Política 26/03/2021

La CUP reclama "valentía" y confrontación "democrática" a ERC y JxCat para iniciar una "legislatura de conflicto"

Sabater saca pecho por el preacuerdo con los republicanos: "Esta vez hemos sido los primeros"

3 min
Sabater, durante el debate de investidura

"Esta tiene que ser una legislatura de conflicto y enfrentamiento". La candidata de la CUP, Dolors Sabater, ha hecho un llamamiento a las dos grandes fuerzas independentistas a poner las bases para iniciar una nueva etapa de confrontación con el Estado y ha defendido "no pasar la página del 1-0 o del 3-O, sino seguir estando para preparar un nuevo embate". Después de recordar que las urnas han dibujado "una mayoría independentista y de izquierdas", ha reclamado a ERC y JxCat "valentía y confrontación democrática" para abrir un nuevo ciclo tanto en el ámbito nacional como social, dos luchas que, ha recordado, son "inherentes". "Cuanto más obedecíamos más nos maltrataban, como decía Rosa Parks", ha subrayado para exigir determinación a los grandes partidos independentistas.

"Hay que recuperar la iniciativa del independentismo con una estrategia unitaria que supere rencores y heridas", ha añadido en su intervención en el debate de investidura. El exalcaldesa de Badalona ha instado a las dos grandes fuerzas independentistas a dejar atrás los desencuentros para tejer una estrategia conjunta en la consecución de derechos sociales y en este nuevo embate con el Estado: "Hay que acabar con las batallitas y los reproches para que esta no sea una legislatura de retroceso como la pasada". Así, la CUP ha planteado la legislatura en dos fases: en la primera hasta 2023 para hacer frente a los problemas sociales, y en la segunda, para profundizar en la resolución del conflicto político.

Sabater ha advertido que el preacuerdo con los republicanos es solo "un acuerdo de mínimos y un punto de partida", pero ha reiterado que piensan votar favorablemente a la investidura de Pere Aragonès después de que este jueves lo ratificara la militancia. En un mensaje explícito a JxCat, que rehusa de momento sumarse al entendimiento, la candidata de la CUP ha sacado pecho por el preacuerdo subscrito con ERC. "Esta vez traemos los deberes hechos. Hemos sido los primeros en hacerlos, a pesar de que muchos nos acusan de entorpecer las decisiones por nuestro carácter asambleario", ha remachado Sabater. En este sentido, ha expuesto cuál será el rol de los cupaires. "Venimos a condicionar y empujar al nuevo Govern en la consecución de derechos que el marco jurídico español chafa", ha espetado mientras ha instado a los comunes a luchar para derrocar el régimen y no a apuntalarlo .

Aragonès se compromete a ser "fiel" al acuerdo subscrito

Después de agradecer el voto favorable de la militancia de la CUP a su investidura, Aragonès, en el turno de réplica, ha reconocido que el pacto con los cupaires es "un acuerdo de mínimos" porque proviene de puntos "distantes", pero ha subrayado que abre las puertas a la transformación social a pesar de que ha admitido que hay que desarrollarlo mejorarlo y que "no es un cheque en blanco". En cualquier caso, Aragonès se ha comprometido a ser "fiel al acuerdo firmado" para revertir las desigualdades. Guiñando el ojo a los cupaires con un discurso muy crítico con el sistema capitalista a pesar de presentarse como socialdemócrata, Aragonès ha equiparado el pacto con la CUP con el Frente Amplio de Tabaré Vázquez en Uruguay y ha defendido el rescate social que plantea la CUP. "Hace falta una reforma profunda del sistema", ha dicho.

En la segunda intervención, la cabeza de lista de la CUP por Tarragona, Laia Estrada, ha avisado a Aragonès que reclaman un cambio de raíz del sistema. "No venimos a hacer que las cosas se hagan igual pero mejor, venimos a hacer una enmienda a la totalidad a un régimen y esperamos que cumplan el acuerdo y a Junts que lo mejore", ha afirmado de manera irónica. A los de Carles Puigdemont, en clave nacional les ha reprochado su gestión posterior al 1-O por cuestionar su determinación a la hora de lograr la independencia. "Hablan de los errores del pasado, pero el 3-0 no se proclamó la República como estaba acordado y el 10-O se suspendió siete según después", ha espetado la exconcejala por Tarragona en el discurso público más crítico de los cupaires con el Procés. "Tampoco dependía de la CUP que Jordi Turull no fuera a la prisión, pero sí [depende] de ustedes dejar de represaliar a independentistas", ha concluido en sus reproches a JxCat.

stats