Diada Nacional
Política 02/09/2022

Dolors Feliu: "La ausencia del 'president' demuestra que no se quiere hacer la independencia ni saldar cuentas con la gente"

Presidenta de la ANC

5 min

BarcelonaDolors Feliu (Roda de Ter, 1964) fue elegida presidenta de la ANC ahora hace casi cuatro meses y este Once de Septiembre afronta su primera Diada al frente de la entidad soberanista. (Las preguntas sobre la ausencia de Aragonès en la manifestación de la Diada han sido añadidas telefónicamente con posterioridad a la entrevista).

El president Aragonès ya ha anunciado que este año no irá a la manifestación. ¿Cómo lo interpreta?

— El espejo que provoca enfrentarse a la gente que quiere la independencia cuando no estás haciendo nada para hacerla es difícil de resistir. El problema quizás lo tiene él. Es un gobernante que no resiste ir con su gente. Se va a Madrid a hacerse la foto con los gobernantes de allí y no es capaz de hacérsela con miles de personas del país que salen a pedir la libertad.

¿Le ha llamado para comunicarlo?

— No, pero era una cosa que hacía días que podíamos intuir.

¿La ausencia del president será un punto de inflexión?

— Cada vez está más claro que estamos solos. Esto deja a la gente como motor para hacer la independencia. Y hacemos un llamamiento más que nunca a la movilización de la gente. Es el president de la Generalitat y ostenta la máxima representatividad de Catalunya. La forma lógica de reivindicar la independencia para todos los políticos que la tienen en su hoja de ruta es venir a la manifestación.

¿Y como reaccionarán ustedes a ello?

— La ausencia del president es un hecho muy significativo de que no se quiere hacer la independencia, que no se quiere saldar cuentas con la gente.

¿Es una manifestación contra los partidos políticos?

— No, es una manifestación para que los partidos hagan aquello por lo que fueron votados, que es la independencia. Pero es verdad que no avalamos el autonomismo que están haciendo los partidos.

¿Se puede hacer la independencia sin la connivencia entre sociedad civil e instituciones?

— Necesitamos que las instituciones estén implicadas en hacer la independencia y si estos partidos que hay ahora no se atienen al mandato del 1 de Octubre, que convoquen elecciones. Se impulsarán listas cívicas para que esta independencia se haga. No podemos quedar cautivos de una serie de partidos que dicen una cosa y después no la hacen. La gente es perfectamente capaz de articular nuevos proyectos para que efectivamente las instituciones también estén comprometidas con la independencia de Catalunya, en un procedimiento totalmente democrático para que podamos ser reconocidos ante el mundo.

¿Ponen sobre la mesa, pues, una cuarta lista independentista?

— Exacto. Si los partidos no hacen la independencia, que tengan claro que no nos quedaremos sin alternativa y que la gente les pasará por encima. Si la gente quiere la independencia tiene que salir a la calle a pedirla, se tienen que hacer proyectos y saldremos y la haremos.

Por lo que dice parece que sea una cuestión de voluntad y no de capacidad. ¿La candidatura solo tendría un punto, la independencia?

— Sí. El 1 de Octubre ya llegamos muy lejos. No acabamos de hacerla, pero sabemos qué pasó. Sabemos cuál es el comportamiento del estado español y sus tácticas de represión y cómo se comportaron el resto de estados europeos. Pero también sabemos que en aquel momento tuvimos miedo de hacer la independencia y ahora tenemos cinco mil represaliados y una sociedad totalmente reprimida y tensa. Nosotros sí que tenemos proyecto para hacer la independencia y nos dirigimos a la gente.

¿Por eso decía que unas elecciones ayudarían a medir fuerzas?

— Medirían la voluntad de independencia de la gente del país. Si los partidos realmente tienen un proyecto, magnífico, queda todavía un tiempo de legislatura. Pero que no se piensen que pueden ir pasando elecciones tras elecciones tan tranquilamente engañando a la gente.

¿El grito para la Diada es "Queremos la independencia" o "Partidos, haced la independencia"?

— El grito es "Queremos la independencia" y el Once de Septiembre es un momento para que el resto del mundo vea que estamos alzados y que continúa esta voluntad. En estos momentos parece que ya no haya problema con la mesa de diálogo y los apretones de manos entre el gobierno español y el catalán. Y sabemos que no es así, porque el estado español ha dicho claramente que no quiere hablar de referéndum ni tampoco de amnistía. Si queremos que se sepa que continúa viva la voluntad de hacer la independencia, tenemos que salir a la calle por la Diada y no quedarnos en casa haciendo un tuit enrabiado.

¿Los partidos han dejado de sentirse presionados por la gente?

— Tras cada manifestación hasta el 2017 hubo alguna reacción política, ya fuera la convocatoria de elecciones, la consulta o el referéndum.

¿Y desde el 2017?

— No se ha dejado de salir. Yo creo que estamos en una situación de desaliento creada por no haber conseguido la independencia, pero el año pasado ya se vio que volvíamos a salir a pesar de la pandemia, y ahora tenemos que estar ahí.

Dolors Feliu, presidenta de la ANC

¿Quanta gente cuentan que se manifestará la semana que viene?

— Esperamos una gran movilización. No quiero comparar con otros años. En estos momentos estamos cerca de los 100 autocares, más o menos como el año pasado.

¿Habrá políticos en la manifestación?

— No los hemos invitado. Nosotros lo que queremos es visualizar que la gente quiere que se haga la independencia y también es un mensaje hacia los partidos: si no la hacen les pasaremos por encima.

Junto ha hecho un ultimátum a ERC antes de decidir si sale del Govern. ¿Sería negativo para el independentismo que se rompiera el ejecutivo?

— Lo primero que debe haber es un proyecto para la independencia. Si se rompe porque no hay proyecto y el resultado es que se decide hacer un proyecto con la gente puede ser positivo y ya nos habremos quitado un poco las caretas. Si sirve para que se pongan las pilas los que ahora escuchan cantos de sirena sería positivo. Se rompa o no, si conseguimos que se hable de este proyecto ya será positivo.

El president y los consellers dicen que se tiene que gestionar el día a día.

— Hay muy poco margen de decisión dentro de la Generalitat hoy en día, y nos lo demuestra el hecho de que el Parlament ha aprobado leyes de emergencia habitacional, de pobreza energética, que fueron declaradas inconstitucionales porque nos dijeron que no éramos competentes para hacerlas. No podemos regular el mercado laboral ni tomar medidas contra la inflación cuando los precios están subiendo un 10 %, por no hablar del déficit de infraestructuras. Gestionar el día a día no es una opción a largo plazo. Se tiene que hacer, pero hay poca capacidad de decisión y no nos podemos entretener.

¿Se está gestionando bien la suspensión de la presidenta del Parlament?

— La represión esta vez ha caído sobre la presidenta del Parlament, y hasta que no hagamos un proyecto para la independencia no saldremos adelante.

stats