21/09/2021

Mario Camus, el cineasta que recordaba que los espectadores somos lectores

2 min
Cartel del estreno en Francia de 'Los santos inocentes', de Mario Camus

BarcelonaSon gente de cine y de literatura que nacieron en la segunda mitad de los años 30, con la guerra. El director Gonzalo Suárez nunca ha parado de escribir novelas, libros de memorias, ha convertido en cine La regenta, de Clarín, y con Parranda descubrió a muchos espectadores la obra del escritor gallego Eduardo Blanco Amor. En el cine de Giménez Rico se encuentran Miguel Delibes y Felipe Trigo, y uno se da cuenta de que hay un vínculo entre ellos, una relación histórica. Jaime Camino pertenece también a esta generación, aunque optó por la memoria sin literatura, es decir, por la literatura oral, y filmó La vieja memoria al mismo tiempo, a finales de la década de los 70, que Ronald Fraser escribía su libro clásico Recuérdalo tú y recuérdalo a otros, las dos obras de testimonios y que también compartían tema, la Guerra Civil. Jaime Chávarri es un epígono, y con El desencanto transformó la literatura en vida. También es posterior Manuel Gutiérrez Aragón, que cada vez más se ha entregado a la escritura.

Pero es viendo las películas de Mario Camus cuando los espectadores recordamos que somos lectores. Ver Los santos inocentes es como hablar con alguien de un libro que has leído o que quieres leer. Hay una transmisión de la fascinación por la lectura. Entonces el cine adaptó mucho a Delibes, quizás porque antes todo era campo. También la literatura era campo. El mundo se estaba volviendo campo a la manera que señalaba Susan Sontag en su ensayo Notas sobre lo camp. El Camus rural se opone al Camus urbano, que llevó al cine La colmena, de Cela. Esta ruptura entre el campo rural y la ciudad campo aparece también cuando dirige las series de televisión Curro Jiménez y Los camioneros, las dos con el actor Sancho Gracia. Los caminos que Sancho Gracia hace a caballo en una serie, en la otra los corre con Pegaso, mitologías diferentes.

Galdós, Arturo Barea, Lorca, José Mallorquí, Calderón. Estos autores están en el cine y en la televisión de Mario Camus. Y también Ignacio Aldecoa, escritor que siendo el máximo representante del realismo de su época no quería seguir siendo realista, y del que adaptó Young Sánchez, Con el viento solano y Los pájaros de Baden-Baden. Con la desaparición de Mario Camus ha muerto también una manera de leer. La de la gente que iba por la calle con un libro en la mano.

stats