L'Hospitalet de Llobregat
Política 12/07/2022

Archivada la causa contra Núria Marín por el caso del Consell Esportiu de L'Hospitalet

La jueza acepta la petición de la Fiscalía y concluye que no hay indicios de que la alcaldesa cometiera ningún delito

4 min
La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, el abril del 2021 llegando al juzgado para declarar por el caso del Consejo  Deportivo

BarcelonaEl juzgado de instrucción número 2 de L'Hospitalet de Llobregat ha archivado la investigación contra la alcaldesa de la ciudad, la socialista Núria Marín, en la causa por el presunto desvío de subvenciones al Consell Esportiu. La jueza admite la petición de la Fiscalía y de la defensa de Marín –la acusación particular se oponía a estas– al no ver "debidamente justificada la perpetración del delito". "De las pruebas practicadas y analizadas, la actuación de la señora Núria Marín [...] no puede ser calificada de delito", concluye en la interlocutoria, a la cual ha tenido acceso el ARA, y afirma que cuando la alcaldesa tuvo conocimiento de posibles irregularidades en el Consell, "adoptó las medidas que estimó necesarias para averiguar los hechos". La jueza tampoco ve indicios de que Marín, que también es presidenta de la Diputació de Barcelona y vicepresidenta del PSC, cometiera prevaricación o malversación.

El archivo es de carácter provisional y la jueza ha dado ahora cinco días a las partes para que, si así lo consideran, presenten recurso, si bien fuentes municipales dan por hecho que esta vía no tendría ningún recorrido. La decisión conocida este martes ya es, de hecho, una victoria para la alcaldesa, que en todo momento ha defendido su inocencia. En sus declaraciones primero ante la Policía Nacional y, en abril pasado, en sede judicial, aseguró que no restó pasiva cuando el regidor socialista Jaume Graells –ahora candidato de ERC en L'Hospitalet– la alertó de las posibles anomalías en el organismo deportivo. Después de una larga instrucción, entre declaraciones, análisis documental y el vaciado de dispositivos móviles, como el de la misma Marín, ahora la jueza le da la razón: "No se aprecia ningún ánimo de ocultar los hechos".

"Siempre he tenido la tranquilidad de haber hecho bien las cosas en cada momento y la justicia así lo reafirma", ha reaccionado la alcaldesa desde Twitter al poco de conocer la noticia, y no se ha ahorrado críticas a los que, como Graells, la acusaban de haber delinquido: "Los juicios mediáticos con cálculo electoralista no tienen recorrido", ha dicho. Graells, que dejó el acta en el Ayuntamiento y rompió en pedazos el carné del PSC en el mes de mayo –poco antes de hacer el salto a las filas republicanas–, siempre ha defendido que tuvo que insistir a la alcaldesa sobre las posibles irregularidades y que al ver que no se tomaba ninguna decisión decidió presentar una denuncia a la Policía Nacional. En su interlocutoria, sin embargo, la jueza recuerda que Marín "convocó una reunión con el denunciante, posteriormente con la secretaria del Ayuntamiento" y que, finalmente, encargó una auditoría del ente deportivo y una revisión de las subvenciones.

Aquella auditoría no se finalizó porque los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) irrumpieron antes en la oficina del Consell para registrarla y requisar información. "Una vez judicializada la causa, [Marín] se inhibió de cualquier actuación más dentro del consistorio, puesto que, tal como ella misma manifestó al señor Graells, ya no podían actuar si estaba abierta la vía penal para la investigación de los hechos", señala ahora la jueza, que también desvincula a la dirigente socialista de las posibles irregularidades para las cuales continúan investigados dos antiguos miembros de su gobierno: el exteniente de alcalde y exlíder del PSC en L'Hospitalet, Cristian Alcázar, y el exconcejal socialista Cristóbal Plaza, para los cuales la Fiscalía pide 4 años y medio de prisión. "[Marín] actuó de conformidad a su cargo tanto en la tramitación de las subvenciones como en el hecho de formar parte de las asambleas generales del Consell Esportiu", asegura el escrito de la juez, que añade que, por el hecho de ser un ente "externo" del ayuntamiento, la alcaldesa no intervenía en la concesión de las subvenciones bajo sospecha.

Oxígeno para las municipales

La portavoz parlamentaria del PSC, Alícia Romero, ha aplaudido en rueda de prensa el archivo de la causa destacando la actitud "transparente" de la alcaldesa: "Se demuestra su inocencia y su buen hacer", ha dicho en rueda de prensa desde la cámara catalana, donde ha confirmado que Marín comparecerá en comisión como estaba previsto –una petición que hizo ERC y que no gustó al PSC– porque "no tiene nada que esconder". En el partido, que desde el primer momento hizo piña con la vicepresidenta, había el convencimiento que la investigación acabaría archivada, pero fuentes socialistas celebran que este momento haya llegado antes de las municipales de mayo del 2023. Consideran, en este sentido, que Marín sale reforzada de cara a intentar repetir la mayoría absoluta que ya consiguió en 2019.

Habrá que ver en todo caso cómo acaba la causa contra Alcázar y Plaza, que ya dimitieron en diciembre del 2020 y en abril pasado, respectivamente. El ministerio público los ve responsables del desvío de fondos del Consell Esportiu y, en la primera pieza que llegará a juicio, los acusa de haber simulado el despido de Plaza como directivo del Consell Esportiu para que así pudiera cobrar una indemnización de 47.147 euros. También habrá que esperar si, a pesar del archivo, Graells mantiene la batalla contra los socialistas, a quienes después de dejar el partido acusó de "castigar" a quien denuncia la corrupción y de ser "pasivo con quien delinque". A pesar de la decisión judicial, ERC en L'Hospitalet ya ha insistido en la "inacción" de Marín en el caso y ha denunciado que en dos años desde que estalló no ha "dado la cara" ni asumido "ninguna responsabilidad". "Lo seguiremos haciendo", avisan los republicanos.

stats