Política 30/09/2021

Esquerra y Junts pactan que solo un referéndum acordado puede sustituir el 1-O

Las resoluciones del debate de política general amenazan la unidad independentista

5 min
Puigneró y Aragonés este miércoles en el Parlamento .

BarcelonaEl debate de política general ha evidenciado, por ahora, dos cosas: que el Govern y la CUP no pasan por su mejor momento y que el ejecutivo no tiene un socio seguro para aprobar los presupuestos de 2022. Si esto ya pone de manifiesto el frágil equilibrio de la legislatura, las propuestas de resolución que han presentado los grupos parlamentarios amenazan con tensar algo más la unidad independentista. Por un lado, por las cuestiones que tienen que ver con la estrategia que tiene que tomar el soberanismo –¿tiene que promover un nuevo referéndum unilateral?–, y por el otro, por cuestiones más sectoriales que afloran las diferencias ideológicas, con la ampliación del aeropuerto de El Prat como paradigma.

Referéndum

ERC y JxCat se decantan por abstenerse a la propuesta de la CUP

Los cuperos marcaron el inicio del debate de política general con la propuesta de hacer otro referéndum unilateral esta legislatura. "Ponga fecha ya al referéndum", ha reclamado el jefe de filas de la CUP, Carles Riera, al president, Pere Aragonès, puesto que considera que se tiene que aprovechar la posibilidad de que Escocia pueda volver a hacer una consulta en 2023. La CUP ha plasmado este planteamiento en una propuesta de resolución, pero es improbable que salga adelante: ahora mismo, si no hay pactos de última hora que modifiquen el texto, Esquerra y Junts se decantan por abstenerse. Los dos socios de Govern han pactado una posición conjunta respecto a la propuesta de los anticapitalistas acordando que "solo un referéndum de autodeterminación con el estado español puede sustituir el 1 de Octubre", y así lo han plasmado en un texto que han registrado juntos. De este modo, reiteran lo que ya había en el acuerdo de legislatura para investir a Pere Aragonès y cierran la puerta a cualquier consulta unilateral durante este mandato. Una negativa que complica el apoyo de los cuperos a los presupuestos de 2022.

Donde sí está previsto que se encuentren los tres partidos independentistas es en el apoyo al ex president Carles Puigdemont, detenido y liberado en Cerdeña el fin de semana. Esquerra y Junts han presentado un texto conjunto que dice que es el "president del 1 de Octubre y el de la declaración de independencia" y denuncian su "persecución" y "vulneración de derechos", así como las del resto de exiliados. Se espera que la CUP vote favorablemente.

Diálogo

Esquerra presenta una propuesta en solitario defendiendo la mesa de negociación

El otro motivo de división independentista será el diálogo con el Estado. La CUP ya se ha mostrado contraria, mientras que Junts se ha quedado fuera de la mesa de negociación con la Moncloa. Esquerra, en todo caso, ha presentado una propuesta de resolución que defiende que la solución del conflicto político pasa por "el impulso de un proceso de negociación articulado a través de una mesa de diálogo y negociación política entre los dos gobiernos", el catalán y el español. JxCat no cuenta votar favorablemente a este planteamiento porque dice que ha sido "excluido" de la mesa actual –valoran la abstención o votar en contra–, mientras que la izquierda anticapitalista ya ha advertido de que, a su entender, este instrumento "desactiva" el conflicto político. Ante esto, los republicanos, para sacar adelante su propuesta, podrían encontrar aliados en el otro lado de la mesa de negociación, los comuns y el PSC. De hecho, los de Jéssica Albiach también ponen encima de la mesa una resolución propia a favor de avalar una mesa de diálogo "sin plazos" y formada por miembros de los gobiernos. Los socialistas no han presentado ninguna sobre este tema.

Los socios de Govern hacen equilibrios sobre esta cuestión en las resoluciones conjuntas que han presentado: hablan de la apuesta por el diálogo y, a la vez, de la confrontación con el Estado para resolver el conflicto y fijan la creación de una comisión de seguimiento en el Parlament del proceso de negociación con la Moncloa. También acuerdan en un texto conjunto "culminar el proceso de independencia" sin muchas más concreciones y defender la amnistía y la autodeterminación como única vía para resolver el conflicto.

A su vez, Ciudadanos también pide un posicionamiento sobre la mesa de diálogo: quiere que el Parlament apruebe que no se negociará la "soberanía nacional" del Estado.

Carles Riera (CUP) durante su intervención en el debate de política general en el Parlament.

Aeroport

Junts impulsa un texto en solitario a favor de la ampliación

La primera crisis del Govern de Aragonès en los primeros cien días fue por la ampliación del aeropuerto de El Prat y todo apunta que esta cuestión seguirá siendo motivo de división entre socios en el debate de política general. Junts ha presentado una resolución en solitario a favor de conseguir la gestión del aeropuerto –ERC abona esta cuestión–, pero también a favor de la inversión de 1.700 millones de euros para ampliar esta infraestructura que ha retirado el gobierno español y que afectaría a zonas protegidas de la Xarxa Natura 2000. La línea roja que pone Junts es no afectar la laguna de la Ricarda y "minimizar" el impacto ambiental. Esquerra tendrá que decidir cómo se posiciona en este punto –miembros de su partido fueron a la manifestación contra la ampliación–, mientras que la CUP votará claramente en contra. Hay que ver qué hace el PSC, puesto que, como Junts, se ha mostrado favorable a esta infraestructura y presenta una resolución propia instando al Govern de la Generalitat a seguir negociando con la Moncloa para conseguir la ampliación.

El aeropuerto, sin embargo, no será la única cuestión sectorial que generará división dentro del independentismo. Los socialistas también impulsan una propuesta a favor de los Juegos Olímpicos de Invierno que puede generar dudas a Esquerra, Junts y la CUP. JxCat es favorable a la candidatura, los cuperos son contrarios –piden que se pare para aprobar los presupuestos–, mientras que Esquerra se ha comprometido a hacer una consulta a los municipios afectados para decidir.

Renovación de órganos

Los grupos se comprometen a renovar los entes caducados

Una de las asignaturas pendientes desde hace dos legislaturas es la renovación de los órganos estatutarios, la mayoría de los cuales con los cargos caducados y pendientes de nombrar. En este punto, los grupos independentistas sí están a favor de desencallar la situación. Esquerra, Junts y la CUP han presentado un texto conjunto que hace un llamamiento al resto de fuerzas políticas a "desbloquear" los nombramientos del Síndic de Greuges, la Sindicatura de Cuentas, la dirección de la Corporación Catalana de Mitjans Audiovisuals, el Consell de l'Audiovisual y el Consell de Garanties Estatutàries. También a impulsar una reforma del reglamento del Parlament que blinde la cámara de "coacciones externas" y "modernice" el debate.

La unidad del independentismo y el Govern se someten a otro test de estrés.

stats