Política 26/03/2021

Illa acusa a Aragonès de refugiarse "en la propia trinchera" y asegura que trabajará en "un proyecto de gobierno alternativo"

El líder del PSC defiende el 'no' a la investidura del líder republicano y lo acusa de "sometimiento" a los "antisistema"

3 min
Salvador Illa esta mañana

La elección de Pere Aragonès como candidato a la investidura ha dejado a Salvador Illa fuera de combate. El líder del PSC basó buena parte de su campaña en insistir que si ganaba las elecciones se presentaría a la investidura, y ni siquiera la evidencia de que no sumaba en el bloque unionista y los independentistas lo habían vetado ld hicieron renunciar a esta aspiración. El debate de este viernes es también la demostración de la debilidad de su victoria en las urnas. Con un tono duro, Illa ha insistido que los resultados del PSC hacían "posible una nueva mayoría" para "abrir un nuevo tiempo", y ha lamentado que Aragonès continúe "parapetado en la propia trinchera" con la CUP como "compañero de viaje". Illa ha marcado perfil como líder de la oposición, insistiendo que trabajará para ofrecer un "proyecto de gobierno alternativo": "Somos el primer partido de Catalunya, somos la alternativa, y trabajaremos para que este país tenga el futuro que se merece".

El candidato socialista ha defendido su 'no' a la investidura acusando Aragonès de sometimiento "intelectual, político, moral y conceptual a los antisistema" (la CUP es el único grupo que de momento le apoya, a la espera de la evolución de las negociaciones con JxCat), y le ha preguntado si "se acuerda de Artur Mas y la papelera de la historia". Illa ha tildado el discurso del republicano de "decepcionante" y de decálogo "exhaustivo de lo que no se ha hecho" en los dos anteriores mandatos. "No nos ofrece nada diferente a lo que hemos visto estos últimos años", ha asegurado, y se ha pasado al castellano para reprochar a Aragonès que "se aleje de la mayoría templada y dialogante" e insiste en que los problemas "no se resuelven con más división".

"Lo que nos propone hoy estorba", ha asegurado el socialista, pero ha advertido que el Govern que plantea Aragonès es "temporal, coyuntural" y "pasajero". "La Catalunya de la próxima década será la de la concordia y el reencuentro", ha aseverado. Illa ha defendido la recuperación de la "concordia" y la superación de los bloques, y ha llegado a definir las líneas maestras del que considera tendría que ser la actuación del nuevo Govern: "Vencer al virus, reactivar nuestra economía, no dejar nadie atrás" y abrir "una nueva etapa en Catalunya pasando página". El líder del grupo socialista ha reivindicado el "respeto institucional" y ha emplazado a Aragonès a construir "y proponer en lugar de destruir". "Sempre hemos avanzado de la mano del diálogo, la negociación y los acuerdos", ha concluido: "Nunca hemos conseguido nada desde la imposición ni dividir el país".

En el turno de réplica, el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, ha dejado claro que no piensa renunciar al objetivo de la independencia. "Con pandemia o sin no renunciaré a la independencia, como tampoco usted lo tiene que hacer en su defensa de la unidad de España", ha señalado. "Usted ahora mismo es un obstáculo más que una solución al conflicto político de Catalunya", ha espetado el dirigente republicano, que ha insistido en la autodeterminación y la amnistía. De hecho, ha recordado como el 1 de octubre de 1998, el Parlament presidido por el socialista Joan Reventós aprobó, con la abstención del PSC, una moción de defensa de la autodeterminación de Catalunya. "¿Qué ha cambiado en todo este tiempo?", ha recriminado a Illa.

A pesar de esto, Illa ha acusado al republicano de haber hecho un planteamiento de modelo "de país" de tipo "divisivo" para salir de la crisis económica y social, pero también para resolver el conflicto catalán, que ha reiterado que cualquier "solución" tiene que pasar "por respetar el estado de derecho". También le ha reprochado "no haber aplicado" las medidas que ha defendido en el discurso de investidura durante su mandato como vicepresidente. "Todo lo que va mal es culpa de los otros, nunca de ustedes", ha criticado.

stats