Política 23/04/2021

JxCat y ERC vuelven a chocar por el ritmo de las negociaciones por la investidura

Borràs dice que prefiere un gobierno "fuerte" antes de que "deprisa" y Aragonès le responde que el ejecutivo "fuerte" ya puede ser en abril

3 min
El vicepresidente con funciones de presidente, Pere Aragonès, haciendo declaraciones con motivo de Sant Jordi
Disponible en:

BarcelonaEl hecho de que la Diada de Sant Jordi de este año haya podido volver a las calles –con limitaciones– no ha ablandado las siempre difíciles relaciones entre ERC y JxCat. En un día en el que los políticos pasean, firman libros y se prodigan con declaraciones, se ha vuelto a visualizar que los dos socios en funciones están lejos de un acuerdo para arrancar la legislatura y superar un periodo de interinidad que ya roza los siete meses. Las discrepancias este viernes se han centrado en los ritmos de la negociación. Para JxCat no hay prisa para firmar un pacto porque hay que garantizar que el próximo gobierno sea "fuerte". Para ERC todo es un "excusa", puesto que considera que es muy compatible formar un ejecutivo sólido y hacerlo, además, sin más dilaciones.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha sido la primera en disparar asegurando que es más importante priorizar un gobierno "fuerte y sólido" antes que un ejecutivo "deprisa". "Todos los que ahora tienen prisa, si pasara de manera apresurada y generara alguna turbulencia, después pedirían esta fortaleza", ha señalado en una declaración institucional con motivo de la Diada. Así, la presidenta del Parlament ya ha avisado de que todavía no prevé abrir una ronda de contactos con los grupos que dé paso a un nuevo pleno de investidura de manera inmediata. Ha añadido que lo hará cuando "haya señales" de que pueda salir adelante y no sea fallida, y ha apostado por dejar que "maduren" las negociaciones.

En cuanto a ERC, el guion ya hacía prever que aprovecharían los micrófonos del día para reclamar formar gobierno con urgencia, pero las palabras de Borràs han hecho que la demanda de los republicanos todavía subiera algo más de tono. El vicepresidente del Govern en funciones y candidato a la investidura, Pere Aragonès (ERC), ha instado a Junts a tejer un acuerdo "lo antes posible", y ha respondido a Borràs que es posible hacer un ejecutivo "fuerte" antes de que acabe el mes de abril. También ha hecho referencia a ello la secretaria general adjunta de Esquerra, Marta Vilalta, que ha lamentado que JxCat no muestre más celeridad para llegar a un pacto. "Hacer un Govern fuerte y hacerlo rápido no es incompatible. Llegados a este punto lo que no valen son las excusas", ha manifestado.

La presidenta de Parlament, Laura Borràs, en la declaració davant del Parlament

Así, mientras que por la parte de Junts se impone la tesis de que un buen acuerdo no se puede hacer con prisas, por el lado de Esquerra se está convencido de que es una estrategia dilatoria para acercar la negociación a la fecha límite –el 26 de mayo– y que todo vuelva a coger el ambiente de vértigo de anteriores ocasiones. Este jueves en el Parlament los dos partidos cerraron la primera carpeta del acuerdo, referente a cómo se coordinarán para evitar crisis cuando se forme el nuevo Govern, pero todavía se visualiza lejos el pacto definitivo.

La oposición critica la parálisis

Y, como era de esperar, los partidos de la oposición han vuelto a aprovechar las discrepancias entre los dos socios para criticar la parálisis institucional que se ha instalado en Catalunya. La líder de los comuns, Jéssica Albiach, lo ha hecho pidiendo a ERC que rompa las negociaciones con el partido de Carles Puigdemont. Para ella, un nuevo ejecutivo ERC-JxCat no será nunca "cohesionado ni sólido", así que ha pedido a los republicanos que busquen un pacto alternativo con los comuns y el PSC. El líder de los socialistas en el Parlament, Salvador Illa, ha reclamado que el nuevo ejecutivo "tenga los pies en el suelo" y ha apelado al "espíritu de Sant Jordi, que une a todos los catalanes". Carlos Carrizosa (Cs) también ha exigido que se desencalle el mandato para que un nuevo Govern empiece a trabajar para "resolver los problemas", mientras que Alejandro Fernández (PP) ha criticado a Borràs por pronunciarse sobre la formación del nuevo ejecutivo. "Su papel es institucional y haría bien en ahorrarse según qué opiniones políticas", ha criticado.

Las diputadas Susana Segovia y Jéssica Albiach ('comuns') y Jordi Cuixart y Marcel Mauri (Òmnium).

Cuixart: "Generosidad y altura de miras"

También ha comentado la actualidad política el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que ha podido salir de la prisión este Sant Jordi con un permiso penitenciario de un día y que lo ha aprovechado para participar en un acto organizado por su entidad, informa Mireia Esteve. Cuixart ha pedido "generosidad y altura de miras" a los dirigentes independentistas para formar gobierno. Un nuevo Govern que, hoy por hoy, no se visualiza cerca, y el Sant Jordi político ha servido para confirmarlo.

stats