo Prego, quien fue nombrado a propuesta del Partido Popular miembro del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ. Precisamente, Prego propuso en 2007 la designación de Marchena como magistrado -el más joven- en el Supremo. Y desde que fuera nombrado presidente de la Sala Segunda, en septiembre de 2014, Marchena y Maza han hecho una piña en temas muy relevantes, como es el de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Catalá sufrió críticas de las asociaciones fiscales, que Consuelo Madrigal suscribió, al aprobarse la ley de Enjuiciamiento Criminal por la falta de medios para resolver si se continuaban archivando las numerosísimas causas pendientes en periodos muy cortos de tiempo.

Fuentes judiciales señalan que el gobierno ha optado por abandonar la idea de nombrar a Madrigal para tener manos libres en la renovación de fiscales jefes importantes: en la fiscalía de la Audiencia Nacional y en la Fiscalía Anticorrupción.

En la Audiencia Nacional ha vencido el mandato de Javier Zaragoza, y Madrigal había expuesto su criterio de renovar su mandato. En la Fiscalía Anticorrupción se ha jubilado Antonio Salinas y se convocará próximamente el concurso para cubrir la plaza. Con todo, es el fiscal general del Estado el que propone al fiscal jefe Anticorrupción, ya que el resultado del concurso no es vinculante.

Consuelo Madrigal, según fuentes consultadas, comunicó el miércoles pasado a algunos de sus colaboradores que, según le había confiado Catalá, sería nombrada nueva fiscal general. Ya antes de la investidura de Rajoy, según esas fuentes, el ministro en funciones le había preguntado si deseaba continuar en el cargo, a lo que Madrigal contestó que sí.

José Manuel Maza fue nombrado ponente en la querella criminal presentada el pasado 1 de septiembre contra el ahora ex ministro y diputado del PP, Jorge Fernández Díaz, y el ex director de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso. La Sala de Admisión de la Sala Segunda no ha hecho pública su decisión sobre esta querella por fabricación de pruebas falsas presentada por el ex alcalde de Barcelona, Xavier Trías y CDC, a raíz de las grabaciones en la sede del Ministerio del Interior el 2 y 16 de octubre de 2014.

stats