Política 26/04/2021

Josep Maria Jové y Lluís Salvadó, a punto para ser juzgados por el 1-O

La juez cierra la instrucción después de procesarlos por malversación de fondos, revelación de secretos y desobediencia

3 min
Josep Maria Jové y Lluís Salvadó, la salida de la ciudad de la Justicia

BarcelonaEl Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha cerrado la instrucción de la causa contra Josep Maria Jové y Lluís Salvadó por los preparativos del 1-O. El caso se había empezado a instruir en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona aprovechando la excusa de las declaraciones del juez Santi Vidal, pero por la condición de aforados de los dos diputados de ERC, la causa pasó a manos de la sala de lo civil y penal del TSJC. Hace más de un año que la juez procesó a los dos ex altos cargos del departamento de Economía por los delitos de malversación de fondos públicos, revelación de secretos y desobediencia.

"Habiéndose practicado cuantas diligencias se han considerado necesarias [...], con el fin de no demorar la tramitación de esta causa procede declarar concluido el presente sumario", dice la magistrada en el interlocutorio hecho público este lunes. Ahora se abre el plazo para que las partes puedan presentar sus escritos de defensa y también de acusación, el paso previo para que se abra el juicio oral contra los dos diputados republicanos.

En febrero del año pasado la jueza Maria Eugènia Alegret procesó a Jové y Salvadó y les impuso una fianza de responsabilidad civil de 2,8 millones de euros en el caso de Jové y de 1,6 millones en el caso de Salvadó. Los dos pagaron 1,6 millones de euros gracias a las aportaciones de la Caixa de Solidaritat. Precisamente, este lunes el ARA publica que en total la Caixa de Solidaritat ya ha pagado 14 millones de euros por la represión, sobre todo en las causas del 1-O y el 9-N.

A mediados del mes de junio, la juez también acordó prorrogar la instrucción hasta el otoño y, cuando se cumplió el plazo, todavía autorizó prorrogar un año más la instrucción para incorporar nuevas pruebas pedidas por los procesados, como es el contenido de uno de sus teléfonos móviles. Previamente, en el mes de julio, la sala de lo civil y penal del TSJC rechazó los recursos de las defensas y confirmó el procesamiento de los dos. El tribunal negó que Jové y Salvadó hubieran sufrido indefensión y que se hubieran incorporado pruebas de otros procesos judiciales donde ellos no estuvieran presentes. Además, consideraba que eran proporcionales las medidas cautelares de comparecer mensualmente en los juzgados y haber entregado el pasaporte para no poder marcharse al extranjero.

En el auto de procesamiento de hace un año, la magistrada consideró que el ex secretario general de Vicepresidencia Josep Maria Jové tuvo una "participación activa en la preparación del referéndum del 1 de octubre del 2017 y en otros actos ilícitos para conseguir la correspondiente financiación en el previsible supuesto que los votos favorables a la independencia en el ilegal referéndum fueran superiores a los negativos". En cuanto al ex secretario de Hacienda, Lluís Salvadó, la jueza sostenía que hizo todo lo que fue necesario para sacar adelante "las estructuras de Estado y una adecuada financiación para cuando Catalunya contara con la independencia". Además, la magistrada cree que Salvadó fue "el responsable de la ideación del programa necesario para la recaudación impositiva de la Generalitat", que no fue ejecutado.

Paralelamente, la semana pasada, la Audiencia de Barcelona reabrió el sumario sobre los preparativos del 1-O que se ha seguido instruyendo en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona a petición de la Fiscalía y la Abogacía del Estado. En esta causa están procesados una treintena de altos cargos de la Generalitat por los delitos de malversación, desobediencia, falsedad documental y prevaricación. Ahora el tribunal instructor podrá citar de nuevo a los acusados para que se pronuncien sobre tres resoluciones del Tribunal Constitucional que se habían incorporado a la causa después de su procesamiento.

stats