Política 12/04/2021

Las bases de la CUP instan a decidir ya si se entra o no en el Govern

Partidarios y detractores de asumir responsabilidades rechazan que la decisión se adopte a media legislatura

3 min
Los nuevo diputados de la CUP durante la rueda de prensa de este jueves al Parlamento
Disponible en:

Las bases de la CUP no quieren esperar para aclarar cuál será el papel de la formación esta legislatura. El preacuerdo subscrito con ERC dictamina que su grado de implicación en la gobernabilidad dependerá del cumplimiento de los compromisos a los que se ha llegado con la formación de Oriol Junqueras, pero la militancia considera que esta es una decisión que se tiene que abordar ya y no a media legislatura. Y esta demanda llega, según ha podido saber el ARA, tanto de los que son partidarios de entrar en el ejecutivo como de los que defienden mantenerse en la oposición. Los primeros consideran que se ha pospuesto un debate que estaba encima de la mesa antes de las negociaciones y los segundos que no se ha hecho caso a la resolución aprobada en el consejo político previo a la campaña, que rechazaba compartir gobierno con las dos grandes fuerzas independentistas. El malestar con el equipo negociador es latente porque unos y otros creen que la apuesta por presidir el Parlament o por convertirse en socio estable del nuevo ejecutivo se ha tomado sin discutirlo previamente en clave interna en un juego de equilibrios para no provocar ninguna rotura.

Ante este escenario, algunas asambleas territoriales y organizaciones que configuran la lista han decidido pasar a la acción y han presentado documentos a favor y en contra de entrar en el Govern, que ya se pusieron sobre la mesa el pasado sábado en la coordinadora abierta parlamentaria (COP), el nuevo órgano de gobernanza de la candidatura fruto de la coalición con Guanyem. El objetivo es que se lleven a votación en las semanas próximas en las asambleas abiertas parlamentarias (AOP), a pesar de que todavía se tiene que concretar cómo se eleva el debate a las asambleas y si se acaba planteando con una pregunta binaria. Fuentes de la dirección rebaten que "discutir sobre entrar en el Govern no es reabrir ningún debate" porque era una cuestión que había que abordar, a pesar de que en diferentes entrevistas los nuevos diputados de la formación han ido reiterando que la decisión dependería de cómo evolucionaba la legislatura.

Documentos sobre la mesa

Tres de los textos a debate rechazan de manera tajante asumir responsabilidades de gobierno. El primero es de la asamblea territorial de Barcelona, que aboga por seguir en la oposición para evitar el desgaste que implicaría tener que asumir las renuncias que se puedan producir durante la legislatura si no se cumplen los compromisos acordados en un contexto que puede hacer divisar fuertes recortes. Este documento, que contará con el aval de Endavant, uno de los dos grandes sectores de la CUP, remarca que la CUP acabará absorbida por la dinámica gubernamental y saldrá malparada asumiendo consejerías que se pueden convertir en una patata caliente. También defiende seguir en la oposición para evitar que en la oposición no haya ningún partido independentista, hecho que podría dar aire a los comunes. Lluita Internacionalista va más allá y exige que la CUP no entre en el ejecutivo y que reconsidere el pacto de legislatura sellado con los republicanos. También Pirates, con más matices, se opone a dar este salto.

El otro gran sector de la CUP, Poble Lliure, en cambio, considera que solo si se entra en el Govern se podrá fiscalizar el preacuerdo con ERC para evitar que los compromisos queden en papel mojado. Guanyem, la confluencia municipalista liderada por la cabeza de lista de la candidatura, la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabater, también abre la puerta a asumir responsabilidades siempre que se mejore el acuerdo con ERC aferrándose al hecho de que un 85% de la militancia así lo solicitó en la votación interna para validar el entendimiento con los republicanos al considerar que era insuficiente.

stats