Política 15/06/2021

Giró ficha a Buch para que pilote la empresa pública Infraestructures.cat

Con el nombramiento del ex 'conseller' de Interior, Calvet gana fuerza para el Port de Barcelona

3 min
Miquel Buch, consejero de Interior

BarcelonaLa configuración del Govern se va aclarando a medida que pasan las semanas y poco a poco se va completando el organigrama de todo el sector público de la Generalitat. Uno de los lugares más importantes para la licitación de obras de la Generalitat es la empresa pública Infraestructures.cat, que depende del departamento de Economía, que ahora pilota Jaume Giró (JxCat). Según ha podido saber el ARA, este lugar está reservado para el ex conseller el Interior Miquel Buch, que volvería de este modo a la Generalitat después de que fuera cesado por el ex president Quim Torra en la última crisis de gobierno antes de su inhabilitación.

Buch, que no concurrió a las primarias de Junts para ser diputado en el Parlament –arrastraba críticas por la gestión de los Mossos d'Esquadra, así como su sucesor, Miquel Sàmper–, se había mantenido fuera de la escena pública desde septiembre del año pasado. Este martes, sin embargo, ha vuelto a ser noticia por la petición de la Fiscalía de seis años de prisión por haber fichado como asesor al escolta del ex president Carles Puigdemont.

Con la experiencia de haber sido diez años alcalde de Premià de Mar y presidente de la Associació Catalana de Municipis de 2011 a 2017, el ex conseller vuelve ahora a la Generalitat, a pesar de que no lo hace a primera línea. La presidencia de Infraestructures.cat es un lugar, a priori, enfocado a la gestión y fuera del foco mediático, y su misión es proyectar y licitar la mayoría de obras de infraestructuras de la administración catalana. La única vez que la empresa pública ha estado en el centro mediático fue por la investigación del 3% sobre la financiación irregular de Convergència, motivo por el que el ex número dos de la empresa Antoni Rosell está siendo ahora investigado en la Audiencia Nacional.

En 2016, con el gobierno de Junts pal Sí, Rossell fue cesado del ente. Y con Oriol Junqueras, primero, y Pere Aragonès, después, como responsables de Economía, los republicanos pasaron a pilotar Infraestructures.cat y situaron a un perfil técnico al frente, Joan Jaume Oms, que todavía pilota esta institución a la espera de que el conseller Giró nombre a su sustituto.

Con la elección de Buch para gestionar Infraestructures.cat, el ex conseller de Interior cae de otra de las quinielas donde se había situado hace meses: la presidencia del Port de Barcelona, que propone la conselleria de Políticas Digitales y Territorio (ahora en manos del vicepresidente, Jordi Puigneró). Fuentes conocedoras de la negociación explican que, antes de las elecciones del 14 de febrero, el entonces conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, veía con buenos ojos que Buch fuera al Port en vez de la actual presidenta, Mercè Conesa, que había quedado alineada con el Partit Demòcrata en el marco del divorcio con Junts per Catalunya. Un esquema que cambió después del resultado de los comicios y la configuración del nuevo ejecutivo. Con la unión del departamento de Políticas Digitales con Territorio, Calvet quedó fuera del Govern después de disputarse el lugar con Puigneró y el Port de Barcelona pasó a aparecer como uno de sus posibles destinos.

El ex 'conseller' de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, y el 'conseller' de Políticas Digitales, Infraestructuras y Agenda Urbana, Jordi Puigneró, en el acto de traspaso de carteras.

Desde entonces ha habido varios rifirrafes por esta posición, disputada por Buch, Calvet e incluso por el ex conseller de Empresa Ramon Tremosa, según ha apuntado en algún momento su entorno. A la vez, la propia Mercè Conesa también ha presionado para poderse quedar como presidenta del Port a pesar de no haber dado el paso a Junts per Catalunya. Una vez situado Buch en Infraestructures.cat, sin embargo, Calvet es la persona mejor situada para relevarla.

stats