Política 16/03/2022

Aragonès busca el impulso de su agenda exterior estrechando lazos económicos con Alemania

El presidente reivindica en Stuttgart el peso de Catalunya a la hora de distribuir gas en Europa

4 min
El presidente Pere Aragonès y el secretario de Estado  de Baden-Wurttemberg Florian Hassler.

Stuttgart (Alemania)Pere Aragonès quiere recuperar la presencia exterior de la Presidencia de la Generalitat y para hacerlo cuenta con dos aliados: la remisión de la pandemia, que facilita los viajes, y el momento político de diálogo con el Estado, que permite encontrar más puertas abiertas en el extranjero que en la época del choque. Con este contexto el presidente hizo el martes las maletas hacia Stuttgart en un viaje que se alargará hasta el jueves y que también lo llevará a Berlín. Una expedición que este miércoles ha tenido muy presente el ataque ruso a Ucrania y el impacto en el mercado del gas.

En la primera parada de hoy, en la capital del estado federado de Baden-Württemberg, se podría decir que la delegación catalana ha jugado en casa, o casi. Sirva como ejemplo que a la entrada de la sede gubernamental han lucido las banderas de Alemania, la del estado federado en cuestión, la europea y la catalana. Ni rastro de la española. En el interior, por un día la red de wifi se ha llamado Katalonien. Esta proximidad no viene de nuevo, puesto que Baden-Württemberg y Catalunya comparten vínculos económicos desde hace mucho tiempo porque forman parte desde hace más de treinta años de los Cuatro Motores para Europa, una alianza político-económica en la cual también participan la Lombardia y la vieja región francesa de Rhône-Alpes. Además, el estado alemán y Catalunya comparten varias similitudes, entre ellas ser zonas industriales y de exportaciones con presencia de muchas pequeñas y medianas empresas.

En la sede de gobierno alemán, Aragonès se tenía que reunir con el ministro-presidente, Winfried Kretschmann, que finalmente ha sido baja por covid y ha participado en la reunión telemáticamente. El encargado de recibir al presidente catalán ha sido el secretario de Estado, Florian Hassler –un rango equivalente al de un vicepresidente–. Después del encuentro, una breve declaración institucional para reivindicar la "intensidad" de los lazos económicos entre los dos territorios y futuras nuevas colaboraciones.

Las derivadas de la invasión rusa

En la etapa de viaje del jueves llegará una de las partes quizás más interesantes, pero también menos públicas. En la capital alemana el presidente catalán mantendrá reuniones de trabajo para abordar la cuestión del gasoducto Midcat, que pasa por Catalunya. Paralizadas las obras desde el 2019, ahora esta infraestructura ha vuelto a tomar importancia a raíz del ataque ruso a Ucrania. Y también es importante para Alemania, que vería en este gasoducto la posibilidad de dejar de depender tanto como ahora del gas ruso e importarlo desde Argelia. No es una zona mucho más estable, pero hoy por hoy, con la invasión rusa, se mira con mejores ojos. En la conferencia de presidentes del fin de semana en La Palma, Aragonès ya pidió recuperar las obras del Midcat, una cuestión para la cual se necesita, sobre todo, que España y Francia se vuelvan a entender.

Antes de llegar el jueves a Berlín, este miércoles en la sede del gobierno de Baden-Württemberg, el Midcat ya ha tenido protagonismo. Aragonès ha aprovechado la declaración institucional para reivindicar la "posición estratégica" de Catalunya en la distribución de gas en Europa. Ha citado la planta de regasificación del puerto de Barcelona como la "más grande de Europa" y también el gasoducto. Un gasoducto que el presidente ha remarcado que no solo se tendría que tener en cuenta para el transporte del gas, sino también para el de hidrógeno verde, una energía alternativa que está ganando adeptos y que según Aragonès permitiría ganar "soberanía energética". De hecho, Catalunya y este estado federado han pactado crear un grupo de trabajo para analizar las potencialidades de este hidrógeno. Hassler también se ha mostrado interesado en esta energía porque ha admitido como una debilidad que su país dependa "en un 65%" del gas ruso.

El 'president' Aragonès y el 'conseller' Torrent visitando la sede de IBM en Stuttgart.

El viaje de Aragonès a Alemania es eminentemente económico. Temprano por la mañana y acompañado del conseller Roger Torrent han visitado las instalaciones de computación cuántica de la empresa IBM y el instituto de investigación alemán Fraunhofer. La expedición, por la tarde, visitará la multinacional tecnológica Freudenberg Group, que tiene 650 trabajadores en Catalunya y cinco plantas de producción. Se espera que en esta visita se produzca un anuncio económico. Torrent también tiene previstos contactos con instituciones berlinesas de la innovación como Plattform Industrie 4.0, Hyundai Cradle y Factory Berlin.

El jueves, en la ciudad berlinesa, también habrá tiempo para dar a la expedición un cariz social. Allí, Aragonès conocerá de primera mano cómo se está llevando a cabo la acogida de los miles de personas refugiadas provenientes de Ucrania que llegan cada día. El jefe del ejecutivo visitará uno de los puntos habilitados, la estación de autobuses.

stats