Poder judicial
Política 21/04/2021

Campo defiende el sistema de elección del CGPJ a pesar de la petición de la UE

Casado promete renovar el órgano "mañana mismo" si Sánchez se compromete con la despolitización

3 min
El ministro de Justicia , Juan Carlos Campo, en Pamplona

MadridDespués de difuminar la participación de Podemos en las negociaciones y retirar la polémica reforma de la ley orgánica del poder judicial (LOPJ), solo una condición separa PSOE y el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial. Públicamente desde los dos lados se dice que "mañana mismo" podría haber acuerdo, pero continúa habiendo obstáculos. El tercer requisito que plantea la formación de Pablo Casado es que el gobierno español se comprometa a despolitizar el órgano y se avenga a aplicar progresivamente una serie de reformas que garanticen la independencia judicial. Una serie de reivindicaciones que se han convertido ahora en urgentes para el PP a pesar de que el sistema actual está vigente desde el 1984.

Aun así, llegan en sintonía con lo que pide Bruselas. Este martes el comisario de Justicia de la Unión Europea, Didier Reynders, reclamó a los partidos que renueven de una vez el CGPJ, pero también hizo una petición: una "reforma estructural" que haga que los propios jueces escojan directamente al 50% de los vocales. Ahora hay 12 miembros del órgano de gobierno de los jueces provenientes de la carrera judicial, pero la reforma de la LOPJ del 1984, durante el gobierno de Felipe González, estableció que el Congreso y el Senado escogerían definitivamente a estos candidatos, previamente seleccionados por los jueces. La apuesta de Reynders coincide con la que el lunes lanzaron tres de las cuatro asociaciones judiciales españolas –Asociación Profesional de la Magistratura, Foro Judicial Independiente y Asociación de Jueces Francisco de Vitoria.

Lejos de recoger el guante, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, se ha limitado a calificar de "legítimas" las reivindicaciones de estos colectivos, pero ha ignorado que Reynders se ha expresado en el mismo sentido. En una conferencia organizada por Foro SER Navarra, ha negado que el sistema actual de elección de los vocales "rompa el estado de derecho" y ha dicho que "garantiza la independencia judicial", además de recordar que está avalado por el Tribunal Constitucional. Campo ha querido destacar que la UE no ha puesto objeciones a la reforma de la LOPJ que limita las competencias de un CGPJ en funciones y que Reynders hizo un llamamiento a renovar el órgano.

"Si Sánchez refuerza la independencia judicial y la separación de poderes, mañana mismo se puede renovar el CGPJ", ha asegurado Casado en declaraciones a los medios desde el patio del Congreso. El líder del PP ha recordado las cinco reformas que quiere introducir: garantizar la imparcialidad de la Fiscalía –a raíz del nombramiento de la exministra de Justícia Dolores Delgado como fiscal general del Estado–, que las decisiones del CGPJ se tengan que tomar con una mayoría de 3/5 partes para acabar con los dos bloques, que los 12 vocales de la carrera judicial sean escogidos por los mismos jueces, que los jueces no entren en el CGPJ en la cuota de juristas y que ex políticos no puedan ser vocales.

Estos dos últimos requisitos frustraron la renovación hace unas semanas, cuando parecía que el acuerdo estaba a punto de alcanzarse. El PSOE planteaba la candidatura de José Ricardo de Prada –magistrado de la Audiencia Nacional que redactó la sentencia de la Gürtel– para ocupar una de las ocho plazas para juristas; y también la de Victoria Rosell –juez y ahora delegada del gobierno contra la violencia machista–. "Nos volvimos a levantar", ha reconocido el presidente de la formación conservadora, porque creía que con estos dos nombres no se contribuía a la despolitización. En relación a la elección de los 12 vocales directamente por parte de los jueces, el PP asume que no se podría aplicar para la renovación actual, pero como mínimo quiere arrancar el compromiso del PSOE que se avendrá a negociarlo de cara al próximo cambio al CGPJ.

Arrimadas pide una negociación a tres bandas

Si hay una formación que ha criticado el reparto de sillas entre PSOE y PP es Cs, y su presidenta, Inés Arrimadas, no ha querido dejar escapar la oportunidad para reclamar un cierto protagonismo. Después de que Europa haya adobado el terreno para que cambie el sistema de elección, este miércoles la líder naranja ha anunciado que se ha puesto en contacto con el presidente español, Pedro Sánchez, y Casado para constituir una mesa a tres bandas para negociar estas reformas. Arrimadas ha justificado su participación recordando que la familia de los liberales –que integra Cs– es una de las más importantes en Bruselas, junto con la socialdemócrata y la conservadora. Mirando a su bancada del Congreso no puede hacerlo.

stats