Política 03/10/2021

Casado promete hacer volver a Puigdemont a España si llega a la Moncloa

El líder popular recupera el discurso más duro contra el independentismo para llegar a la Moncloa

4 min
Pablo Casado en la plaza de toros de Valencia, donde el PP ha clausurado su convención

ValenciaComo en los momentos más dulces del PP, Pablo Casado ha elegido la plaza de toros de Valencia para relanzar su liderazgo a dos años de las elecciones generales. Hace tres años que el actual presidente del PP asumió las riendas y es ahora cuando el partido se ha visto capaz de hacer una demostración de fuerza en un espacio icónico para los conservadores. Un espacio donde el expresidente Mariano Rajoy ya había llenado en las últimas campañas electorales que lo habían llevado a la Moncloa. Y es justamente la estrategia de Rajoy durante el 1-O la que Casado ha querido reivindicar –a pesar de que él mismo había sido crítico al respecto– para recuperar su discurso más duro contra el independentismo el día que ha oficializado su carrera para llegar a presidir el gobierno español. "Hicimos lo que teníamos que hacer y lo volveríamos a hacer", ha afirmado.

"Catalunya es libre porque es española y lo seguirá siendo a pesar de los indultos y la mesa de la vergüenza", ha subrayado. Ninguna concesión al independentismo y defender el constitucionalismo en Catalunya y en el Estado empieza, para Casado, haciendo volver a Carles Puigdemont a España. Y él se ha comprometido a hacerlo. "Llevaremos a Puigdemont al Supremo aunque tengamos que viajar al último país de Europa", ha prometido. De hecho, Casado ha vuelto a poner en entredicho las decisiones de diferentes países europeos de no extraditar a Puigdemont y ha avisado de que si llega a la Moncloa hará "respetar" la justicia española en Europa.

Las palabras de Casado las han aplaudido los miles de personas que han llenado la plaza de toros con gritos, también, de "Puigdemont a prisión" y de "Pablo presidente". "Dejaremos de defender España con una mano atada a la espalda", ha denunciado, después de hacer un llamamiento para crear un "nuevo constitucionalismo militante" que blinde la actual Constitución. "La deslealtad ni se premia ni se negocia, se derrota", ha añadido. El líder popular ha prometido hacer cumplir la ley, ha cargado contra la inmersión lingüística y, de hecho, se ha comprometido a hacer vehicular el castellano en las escuelas y también en las administraciones.

Casado, además, ha aprovechado que este domingo es 3 de octubre para reivindicar la figura del rey Felipe VI. "Lealtad y adhesión a su majestad el rey Felipe VI", ha afirmado para defender uno de los pilares de la Constitución. "Somos el partido que paró el plan Ibarretxe y el plan Puigdemont. A uno lo mandamos a casa y al otro a la prisión. O sea que ninguna lección de constitucionalismo a este partido", ha dicho también Casado en alusión velada a Vox. Los de Santiago Abascal han acusado a los populares de "cobardes " en varias ocasiones por haber permitido el 1-O.

Llamamiento a liberales, conservadores y socialdemócratas desencantados

Casado ha querido que el baño de masas –han accedido al recinto unas 9.000 personas y se han quedado fuera unas 3.000, según la organización popular– de este domingo sea una inyección de moral y de fuerza para su camino hacia la Moncloa. Un trayecto que ha quedado, por ahora, sin obstáculos después de que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, desvaneciera todas las dudas y le dejara vía libre. Para llegar a la presidencia, Casado ha apelado a liberales, conservadores y socialdemócratas desencantados con los pactos de los socialistas con el independentismo. "El PP se fundó para unir todo lo que estuviera a la derecha del PSOE, pero ahora también tenemos que conseguir la unión de todos los constitucionalistas", ha defendido.

El objetivo de los populares era demostrar que su PP también puede volver a llenar recintos como esta plaza de toros como han hecho sus predecesores –José María Aznar llegó a llenar también el estadio de Mestalla– y aprovechar, también, para preparar el terreno en el País Valenciano por si el presagio de un adelanto electoral acaba siendo real. Los dirigentes del PP valenciano que lo han precedido han recordado el legado del exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá. Además, el partido también ha hecho sentar en la plaza al expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps. "Quien ningunea a la Comunidad Valenciana, ningunea a España. Si retrocede la Comunidad Valenciana, retrocede España. Para que España avance, el camino empieza en la plaza de toros de Valencia", ha afirmado el líder del PP valenciano, Carlos Mazón. Casado ha insistido en ello y, además, ha ridiculizado los Països Catalans. "Para lengua y cultura, la valenciana", ha acabado.

El PP llena la plaza de toros de Valencia, donde el partido clausura su convención.

El líder popular ha entrado en la plaza de toros en medio de un pasillo de las personas que se han quedado fuera del recinto. "Yo he estado muchas veces aquí fuera, apoderado en elecciones, he estado llenando estadios y ensobrando papeletas", ha dicho Casado recordando sus orígenes y para agradecer a la militancia haber estado este domingo en Valencia, en una plaza de toros donde la organización ha tenido que desalojar la parte superior por cuestiones de seguridad.

stats