Misc 23/09/2021

Koeman se juega el cargo plantando cara

El técnico, que leyó un comunicado pidiendo tiempo, puede ser despedido en caso de derrota en Cádiz

4 min
Ronald Koeman leyendo el comunicado

Sant Joan DespíRonald Koeman llegó a la sala de prensa de la Ciutat Esportiva Joan Gamper con unas gafas de leer y ademán serio. No las suele llevar, cuando habla con la prensa. Pero en la previa del partido contra el Cádiz, el técnico neerlandés decidió no aceptar ninguna pregunta de los periodistas y leer un comunicado en el que pide tiempo para seguir trabajando. El discurso sorprendió a los directivos del Barça, tanto por el hecho en si como por sus palabras: venía a decir que ganar la Champions es una utopía y que si el equipo acaba entre los cuatro primeros de la Liga ya se podrá dar por buena la temporada. Un discurso bastante alejado de los que suele hacer Joan Laporta, que tuvo conocimiento de la decisión de Koeman pocos minutos antes. A pesar de que en círculos próximos al presidente el tono del mensaje era definido como “derrotista”, la presencia de Koeman en el banquillo del estadio del Cádiz está garantizada. Ahora bien, si pierde en el Mirandilla como el año pasado quizás no llega al partido del domingo, contra el Levante.

Leer el discurso fue una decisión unilateral del entrenador, que la explicó solo a cuatro personas de su círculo más próximo después de ver cómo estas últimas horas se filtraba a la prensa la decisión de buscarle relevo. O de oír cómo personas próximas al presidente Laporta, como Enric Masip, hablaban de su futuro. El ex jugador de balonmano, en declaraciones al programa Onze de Esport3, lo criticó por haber justificado la derrota contra el Bayern con la famosa expresión “es lo que hay”. Según Masip, cuando sales a jugar con el Barça “siempre tienes que querer ganar”, un argumento que significa que el discurso de Koeman se aleja mucho del camino que quiere emprender una directiva decidida a recuperar la ilusión de los aficionados. Harto de sentirse cuestionado, el técnico contraatacó, desafiante, con un comunicado escrito por él mismo.

Después del entrenamiento, el neerlandés también informó a los capitanes de su decisión. La entendieron, a pesar de que lo advirtieron de que tensaria todavía más la cuerda. La idea de Koeman cogió por sorpresa también a los profesionales de comunicación del club, que lo tenían todo preparado para la que tenía que ser la segunda rueda de prensa con la presencia de periodistas en la sala desde marzo de 2020. Comunicación intentó convencer a Koeman para que aceptara también preguntas, pero el técnico tenía muy claro que se quería centrar únicamente en el comunicado. “El club está en una situación de reconstrucción. La situación financiera del club está vinculada a las actuaciones deportivas y viceversa. Esto significa que nosotros, como plantilla, tenemos que reconstruir el equipo de fútbol sin poder hacer grandes inversiones financieras. Esto necesita tiempo. Los talentos jóvenes de hoy pueden llegar a ser las grandes estrellas mundiales dentro de un par de años. La parte buena de reconstruir el equipo es que los jóvenes podrán tener oportunidades como tuvieron en su momento Xavi e Iniesta. Para eso hace falta paciencia”, explicó. “Además, quedar en un lugar alto en la Liga sería un éxito. El fútbol europeo es una gran escuela para los grandes talentos. En la Champions League no se pueden esperar milagros. Hay que enfocar la derrota contra el Bayern desde este punto de vista”, añadió en un discurso que le permitía esquivar las preguntas de la prensa. Koeman, gato viejo, sabía a la perfección por dónde irían las preguntas, ahora que la dirección deportiva del club confecciona la lista final de candidatos para ocupar su lugar si pincha en los próximos partidos. De hecho, el discurso de la previa contra el Cádiz puede ser interpretado como un acto desafiante del técnico, que se niega a rendirse. O como su epitafio si pierde el trabajo en pocas horas en caso de no poder romper la pequeña racha de dos partidos oficiales sin ganar, contra el Bayern en la Champions y el Granada.

Laporta responde desde Andalucía

“Es necesario que el proceso en el que nos encontramos reciba todo el apoyo. Tanto en palabras como en hechos. Hay que apoyar el proceso que estamos iniciando. Sé que la prensa reconoce este proceso. No es la primera vez en la historia que pasa una cosa como esta. Contamos con vuestro apoyo en tiempos difíciles”, añadió Koeman, poniéndose bien las gafas de pasta negra que le resbalaban nariz abajo. “Nosotros, como plantilla y jugadores, estamos muy contentos con el apoyo de los aficionados como en el partido contra el Granada en casa”. Desde el club no eran conocedores de que Koeman leería este comunicado en rueda de prensa, a pesar de que poco antes el neerlandés hizo saber al presidente Laporta, que estaba en Palos de la Frontera (Huelva) en un acto con peñistas, su intención.

De primeras, el mandatario no respondió al mensaje del entrenador, pero por la noche, desde Andalucía, improvisó una rueda de prensa para regañar a Koeman: "Nos hemos enterado un poco antes [de las intenciones de Koeman]. Se ha intentado a través de comunicación, y así me lo han dicho, que contestara a las preguntas porque tampoco es tan complicado. Estamos en unos momentos que realmente no son fáciles y quizás esta situación que estamos viviendo lo ha llevado a hacer esto que creo que él, si lo ha decidido, es porque lo tenía que hacer, pero creo que no hacía falta". En la misma intervención desde Palos de la Frontera, Laporta hizo una defensa tibia de Koeman: "Es el entrenador del Barça y nosotros, mientras sea así, le daremos todo el apoyo, a pesar de que dependerá de los resultados y del juego, como hemos dicho siempre".

Koeman pide tiempo pero sabe que se le acaba. El nombre del seleccionador belga, Robert Martínez, aparece como destacado en una lista de futuribles donde también está Xavi Hernández, a pesar de que Laporta no acaba de ver clara la incorporación del ex jugador, actual técnico del Al-Sadd. Ayer, desde Bélgica, Martínez no respondió a una pregunta sobre un posible fichaje por el Barça. Con Jordi Cruyff descartándose de esta lista de futuribles, otros nombres que se han valorado estas últimas horas son los de Erik ten Hag, entrenador del Ajax, y Albert Capellas, el catalán que dirigió la selección de Dinamarca sub-21. Si el Barça pincha en Cádiz, uno de ellos podría recibir una oferta muy pronto para ocupar el lugar al que Koeman se aferra. Ahora todo queda en manos de los jugadores. Si no mejoran la imagen, Koeman está condenado.

stats