Misc 09/06/2021

La rebelión de Bel Olid contra la intransigencia binaria de Twitter

La historieta 'Què serà?', incluida en la antología del ARA 'Vinyetari', reflexiona sobre el rechazo a la decisión de no imponer el género a una criatura

3 min
Viñetas de 'Qué será?', de Bel Olid y Glòria Vives Xiol
Disponible en:

Barcelona“Cuando nazca la criatura trataremos de no marcarle el género. Queremos que crezca con la libertad de ser quien sea. ¿Qué respuestas podemos dar cuando pregunten si es niño o niña?”. El texto anterior es un tuit de una amiga de la escritora Bel Olid (Mataró, 1977) que reflejaba una posición que tiene cada vez más adeptos, la de no imponer un género a los hijos. Pero lo que inspira la historieta Què serà?, incluida en la antología Vinyetari que se puede comprar con el ARA del 11 al 23 de junio, no fue el tuit de la amiga sino las respuestas: “Sobre todo recibió insultos y comentarios violentos, incluso amenazas de quitarle la custodia de la criatura. El tuit hablaba de respeto y libertad pero generó mucho odio”.

Olid leyó el tuit justamente cuando su compañero, Pol Galofre, estaba embarazado. “Nuestra idea era educar a la criatura igual, sin binarismo, y sentí la necesidad de explorar el tema”, dice. Pensó que el lenguaje que mejor le iba era el cómico y contactó con la ilustradora Glòria Vives Xiol, con la que ya había trabajado en ¿Follamos?, que le propuso mezclar su texto con dibujos de la intimidad doméstica de Olid y Galofre. “En mi texto en realidad salíamos poco, pero me pareció una buena idea, porque el texto es muy aséptico, claro y neutro, pero las imágenes de Glòria son cálidas y próximas. El contraste es bonito”. Uno de los dibujos originales del cómic, de hecho, ha acabado colgado en la habitación de la criatura.

Página de 'Què serà?', de Glòria Vives Xiol y Bel Olid

Què serà? también se puede leer como una reflexión sobre la toxicidad de las redes para abordar ciertos debates sensibles. La propia Olid explica que ha acabado silenciando todas las opciones de Twitter porque recibía centenares de comentarios insultantes cada día, pero que no deja la red porque cree que su discurso “tiene que tener un lugar en el foro público”. “Me niego a censurarme –dice–, pero no me deja de sorprender cómo determinadas afirmaciones que no obligan a nadie a hacer nada generan reacciones tan violentas. Seguramente es porque tocan un pilar en el que se estructura nuestra sociedad. Y precisamente por eso, porque a la gente le toca tanto, vale la pena darle unas vueltas y reflexionar”.

El mejor cómic de no-ficción en catalán

Vinyetari reúne las mejores historietas presentadas en el Premi ARA de Cómic con el objetivo de dar visibilidad a la calidad y diversidad del cómic de no-ficción en catalán. La portada es obra del ganador del concurso, Pep Brocal, que también abrirá el libro con Caritat del Río, un perfil biográfico de la madre del asesino de Trotksi, Ramon Mercader, una mujer que no fue solo una nota a pie de página de la historia del siglo XX, sino una de sus protagonistas. Otro de los relatos incluidos en el libro es Paral·lel, de Berta Cusó, una inmersión en la Barcelona canalla que fue un oasis de libertad durante el franquismo, la de las noches largas de música, alcohol y risas en los cabarets y teatros musicales de la Barcelona de los años 50 y 60. También hay obras de cómic periodístico en la tradición de Joe Sacco como la Imbabazi de P.J. Armengou y Guillermo Altarriba, la increíble historia real de reconciliación entre una víctima del genocidio ruandés y su verdugo.

stats