Política 08/10/2021

ERC y la CUP se desentienden de las elecciones al Consell per la República

JxCat se vuelca con la candidatura de Puigdemont y Borràs a la asamblea de representantes

4 min
Puigdemont, en el acto del Consejo  en Perpiñán

BarcelonaEl rol del Consell per la República ha sido una de las fuentes de recelos entre JxCat y ERC, y la primavera pasada se convirtió en uno de los principales escollos para llegar a un acuerdo de investidura. Ahora, el organismo que lidera Carles Puigdemont celebra sus primeras elecciones a la asamblea de representantes -una especie de parlamento para legitimar las decisiones del Consell -, y el proceso electoral ha servido para constatar que la distancia no solo no se ha reducido, sino que cada día es más grande. JxCat se ha volcado en los comicios, mientras que ERC y la CUP se han desentendido.

Este jueves el Consell hizo oficial la lista de las 525 personas que quieren formar parte de esta asamblea, en que se escogerán 121 representantes: 81 de entre la ciudadanía -con carné del Consell - y 40 de entre los cargos electos independentistas que quieran estar. La lista de cargos de JxCat es extensa y con nombres tan relevantes como el del expresident de la Generalitat y eurodiputado Carles Puigdemont; los eurodiputados Toni Comín y Clara Ponsatí -que se presenta a pesar de que salió hace poco del gobierno del Consell al considerar que estaba sometido a "dinámicas autonomistas"; el ex conseller Lluís Puig; la presidenta del Parlament, Laura Borràs; el senador Josep Maria Cervera; la vicepresidenta de la Diputación de Barcelona Carmela Fortuny y los diputados Pilar Calvo (Congreso) y Josep Riera (Parlament). En cambio, no hay rastro de dirigentes ni de caras destacadas de Esquerra o la CUP. Los nombres republicanos son los de los regidores Adam Bertran (Girona) y Josep Llobet (Navata) y el exdiputado Joan Puig, de la corriente Primer d'Octubre, crítico con la línea oficial del partido. Por parte de los cupaires, el miembro de Poble Lliure -la única organización de la CUP que participa en el Consell - David Hernández y la regidora Ona Curto.

El movimiento de fondo que explica esta situación es que no hay acuerdo entre los tres principales partidos independentistas sobre qué papel tiene que tener el Consell. El planteamiento que hacen los dos partidos del Govern se presta al empate infinito. Los republicanos se quejan de que el órgano tiene un sesgo "partidista" y no cumple su misión fundacional: internacionalizar la causa. Junts replica que si existe este sesgo es porque Esquerra -y también la CUP- no han querido participar activamente y responden que el ente es clave para la batalla del exilio y reivindicar la autodeterminación catalana en Europa. La situación, pues, es de bloqueo.

Conversaciones sobre la unidad estratégica

Una de las patas del acuerdo de investidura de Pere Aragonès era que, paralelamente a la mesa de diálogo, se pondrían en marcha las conversaciones entre partidos y entidades independentistas para lograr otra vez la unidad estratégica. Y, entre las carpetas de estas conversas, estaba el rol que tenía que jugar el Consell per la República. Fuentes independentistas confirman al ARA que hay reuniones periódicas entre Esquerra, Junts, la CUP, ANC y Òmnium para abordar esta cuestión, pero que no se ha cerrado ningún acuerdo sobre el Consell. Si bien Junts quería que actuara de órgano de coordinación del Procés, ni los republicanos ni los cupaires lo compran.

Es por eso que -aclaran fuentes del Consell - el ente decidió sacar adelante igualmente las elecciones sin acuerdo. "En caso que finalmente haya pacto, ya nos encontraremos", afirman las mismas fuentes, que añaden que es una solución que encontraron idónea todas las partes mientras no haya consenso. "Encontraremos la ensambladura si hace falta", concluyen. Fuentes de la dirección de Esquerra se muestran más cautos: "Estamos donde estábamos". Explican que han decidido no tener "una posición proactiva" en las elecciones a la asamblea de representantes porque eran partidarios de primero reformular el Consell y, después, celebrar los comicios. Sobre los pocos miembros de ERC que estarán en las papeletas (virtuales) el día de las elecciones, desde ERC se apunta a que lo hacen a "título individual".

Las elecciones

¿Qué surgirá de la asamblea de representantes? El 17 de octubre empezará la campaña electoral entre todos los candidatos y la votación será el 29, 30 y 31 de octubre, cuatro años después de la declaración de independencia en el Parlament el 27-O de 2017. Una vez escogidos los 121 representantes, la primera asamblea se hará el 14 de noviembre (si se hace presencial lo más probable es que esté en la Catalunya Nord para facilitar que estén los exiliados) y tendrá que elegir el presidente del Consell per la República, y este, a su vez, los miembros del gobierno. La presidencia ahora está ocupada por Puigdemont y se espera que opte a la reelección. En el reciente debate de política general se le reconoció este rol en una resolución de apoyo que aprobaron ERC, Junts y la CUP después de su detención en Cerdeña: "El Parlament pone en valor la tarea del president Puigdemont al frente del Consell, legitimando la institución que tiene por objeto impulsar actividades de carácter político, social, cultural y económico destinadas a la implantación y materialización de un estado independiente en Catalunya en forma de república". Junts destaca este documento, puesto que -apuntan- hasta ahora no había sido posible aprobar una resolución así en la cámara.

Ahora bien, a pesar de la unidad para apoyar al expresident en el exilio, está claro que los tres partidos independentistas están lejos de encontrar una estrategia compartida y consensuar qué debe ser el Consell per la República.

¿Cómo funcionan las elecciones a la asamblea de representantes?
  • ¿Quién puede votar y cuándo? Pueden votar todas las personas mayores de 16 años que estén adheridas al Consell per la República. La última actualización del censo, según figura en la web de la organización, es de 99.890 personas. Las elecciones se celebrarán del 29 al 31 de octubre. Entonces, se abrirá un periodo de siete días para presentar alegaciones a los resultados y la proclamación definitiva de los candidatos escogidos será el 11 de noviembre.
  • ¿Quién se podía presentar? La asamblea estará formada por 121 escaños: 81 serán ciudadanos inscritos al Consell y 40 cargos electos que quieran presentarse. Así, a la hora de votar habrá dos urnas virtuales. Además, el sistema electoral prevé una discriminación positiva para que haya una mayoría de mujeres. Por lo tanto, las mujeres tendrán asegurada la mitad de cada circunscripción. La legislatura de la asamblea es de dos años.
  • ¿Qué hará la asamblea? La asamblea de representantes hará de Parlamento del Consell. Es decir, sus miembros tendrán que orientar la acción política de la entidad. Además, tendrán que escoger un presidente de la asamblea y también el del propio Consell, cargo que ahora tiene Carles Puigdemont y que podría revalidar. En definitiva, se reproduce un esquema institucional. Una votación, un nuevo parlamento y la investidura de un presidente.
stats