Independentismo
Política 22/06/2021

Marcel Vivet: "Se habla mucho de los indultos a los presos, pero no de qué pasará con los que estamos a punto de entrar en la prisión"

4 min
Marcel Vivet

El activista independentista Marcel Vivet, que fue condenado el pasado miércoles a cinco años de prisión por desórdenes públicos, atentado contra un agente de la autoridad y lesiones leves a un agente de los Mossos d'Esquadra, admite que no se esperaba una pena tan dura y lamenta que el Govern no rebajara la petición cuando se inició el proceso judicial.

¿Cómo se siente?

— He pasado de la tristeza y el shock al orgullo por cómo lo estamos afrontando en la calle, pero siento rabia por los pasos atrás que estamos dando y este lunes es un día triste con los indultos.

¿Por qué es un día triste?

— El gobierno español, con la connivencia de algunos partidos catalanes, trata de cerrar un ciclo después de años de autoorganización y movilizaciones. Es una operación de maquillaje de perdón porque hay 3.000 represaliados que han luchado por su pueblo y que no han hecho nada mal.

¿La suya o la de Adrià Sas anteriormente pueden ser la primera de muchas causas que lleven a activistas a la prisión?

— Se habla mucho de los indultos a los presos políticos, pero no de qué pasará conmigo, Adrià Sas o Adrià Catasús, el joven del Clot acusado del mismo delito que yo, cuando entremos en la prisión. Todos nosotros participamos en manifestaciones pacíficas que los atestados policiales convirtieron en violentas y el sistema judicial cada vez actúa con más contundencia. De hecho, en la sentencia que me condena se dice que en la manifestación se usaron "tácticas de guerrilla urbana"... Hoy soy yo, pero mañana serán centenares o miles más de condenados.

¿Se esperaba esta condena tan dura?

— La sala 21 de la Audiencia Provincial de Barcelona se caracteriza para ser poco garantista y muy punitiva. Hay que recordar que esta misma sala ha condenado recientemente a Francisco Garrobo a tres años y medio de prisión por un corte de carretera durante la huelga general. No te imaginas, sin embargo, que la petición de prisión se acerque tanto a la pena impuesta. Y más cuando mi condena se basa únicamente en la declaración del agente herido sin ninguna imagen que lo acredite.

La sentencia admite que no hay ninguna imagen "conluyente" que lo inculpe.

— En las imágenes no se ve ninguna agresión de los manifestantes y sí las cargas indiscriminadas de la policía.

Ha denunciado presiones del Govern, incluso a su madre, para llegar a un pacto que implicaba reconocer los hechos sin entrar en la prisión. ¿Cómo fue?

— La número 2 del departamento de Interior llamó directamente a mi madre antes del juicio, que se tenía que celebrar el 18 de diciembre, para que me presionara para aceptar la conciliación. Le dijo que el conseller estaba muy preocupado porque me podían caer 5 años de prisión y que me hiciera recapacitar. Mi madre entendió que era un chantaje personal y que yo no aceptaría la condena porque no hubo desórdenes públicos. Previamente, desde los servicios jurídicos de la Generalitat también presionaron a mi abogado para que aceptara el acuerdo que me proponían.

Curiosamente el juicio se suspende hasta después de las elecciones del 14-F.

— En el juicio, en los pasillos, nos vuelven a pedir que pactemos, pero nosotros lo rechazamos. Y justo después nos llega la noticia de que dos agentes de los Mossos están enfermos. Hacía poco que Adrià Sas había sido condenado con acusaciones similares y la polémica estaba encima de la mesa. Con las elecciones cerca supongo que no querían que se manchara la imagen de un conseller que se hace llamar independentista si me condenaban y se acabó aplazando al 22 de febrero de este año.

Al día siguiente de su condena Alerta Solidària denunciaba que hay un joven acusado por los mismos hechos. ¿Este será uno de los puntos destacados del recurso?

— Será uno de los puntos, sí. Porque se constata un delito de falsos testimonios. El departamento de Interior conocía la duplicidad de las acusaciones y se retira de esta segunda causa por este motivo ante el eco que está cogiendo mi caso.

En un comunicado posterior, los Mossos aseguraron que el cuerpo “en ningún caso atribuye los mismos hechos a dos personas diferentes” y detallaron que Vivet fue acusado de dar un golpe a la muñeca al agente herido mientras que Catasús presuntamente lo golpeó en el casco.

— Es falso y se puede comprobar en los escritos de acusación. Se habla solo de un golpe y de una lesión en la muñeca, y en el juicio el agente dijo que solo había recibido un golpe.

¿Que el departamento de Interior calificara de "desproporcionada" la condena lo consuela?

— No me consuela. ¿Por qué no actuaban en consecuencia antes y me pedían una pena menor? Y no quiero entrar en el hecho de que el agente solo estuvo 24 horas de baja, porque este supuesto golpe en la muñeca no existió. Los Mossos se han inventado atestados policiales buscando en nuestro caso una doble acusación.

ERC y JxCat subscribieron una declaración simbólica a instancias de la CUP en la junta de portavoces del Parlament contra la sentencia. ¿Es contradictorio como miembros del Govern?

— Las declaraciones simbólicas son la especialidad de estos dos partidos y nos la colarán una tras otra como ha ido pasando en los últimos años. Iremos a la tumba con una declaración simbólica diciendo que seguimos vivos. El simbolismo no sirve para nada cuando no dejan de recular ante un Estado antidemocrático.

stats