Barcelona
Política 15/11/2021

ERC dice 'no' a pactar los terceros presupuestos con Colau

El gobierno municipal pide "responsabilidad" y tendrá que recurrir a la derecha para superar la votación de esta semana

3 min
Ernest Maragall, Ada Colau y Jaume Collboni en una imagen de archivo

BarcelonaERC ha dicho que esta vez no, que no será el socio del gobierno de Colau y Collboni para aprobar unos nuevos presupuestos en Barcelona. Que no habrá una tercera foto con Ernest Maragall estrechando la mano de la alcaldesa y el primer teniente de alcalde, cuanto menos con la propuesta actual sobre la mesa. Los republicanos han avanzado que el miércoles, cuando está previsto que se discuta en comisión la aprobación inicial de las cuentas, votarán en contra. También JxCat, que hoy ha dado "la bienvenida" a ERC al no, ha dejado claro que se opondrá a la propuesta.

La única vía que tendrá en el gobierno municipal para salvar la primera votación será recurrir a grupos de la derecha. Ciudaadanos ha condicionado su voto a dar marcha atrás en las ordenanzas fiscales que se aprobaron inicialmente justo en el último pleno –gracias a la abstención de ERC – para revertir subidas de tasas, y el PP asegura que todavía no tiene una posición definida pero que será un no si no hay cambios en la propuesta, mientras que Barcelona pel Canvi mantiene la puerta abierta a las negociaciones y podría ser el grupo clave.

La formación que capitaneaba Manuel Valls, de hecho, ya votó a favor de los últimos presupuestos, igual que ERC, y ahora defiende que no tiene decidido si bloqueará o no su tramitación este miércoles en la comisión. Sus dos votos más el de la regidora no adscrita, Marilén Barceló, que en la práctica forma parte del grupo, podrían ser decisivos para que los presupuestos llegaran a la votación final en diciembre. En la presentación de la propuesta de cuentas para el 2022, un presupuesto récord que supera los 3.400 millones, el equipo de la alcaldesa dio por hecho que ERC volvería a ser el aliado escogido y que los republicanos se avendrían a negociar para no tener que dejar dinero en el cajón con una prórroga presupuestaria. Y este lunes el regidor de Presupuesto, Jordi Martí, insistía que están "sorprendidos" con la negativa de Maragall porque entienden que "si el presupuesto es de alguien, es de ERC", con quien ya pactaron el del 2021 y a quien han garantizado que todos los acuerdos logrados se cumplirán antes de que acabe este año.

El gobierno pide "responsabilidad" a ERC

Martí ha pedido a los republicanos que reconsideren su decisión y actúen con "responsabilidad" porque el bloqueo "pone en peligro 400 millones" que no se podrían invertir. Y ha recordado que, superado el trámite del miércoles, quedarán semanas hasta el pleno de diciembre para negociar cambios en la propuesta. Pero Maragall ha dejado claro ya a primera hora que el no es "firme" y que no cambiará antes de la comisión. "Se lo han ganado a pulso", ha defendido en rueda de prensa.

Superada ya la mitad del mandato, el jefe de filas de los republicanos entiende que es el momento de mandar un mensaje explícito de "distancia" con los de Colau, a quienes acusa de estar "menospreciando a los barrios". El anuncio lo ha lanzado desde la Rambla y justo ante el marcador que recuerda que vecinos y comerciantes de la Rambla hace 2.000 días que esperan la reforma anunciada –el contador que se situó sobre el Café de la Ópera marcaba hoy 1.999 días de retraso–. Una reforma que, además, formaba parte del pacto de presupuestos del 2020 y que continúa parada. Los republicanos buscarán esta semana el apoyo del resto de grupos de la oposición para aprobar en comisión una propuesta que inste al gobierno a otorgar presupuesto y calendario al proyecto y empezarlo ya el año que viene.

Ernest Maragall y los regidores de ERC Jordi Coronas y Elisenda Alamany ante el contador de días de retraso en la Rambla

ERC ya sacó a lucir los incumplimientos en los pactos presupuestarios a la hora de criticar la propuesta de tasas para el 2022, pero a pesar de lamentar que todavía no se hubieran puesto en marcha proyectos como el de la tasa Amazon, se acabaron absteniendo para no bloquear la tramitación de las ordenanzas fiscales. Enseñó los dientes pero no llegó a morder. Ahora asegura que el miércoles no hará lo mismo y rechazará de entrada el proyecto de presupuestos. Desde el lado más duro de la oposición, la jefa de filas de JxCat, Elsa Artadi, ha celebrado el anuncio de los republicanos: "Esperemos que no sea solo una táctica para reforzar su posición, sino para alejarlos de políticas que están perjudicando a la ciudad, como el urbanismo táctico o el puerta a puerta".

stats