Política 18/09/2021

Junts afirma que han sido "vetados" en la mesa de diálogo por ser la "voz de la no renuncia"

Aspira a ser "fuerza hegemónica" en Catalunya y a situarse al frente de las municipales en 2023 sumando alcaldes del PDECat

4 min
El secretario general de Juntos, Jordi Sànchez, en la intervención del consejo nacional

BarcelonaJunts per Catalunya ha celebrado este sábado su primer consejo nacional desde que se formalizó como partido político en julio de 2020. Lo ha hecho después de una semana compleja por la crisis de Govern a raíz de la mesa de diálogo y con la vista puesta en los presupuestos de Catalunya y el Estado y en las elecciones municipales de 2023. En su intervención pública ante los cuadros del partido, el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha considerado que JxCat ha sido "vetado" de la mesa de diálogo porque hubieran aportado "luz y taquígrafos" a la negociación con el Estado, puesto que a parecer suyo son la voz de la "no renuncia" y que, por lo tanto, no se trata "de una cuestión de nombres". Después de lamentar que el encuentro entre los dos gobiernos no tuviera ni "orden del día", ha defendido la elección de su equipo negociador -que no aceptó el president, Pere Aragonès, porque no eran todos consellers- como una manera de mostrar su compromiso con la "apuesta por el diálogo": "Era una apuesta honesta y clara, de poner toda la carne en el asador", ha defendido, tras alabar el equipo escogido para la ejecutiva: el vicepresident, Jordi Puigneró, el exconseller Jordi Turull, la portavoz en el Congreso, Míriam Nogueras, y él mismo como secretario general del partido. Una delegación que, ha advertido, el partido tampoco cambiará más adelante.

Para Sànchez, no es de recibo que el presidente del gobierno español llegue al Palau de la Generalitat y, lejos de abordar el conflicto político -ha dicho-, anuncie que aparca las inversiones "clave" para Catalunya como la ampliación del aeropuerto de El Prat. "No podemos aceptar que aquellos que vienen a negociar con nosotros nos impongan con quién y sobre qué tiene que hablar el independentismo", ha expresado. Más tarde, en rueda de prensa, ha asegurado que Junts está dispuesta a "dialogar", pero que no serán "insensibles" con lo que quiera Pedro Sánchez.

En todo caso, Jordi Sànchez ha dejado claro que la crisis de esta última semana con Esquerra no pone en peligro la gobernabilidad de Catalunya. Ha afirmado que no cuestionan la autoridad del president, Pere Aragonès, ni la legitimidad de sus decisiones y ha insistido que cumplieron de pe a pa el acuerdo de legislatura con los republicanos -ahí no se especificaba quién tenía que forma parte de la mesa de diálogo, pero decía que se tenía que elegir por "consenso"-. También ha querido mandar un mensaje a los que reclaman que Esquerra cambie de socios. Ha remachado: "Si quieren un tripartito que se lo ganen en las urnas". "Nunca pondremos en riesgo el trabajo del 52% para conseguir la independencia", ha añadido.

Por otro lado, se ha referido a los presupuestos catalanes -que está elaborando el conseller de Economía, Jaume Giró- y también a las cuentas del Estado, que se tienen que negociar próximamente en el Congreso de los Diputados. En este sentido, ha hecho un llamamiento a Esquerra y a la CUP a hacer frente común en la cámara española para negociar los números con la Moncloa "al servicio del Govern de Catalunya". A diferencia de las anteriores legislaturas, Junts tiene la conselleria de Economía y lo que se apruebe en Madrid hará variar las cuentas que pueda elaborar el conseller Jaume Giró. "Se tiene que escuchar la voz del 52% en las cortes españolas", ha aseverado, a pesar de que ha dejado claro que "no darán los votos gratis".

Jordi Sànchez no ha especificado cuáles son las "líneas rojas" para Junts a la hora de negociar los presupuestos estatales, pero sí que ha citado la inversión para la ampliación del aeropuerto como uno de los temas clave. "Si el problema real es la finca de La Ricarda, hay maneras de hacerlo sin afectar la laguna. Hay otros escenarios como invertir pistas de despegue y aterrizaje", ha explicitado Sànchez, acusando al gobierno español de prometer inversiones y después no realizarlas. "Hay soluciones", se ha reafirmado, recordando que el acuerdo del 2 de agosto con el ministerio pasaba por que los detalles sobre la afectación de la Red Natura 2000 se concretaran en el plano director de la inversión que se tenía que definir en los próximos meses.

"Seremos generosos"

El secretario general de Junts ha asegurado que su formación aspira a ser "hegemónica" en Catalunya y el "embrión de la unidad nacional" para lograr la independencia. Ha erigido al partido como una organización "joven", pero con "mucha fuerza" para inaugurar, ha dicho, una "nueva etapa" para conseguir ser "mayoritaria" y "determinante" para aportar "mejoras sociales, progreso económico y el estado propio".

Para Sànchez, Junts no puede ser el "pitufo gruñón" que "solo encuentra problemas en la realidad", sino que como partido de Govern tiene que estar dispuesto a "asumir contradicciones" a la hora de gobernar y a ser "generosos". "Tenemos la obligación de preservar el legado del 1 de Octubre (...) Lo volveremos a hacer mejor y ganaremos", ha sentenciado.

El secretario general ha situado en las elecciones municipales de 2023 un reto clave para el partido de Carles Puigdemont, en las que ha asumido el reto de convertirse en la "primera fuerza".

En este sentido, después de que alcaldes del PDECat hayan registrado la marca local de Junts , ha hecho un llamamiento a sumarlos para estos comicios y se ha comprometido a explorar "todas las fórmulas" para poder aglutinar electos que ahora mismo no forman parte de JxCat. "Podemos incorporar voces que nos enriquecerán mucho más", ha expresado, a pesar de que la coalición a escala nacional con el Partit Demòcrata continúa descartada.

Posteriormente, en rueda de prensa, Sànchez ha afirmado que en las últimas semanas ya ha habido un "degoteo" de personas que se han acercado al proyecto de Junts y ha augurado que habrá más próximamente. Esto no quiere decir, ha matizado, que todo pase por que estos alcaldes se hagan militantes de JxCat. Ha admitido que es lo que le gustaría a él, pero también ha abierto la puerta a hacer pactos específicos y después sumar en los consejos comarcales y en las diputaciones.

Convención municipalista del PDECat

Paralelamente al llamamiento de Junts para sumar alcaldes del PDECat, el Partit Demòcrata ha organizado una convención municipalista para empezar a debatir la estrategia de las elecciones municipales. En un comunicado, la secretaria general, Àngels Chacón, ha señalado que reformulará su espacio para "ser más" y presentar el máximo número de candidaturas de cara los comicios locales.

stats