PP y Vox descartan articular una mayoría para investir Isla

El PSC se abre a negociar la mesa del Parlament con los populares, que no se pronuncian

3 min
Los líderes del PP y Vox en Cataluña, Alejandro Fernández e Ignacio Garriga

BarcelonaEl nuevo Parlamento dibuja tres mayorías que harían Isla presidente pero que, por la negativa de uno u otro actor, parecen hoy por hoy imposibles: el tripartito, del que Esquerra se desentiende; la sociovergencia, que Junts dice que descarta; y que Vox y el PP faciliten una investidura del PSC para que no dependa de votos independentistas. El tercero es un escenario más que negado, pero incluso representantes del españolismo más ultra no lo ven con malos ojos.

Es el caso de Alejo Vidal-Quadras, el histórico dirigente del PP catalán durante la primera etapa de Aznar y fundador de Vox. Esta mañana ha recomendado a las dos formaciones que ofrezcan su apoyo a un gobierno en solitario del PSC, bajo la condición de que adopte "una serie de medidas en política económica, fiscal, lingüística e institucional". "Si se niega", continúa Vidal-Quadras, "queda retratado", ha asegurado en un mensaje a X.

La posibilidad de que esta combinación sumase ha planeado sobre la campaña, y ambas formaciones se han encargado de negarla hoy de nuevo. "Mientras Puigdemont tenga la clave de la política española, es inviable que nosotros lleguemos a un acuerdo con el PSC", ha afirmado esta mañana el cabeza de lista popular, Alejandro Fernández, en Catalunya Ràdio.

Sin embargo, la portavoz de los socialistas, Núria Parlon, no ve tan lejos a los populares. Aunque "no se plantea hacer pactos de gobierno" con los populares, abre la puerta a otros acuerdos "para la mesa del Parlamento, o en otras cuestiones". La reiterada negativa de los populares en la investidura contrasta por el momento con el silencio a la hora de recoger, o no, ese guante socialista. Aunque para hacer presidente Illa la condición es clara —“romper todos los acuerdos con los separatistas”— sobre si se abrirían a negociar la mesa del Parlament con los de Salvador Illa en las filas populares han hecho un mutis total. Sería la forma de garantizar que la presidencia de la cámara es socialista si los independentistas unen fuerzas en las votaciones que se realizarán en la sesión constitutiva de la legislatura en menos de un mes.

Más contundente es Vox. El cabeza de lista de la formación, Ignacio Garriga, reiteró esta mañana la posición del partido de extrema derecha. "No podemos apoyar a alguien que se ha hecho suya toda la agenda del separatismo", ha comentado en una comparecencia esta mañana. Sobre las palabras del miembro fundador de Vox, Garriga aseguró no sentirse interpelado. "Vidal-Quadras se refiere a un PSC que no conocemos", ha dicho para cerrar la cuestión. Por tanto, la estrategia de consolidación de la formación ultra en Cataluña pasa por no hacer ninguna concesión a Salvador Illa.

El veto a la hora de negociar es cruzado, y es que Parlon también los descarta a la hora de pactar por hacer presidente Isla. "Fuimos los primeros en decir que no pactaríamos con aquellas opciones que fomentan el odio", ha dicho, en referencia a Vox, pero también a Aliança Catalana. El escenario de un apoyo sin negociar está también descartado por la formación de Garriga, incluso para evitar una repetición electoral, pero sobre si aceptarían la abstención no negociada de la formación, Parlon defiende que no tienen margen de maniobra. "Lo que no podemos hacer es maniatar las formaciones políticas para que no voten lo que quieren", ha planteado.

Pugna por liderar la derecha espanyolista

Uno de los puntos de atención en la noche del 12-M era saber cómo se resolvía la pugna electoral entre ambas formaciones. Al inicio de la campaña las encuestas situaban al PP por delante con cierto margen, pero los últimos sondeos cuestionaban estos buenos augurios para los populares. Incógnita resuelta: el PP vuelve a ser la referencia de la derecha españolista en Cataluña, a pesar de que Vox no ha retrocedido. Garriga hay sacado hierro. "Son nuestros mejores resultados en Catalunya y no planteábamos las elecciones como una confrontación con otros partidos", ha manifestado, mientras que el PP piensa que su proyecto no ha tocado techo. "Puede ser mayoritario como lo fue Ciudadanos en su momento", ha afirmado Fernández.

stats