Política 21/06/2021

Aragonès ve los indultos como "un paso en el camino del diálogo" pero todavía insuficiente

JxCat y la CUP cargan contra Sánchez por su "mitin" en Barcelona

3 min
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, este miércoles en Amposta.

El independentismo siempre se ha mostrado tibio e incluso crítico con la concesión de los indultos, porque considera que no ofrecen una solución global al conflicto político. Aún así, este lunes el president de la Generalitat, Pere Aragonès, se ha mostrado conciliador y ha considerado que, con la medida de gracia que este martes formalizará el consejo de ministros, "se da un paso en el camino del diálogo y la negociación" que tienen que abrir próximamente los gobiernos catalán y español. A pesar de todo, ha avisado de que queda mucho camino por recorrer para encontrar una salida global al conflicto y ha expuesto que su propuesta sigue siendo la misma con indultos o sin: amnistía para todos los represaliados y un referéndum de autodeterminación. El socio de Aragonès en el Govern, JxCat, ha sido más crítico con la cuestión y ha cargado contra el acto del presidente español, Pedro Sánchez, en Barcelona: "Ha sido un mitin sin ningún contenido real".

Aragonès no ha asistido al acto de Sánchez en el Liceu porque tenía una visita institucional en las Terres de l'Ebre, y precisamente desde Amposta ha hecho una primera valoración de urgencia del discurso del presidente español. Ha celebrado los indultos, a pesar de que ha ofrecido un diagnóstico bastante diferente al de Sánchez. Si el presidente español considera que la medida de gracia "ni cuestiona ni revoca la sentencia condenatoria" que en su día dictó el Tribunal Supremo contra los nueve presos políticos, para el president "corrige" el veredicto y certifica que fue del todo "injusto".

¿Y ahora qué? Pues para Aragonès ya están todas las condiciones iniciales para que se pueda reactivar definitivamente el diálogo con el Estado. Una reactivación en dos tiempos: primero una reunión entre él y Sánchez en la Moncloa y después la puesta en funcionamiento de la mesa de diálogo entre la Generalitat y el gobierno español. Una mesa que es una idea original de ERC y que los republicanos consideran que ahora tendrá más posibilidades de éxito porque son ellos y no JxCat los que encabezan el Govern. Este lunes Aragonès ha insistido en que la amnistía y el referéndum serán las dos propuestas de "consenso" que el Govern planteará a la mesa: "Los indultos son una solución parcial y la propuesta que seguiremos defendiendo es la amnistía y la autodeterminación". Precisamente Òmnium Cultural y la plataforma Amnistia i Llibertat han entrado este mismo lunes 200.000 firmas en el Congreso en defensa de la amnistía.

El resto del independentismo se ha mostrado más beligerante. Por ejemplo, la vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha descalificado la idea de "reencuentro" propuesta por Sánchez: "La agenda del reencuentro es un cuento". Para los de Carles Puigdemont, si Sánchez tiene una propuesta, que vaya "al Parlament" y no al Liceu a explicarla. Tampoco ha quedado muy satisfecha la CUP, porque Carles Riera ha avisado de que el presidente español "se equivoca si cree que hoy aquí se acaba todo". También ha reclamado que el Govern priorice la vía de la "confrontación" contra el Estado en lugar de la del diálogo. La propia CUP, como también la ANC y la Forja, habían convocado una protesta fuera del Liceu contra la presencia de Sánchez en Barcelona.

Los 'comuns': mesa de diálogo

Más allá del independentismo, los indultos también han sido protagonistas en todos los actos políticos del día. Los más satisfechos con el movimiento de Sánchez son los comuns. Su portavoz, Joan Mena, ha celebrado que "será la semana de la libertad de los presos políticos" y ha sacado pecho de que Unidas Podemos también forma parte del ejecutivo español. Aún así, ha reclamado al presidente que sea más ambicioso y no se quede solo con la aprobación de la medida de gracia. Para Mena, el paso siguiente tiene que ser activar la mesa de diálogo "cuanto antes mejor".

Si los comuns expresaban satisfacción, la derecha española ha mantenido el discurso antiindultos sin variar ni una coma. El líder de los populares, Pablo Casado, ha pronosticado que provocarán "un segundo Procés" con el que el independentismo volverá a intentar materializar la independencia. También la líder de Cs, Inés Arrimadas, ha criticado a Sánchez por ponerse junto a los "colpistas", mientras que el líder de Vox en Catalunya, Ignacio Garriga, ha replicado al presidente español que indultar "no es concordia, son favores políticos".

stats