Pareu màquines
Opinión 14/01/2021

El actor XXXXXXX XXXXXXX y el peligro de la censura previa

Una decisión judicial establece un precedente inquietante

àlex Gutiérrez
2 min
Justícia, veritat i raó, segons Leonardo Sciascia.

Barcelona"Una jueza condena a 'Ctxt' por haber vulnerado el honor del famoso actor XXXXXXX XXXXXXX", dice el titular de Ctxt. Y no, no es que un redactor escribiera el titular a medias –pensando que lo completaría después– y haya publicado la noticia inadvertidamente. El actor en cuestión es Antonio Resines, pero el medio no lo puede decir porque una decisión de la magistrada Ana Mercedes Merino Melara le prohíbe "la divulgación o publicación de cualquier información relacionada con la noticia que ha dado origen al procedimiento". Se refiere a un artículo publicado el 8 de junio de 2016 en el que se afirmaba que el actor y entonces presidente de la Academia de Cine Español "había privatizado" los Goya creando una empresa para explotar los premios. Según Resines, la noticia sugería que se había aprovechado del cargo para enriquecerse. Desde la revista, en cambio, niegan que se pudiera llegar a esta conclusión leyendo el texto. El actor reclamaba 600.000 euros por la vía penal, una petición desestimada, y después 70.000 euros por la vía civil, que han quedado en 5.000. La juez considera que la noticia era "sesgada" porque "el demandante no creó una empresa privada, sino que la constituyó la Academia, que tenía el 99% de las participaciones y el demandante el 1% por razones legales de exigencia de más de un socio". Pero eso estaba bien indicado en el artículo que ha desencadenado la polémica: si la magistrada condena es porque encuentra "insidias infamantes" y expresiones marcadas negativamente. Es cierto que, a veces, los medios sugieren con connotaciones lo que no pueden decir con hechos. Pero juzgar intenciones es peligroso y poco objetivable.

Y todavía me parece más inquietante aplicar al digital un veto para que no pueda seguir hablando del asunto, porque conlleva imponer una censura previa. Los medios tienen que responder de lo que publican. Pero tienen que poder publicar.

stats