Congreso de Junts
Política 09/04/2022

Contactos Turull-Borràs de cara en el congreso de Junts

El 'exconseller' valora si opta a la secretaría general mientras la presidenta del Parlament también aspira a tener un rol en el partido

3 min
Miting de Juntos con Jordi Turill y Laura Borras

BarcelonaEl anuncio de Jordi Sànchez de que no se volvería a presentar a la secretaría general ha cambiado el escenario del congreso de Junts, que se tiene que celebrar en junio. Si antes de que él se echara a un lado se perfilaba una alianza entre el exconseller Jordi Turull y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, para desbancarlo, sin él en la ecuación este tándem ha perdido parte del sentido. Tanto es así que ahora se han disparado las opciones sobre quién puede optar a los máximos cargos orgánicos del partido y cuando quedan dos meses para el cónclave está todavía todo abierto. En este contexto, según varias fuentes consultadas, Turull y Borràs han mantenido contactos en las últimas horas para abordar los diferentes escenarios que se abren a partir de ahora. Para intercambiar cuáles son las preferencias de cada uno y valorar si se necesitan el uno al otro o no.

¿Por qué es relevante que se produzcan estos contactos? La paradoja es que, si bien se oponían a la secretaría general de Sànchez, los dirigentes que los apoyan representan dos cosas diferentes: los turullistas (es decir, los dirigentes de su entorno) y los cargos ex-CDC abanderan el pragmatismo –mucho más que el propio Turull– y son firmes partidarios de mantenerse en el Govern, mientras que el entorno de Borràs se caracteriza por ser el sector más duro de Junts y propugnan de manera periódica el debate sobre si hay que salir de la Generalitat. Por lo tanto, los dirigentes que tienen detrás no tienen nada que ver, pero la cuestión es si consiguen llegar a un reparto de roles de manera consensuada o hay un enfrentamiento.

En las próximas semanas, el exconseller tiene que decidir si se presenta o no a la secretaría general. Y Borràs tiene que aclarar si opta a la presidencia en caso de que el actual presidente de Junts, Carles Puigdemont, lo deje o si también intenta ser secretaria general del partido. Sus preferencias son claves para que acabe cuadrando (o no) el rompecabezas después de que el secretario general saliente, Jordi Sànchez, pidiera una única candidatura. "Estoy al servicio y a disposición", afirmaba recientemente la presidenta del Parlament en una entrevista al Nacional sobre su rol en el partido, que puede acabar siendo su lugar de proyección pública en función de cómo acabe el caso de la Institución de las Letras Catalanas: si el Tribunal de Justicia de Catalunya le abre juicio oral quedará en manos de la oposición, Esquerra y la CUP si queda suspendida como diputada.

La decisión de Turull

Ahora mismo Turull está valorando si presentarse. "No lo tiene decidido", aseguran varias fuentes consultadas, que opinan que antes de dar cualquier paso se quiere asegurar que no tendrá oposición. El exconseller tiene presente lo que pasó en 2016: cuando todo apuntaba a que sería el secretario general del PDECat, tuvo que echarse a un lado porque el entonces presidente, Carles Puigdemont, y el expresidente Artur Mas bendijeron el tándem Marta Pascal - David Bonvehí. En cualquier caso, ahora cuenta con el apoyo de buena parte de los cargos de gobierno que provienen del PDECat y del territorio, también de independientes como del conseller de Economía, Jaume Giró, o del secretario general saliente, Jordi Sànchez, que en su última entrevista a Els matins de TV3 ya dijo que "indubitablemente" Turull podía liderar la formación.

Ahora bien, ¿los dirigentes que se incorporaron en 2017 en el espacio posconvergente bajo el liderazgo de Carles Puigdemont aceptarán que Turull y los turullistas dominen el partido? Algunas fuentes apuntan a que no, con el argumento de que los dirigentes del 1 de Octubre tienen que echarse a un lado ya y señalando su pasado en la antigua Convergencia. Lo apuntaba recientemente el exvicepresidente del Parlament Josep Costa, que a pesar de no ser militante de Junts tiene ascendencia en un sector del partido. "Hoy es un buen día para explicar que durante la legislatura en la que fui diputado algunas de las peores presiones para hacernos recular y acatar salieron de las prisiones. Por eso es una buena noticia que se vayan apartando de la primera línea los líderes que están en libertad condicional", dijo el día que Sànchez anunció que no optaría de nuevo a la secretaría general.

En este sentido, se promueven alternativas –aunque ellos no hayan dado el visto bueno– como el actual portavoz de Junts, Josep Rius. O el vicepresidente, Jordi Puigneró, que, según su entorno, tiene que decidir si quiere o no tener un rol en el partido (ahora no es miembro de la dirección). En cualquier caso, también asumen que, si Turull diera el paso, ellos no presentarían batalla pública contra él. Quien sí que podría hacerlo es el diputado Jaume Alonso Cuevillas, del entorno directo de Borràs, que ya valoró dar el paso en el congreso fundacional del año 2020.

stats