Política 15/12/2021

El acuerdo ERC-PSOE por el audiovisual prevé "un mínimo" de 15 millones de euros para la producción en lenguas cooficiales

Los republicanos votarán a favor de los presupuestos a pesar de la ausencia de cuotas a Netflix

3 min
Pedro Sánchez saludando Gabriel Rufián después de la votación al Congreso  sobre los presupuestos.

MadridERC y el PSOE han desencallado finalmente un acuerdo por la ley del audiovisual que también incluye el sí definitivo de los republicanos a los presupuestos. "ERC garantiza el catalán en la ley del audiovisual y facilita la aprobación de los presupuestos del Estado para dar un impulso al proceso de negociación", han informado los republicanos en un breve comunicado.

Socialistas y republicanos hace días que negocian de manera discreta después de que el pacto que habían sellado hace unas semanas acabara en papel mojado. La cuota del 6% pactada que las plataformas destinarían a producción en lenguas cooficiales no obligaba a las empresas con sede fuera del Estado, como por ejemplo Netflix y HBO. Sí que se aplicará para las plataformas que tienen sede en el Estado, como es el caso de Movistar y Atresmedia. Por eso la vía para proteger el catalán ha acabado siendo otra: imponer a las grandes plataformas que una parte de sus ingresos vaya destinada a financiar producción europea en estas lenguas.

Según el acuerdo hecho público por Esquerra, las grandes plataformas, tengan o no tengan sede en España, destinarán "un mínimo de 15 millones de euros" a la producción en lenguas cooficiales. ¿De dónde sale este dinero? La ley prevé que todas las plataformas que operan en el Estado destinen un 5% de sus ingresos a producción europea, lo cual ERC y el gobierno español calculan que serían unos 140 millones anuales. De estos 140, se calcula que un 70% proviene de producciones independientes, es decir, unos 98 millones. El acuerdo prevé que un 15% de estos 98 millones sean para lenguas cooficiales, es decir, alrededor de 15 millones. Una cifra que, afirman en el comunicado, "no depende de los presupuestos". Por lo tanto, serán las plataformas y no las administraciones las que se tendrán que rascar el bolsillo. Además, republicanos y socialistas también han acordado la creación de un "fondo" destinado al doblaje y la subtitulación de producciones que las plataformas tendrán que incorporar en sus catálogos. Este fondo sí que lo pagará el Estado.

El acuerdo entre socialistas y republicanos también explicita que el Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) continuará siendo el órgano "responsable de dirimir los conflictos en doblajes con las plataformas" y el que tendrá "capacidad sancionadora" sobre las plataformas catalanas. También se incorpora la lengua de signos catalana y se garantizará que "el mínimo del 15% de la producción televisiva lineal pública del Estado sea en catalán, euskera o gallego". En el primer pacto al que los republicanos llegaron con el PSOE ya acordaron crear un fondo de hasta 10,5 millones de euros por "incentivar la creación de contenidos audiovisuales" en las lenguas cooficiales.

Sí definitivo a los presupuestos estatales

El pacto por la ley del audiovisual ha acabado llevando a ERC al sí definitivo a los presupuestos. La semana pasada los republicanos presentaron 16 enmiendas en el Senado y advirtieron que su apoyo en la cámara alta no estaba garantizado. Se trataba de una maniobra de presión a los socialistas que amenazaba con dilatar la tramitación presupuestaria, pero que en la práctica no hacía caer las cuentas porque los republicanos no vetaron el inicio de su tramitación, el único momento en el que las cuentas, si eran vetadas en el Senado, tenían que ser devueltas al Congreso para que volviera a empezar el proceso. ERC avisó que no retiraría las enmiendas hasta que no hubiera un acuerdo por la ley del audiovisual. Precisamente, este miércoles empezaba el periodo de debate de todas las enmiendas en comisión en la cámara alta, y queda por ver si Esquerra acaba retirando las suyas.

Más allá del apartado audiovisual, entre los acuerdos logrados para apoyar las cuentas también está la equiparación de las condiciones de todos los cuerpos policiales y que se puedan jubilar anticipadamente a los 60 años. Según los republicanos, el coste íntegro irá a cargo del Estado, se empezará a aplicar antes de que se acabe el primer trimestre del 2022 y la decisión se ratificará en la próxima reunión bilateral. También han llegado a un acuerdo para garantizar la primera parte de la reforma de las pensiones, así como al compromiso para iniciar el traspaso de Cercanías a la Generalitat.

Estabilidad a cambio de diálogo

Después de que trascendiera el acuerdo, la secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, ha defendido el pacto de su partido con el PSOE asegurando que no solo es beneficioso para el catalán en el ámbito audiovisual, sino que también permite "dotar de firmeza" el proceso de negociación política que tienen abierto los dos gobiernos. Es decir, los republicanos dan estabilidad al gobierno de Madrid para que pueda aprobar las cuentas y seguir gobernando y, a cambio, esto permite que la mesa de diálogo tenga algo más de vida para seguir buscando una solución negociada al conflicto político. "La próxima reunión –de la mesa– será en enero y consideramos que este es el camino que tenemos que ir siguiendo", ha justificado.

stats