Llibres
Misc 09/06/2021

Emmanuel Carrère gana el premio Princesa de Asturias de las Letras

El autor francés ha sabido hacer "un retrato incisivo de la sociedad actual", destaca el jurado

3 min
Emmanuel Carrère

BarcelonaEl escritor francés Emmanuel Carrère ha sido reconocido con el premio Princesa de Asturias de las Letras. Nacido en París en 1957, ha publicado novelas como El adversario, Limónov, El reino y, más recientemente, Yoga, donde explora las fronteras entre realidad y ficción, a menudo situándose como narrador y protagonista de los relatos. El jurado ha destacado de Carrère que con sus libros ha contribuido a hacer "un retrato incisivo de la sociedad actual" y a "desenmascarar la condición humana". "Muestra un fuerte compromiso con la escritura como vocación inseparable de la propia vida", añade el jurado. Es la segunda vez en cuatro décadas de historia que el premio Princesa de Asturias de las Letras recae en un autor francés. La primera fue en 2018 para Fred Vargas.

Entre la imaginación y la exploración del yo

En la trayectoria literaria de Emmanuel Carrère hay dos mitades suturadas por Una semana en la nieve (1995): la primera está dominada por la imaginación, e incluye novelas como El bigote (1986), y la segunda inserta su propio yo, a menudo en forma de confesión descarnada, incluso humillante. Carrère es, desde hace años, uno de los nombres con más proyección internacional de las letras francesas, y su consagración llegó a partir de El adversario (2000), la primera pieza de las exploraciones biográficas que ha ido entregando a partir de entonces. En ese libro, el escritor investigaba junto con el criminal Jean-Claude Romand los motivos que lo habían llevado a asesinar a su mujer, sus dos hijos (de cinco y siete años) y, después de pasar la noche mirando la televisión, a sus padres.

La historia era, evidentemente, de impacto, y el efecto en los lectores todavía creció más gracias a la narración precisa, cercana y perturbadora de Carrère, que emprendió desde entonces el arriesgado camino de la autoexploración: lo hizo excavando en las raíces eslavas familiares en Una novela rusa (2007), en la muerte de su cuñada Juliette, precedida por la devastación de la costa de Sri Lanka por parte de un tsunami, en De vidas ajenas (2009), y en la vida del escritor y disidente ruso Limónov en el libro homónimo, publicado en 2011 y ganador del premio Renaudot. En 2015 llegó El Reino, en el que Carrère reconstruye la historia de los inicios de la expansión del revolucionario mensaje de Jesús, que veintiún siglos después de su existencia sigue siendo capaz de levantar y sostener un volumen de más de 500 páginas: en Francia vendió 250.000 ejemplares durante el primer mes de ser publicado.

Crónica de unos años convulsos

Yoga tenía que ser un libro en primera persona sobre los beneficios de la meditación, pero poco a poco deriva hacia la crónica de unos años convulsos. Lo son a nivel social –el atentado contra Charlie Hebdo y la crisis de los refugiados– pero, sobre todo, a título personal, porque el autor francés narra el divorcio y la depresión que lo llevaron a estar internado durante cuatro meses en el hospital psiquiátrico de Sainte-Anne. "Cuando se hace un libro autobiográfico hay dos grandes peligros: glorificarse o denigrarse en exceso. La alabanza es tan mala como la crítica extrema", explicaba este febrero en una entrevista con el ARA.

Dotado con 50.000 euros y con la voluntad de premiar "el cultivo y perfeccionamiento de la creación literaria en todos sus géneros", el premio Princesa de Asturias de las Letras ha reconocido, desde 1981, la obra de autores como Margaret Atwood, Philip Roth, Adam Zagajewski, Antonio Muñoz Molina, John Banville y, en las dos últimas ediciones, la novelista y ensayista Siri Hustvedt y la poeta Anne Carson.

stats