Terrorismo de estado
Política 08/11/2022

Barrionuevo incomoda al PSOE con la justificación de los GAL

Marlaska lo ve de una "gravedad máxima", y el gobierno vasco dice que el exministro "humilla" a las víctimas

3 min
Felipe González, con José Barrionuevo.

MadridEl exministro del Interior José Barrionuevo, condenado por los GAL a diez años de prisión, justificaba este domingo haber estado detrás del terrorismo de estado que intentó acabar con ETA. En una entrevista en El País , Barrionuevo admite la "guerra sucia" contra la organización terrorista, que la policía tenía "cierta autonomía" para sacar adelante sus acciones y que fue él quien ordenó liberar a Segundo Marey, al que la policía detuvo y retuvo durante días por error. "Los etarras decían que era una guerra. Yo no podía actuar contra los que están disparando desde mi trinchera, aunque disparen algún tiro equivocado", dice, por ejemplo, Barrionuevo. Las palabras del exministro socialista han levantado polvareda y enorme rechazo entre diferentes dirigentes políticos, sobre todo del País Vasco; entre las asociaciones de víctimas del terrorismo, y también han incomodado al PSOE. Los socialistas han mantenido silencio durante horas y el único que se ha referido a ello este lunes ha sido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha considerado de "una gravedad máxima" las declaraciones de Barrionuevo.

"Los GAL los denominaría actuaciones terroristas, como dijo la justicia", ha afirmado Marlaska, que se ha desmarcado totalmente de uno de sus predecesores en el cargo y ha recordado que a ETA se la "derrotó" con "el estado de derecho". Marlaska ha contestado así a las preguntas que le han formulado los periodistas después de un acto en Cuenca, a diferencia de la portavoz del PSOE, Pilar Alegría, que no se ha pronunciado sobre la cuestión en la rueda de prensa de este lunes. Los socialistas, de hecho, no han dado la palabra a los periodistas vascos que querían preguntarle sobre este tema. Sí se han pronunciado desde el PSE, que han salido en tromba contra Barrionuevo.

Se ha referido a la cuestión a primera hora de este lunes en Radio Euskadi Rafaela Romero, diputada de Guipúzcoa, que ha comparado los ongietorri con las palabras del exministro socialista, y poco rato después también lo ha hecho el líder de los socialistas en Euskadi, Eneko Andueza: "Son unas declaraciones inaceptables que pretenden justificar hechos muy graves, repugnantes, que van en contra de la democracia y el estado de derecho". En un vídeo hecho público a través de Twitter, Andueza pide que la justicia "determine" si de las palabras de Barrionuevo "se deriva alguna responsabilidad".

Desde el gobierno Vasco –formado por el PNV y el PSE–, su portavoz, Bingen Zupiria, también ha cargado contra las palabras de Barrionuevo porque considera que "humillan" a las víctimas. "El gobierno Vasco exige reparación, justicia, verdad y solidaridad con todas las víctimas; la violencia es inaceptable y la violencia de estado es, además, ilegal e ilegítima", ha afirmado en una entrevista a Radio Euskadi.

Desde la izquierda abertzale, el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha censurado que Barrionuevo haya "reivindicado el terrorismo de estado" con "total impunidad", ha afirmado en un tuit. Además, la formación ha pedido la comparecencia de Barrionuevo en el Congreso para que explique sus declaraciones, pero también la del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para que las valore y también explique si se pueden derivar "consecuencias" con la actual ley de memoria democrática ya vigente. El PNV, por su parte, también tiene previsto preguntar a Bolaños en el Senado sobre si investigará las declaraciones de Barrionuevo.

Las asociaciones de víctimas del terrorismo también han censurado las palabras de Barrionuevo. Covite, en un tuit, las ha considerado "absolutamente inaceptables e indignas". "Los GAL nunca habrían tenido que existir. Fueron un error y un horror. Es lamentable que haya quien los defienda", ha asegurado. La Fundación Fernando Buesa se ha pronunciado casi en los mismos términos. "Es profundamente ofensivo y doloroso para las víctimas de los GAL y para la sociedad leer esta entrevista", ha afirmado también en un tuit, además de calificar de "inaceptable e indigno defender la guerra sucia contra ETA en un país democrático".

stats