Juegos de invierno
Política 22/06/2022

Lambán se siente insultado por el COE y el independentismo y asegura ser el único que ha buscado el acuerdo

Iceta se desentiende de las responsabilidades y recuerda que las candidaturas son cosa del Comité Olímpico

3 min
El presidente del Aragón, Javier Lambán

BarcelonaLa Generalitat, el Comité Olímpico Español e, incluso, La Moncloa (a pesar de que nunca en público) señalan al presidente de Aragón, Javier Lambán , como el máximo responsable del fracaso de la candidatura olímpica para los Juegos de Invierno del 2030. Pero Lambán no está dispuesto a dejar las críticas sin respuesta e intenta imponer un relato contrario al que defienden todos los demás actores implicados en la negociación. "Por defender el interés de Aragón, estoy recibiendo una avalancha de insultos y descalificaciones del presidente del COE y del independentismo", ha tuiteado este miércoles por la mañana, al día siguiente de que Alejandro Blanco pusiera punto final a la candidatura conjunta. Pero no se ha limitado a esto y ha llegado a defender la tesis completamente opuesta a la del resto: "Lo cierto es que el gobierno de Aragón es el único que buscó un acuerdo hasta el último momento y lo seguirá haciendo de cara al 2034".

Cuando habla del 2034 lo hace porque el gobierno aragonés ya ha explicado que se pone a trabajar en una candidatura con el epicentro en Jaca, que ya ha intentado sin éxito en cuatro ocasiones en las últimas décadas. Lo que no parece probable es que, después de la experiencia de los últimos meses, la Generalitat acepte compartir proyecto con Aragón, al menos si Lambán sigue siendo presidente.

De hecho, el Govern insiste que todavía es posible una candidatura catalana para los Juegos del 2030, por más que el COE le haya repetido tanto en público como en privado que esta es una opción que no tendrán en cuenta. Fuentes del organismo olímpico interpretan que la Generalitat no ha asumido todavía la realidad. Este martes en rueda de prensa la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, insistía en el 2030 cuando el lunes Blanco se había reunido con la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, para dejarle claro que la única vía abierta sería para el 2034.

El papel del Comité Olímpico Español 

Alejandro Blanco subrayó en la rueda de prensa del martes que el papel del COE es el de presentar las candidaturas olímpicas, pero que antes hace falta que haya un acuerdo político entre gobiernos. "Esta candidatura la hemos destrozado en casa", decía, y lamentaba que ni siquiera se haya podido presentar ante el Comité Olímpico Internacional. En las negociaciones, además del COE, de la Generalitat y del gobierno aragonés, también estaba representado el ejecutivo español, que este miércoles en boca del ministro de Deportes, Miquel Iceta, ha reaccionado al fracaso de la candidatura conjunta como una "oportunidad perdida".

Ahora bien, Iceta ha preferido no pasar de las lamentaciones. "No me corresponde a mí establecer ningún tipo de responsabilidad ni de reproche hacia nadie", ha dicho, y ha destacado el "buen trabajo" del COE, que ha remarcado que es quien tiene la potestad para decidir –y no el gobierno español– si se presenta o no una candidatura. "La obligación del gobierno de España es dar un aval institucional y económico a la candidatura, hecho que ya existía en este caso", ha subrayado. La patronal española (CEOE) también ha lamentado la situación: "Es una auténtica pérdida para la imagen de España y también para las oportunidades económicas para Catalunya y Aragón", ha dicho su presidente, Antonio Garamendi, durante la asamblea general de la entidad.

Desde Catalunya se opina que, al margen de Lambán, el gobierno español no ha cumplido con lo que se esperaba de él y "ha cedido al chantaje" de Aragón. Fue precisamente el gobierno español quién pidió a Lambán que se implicara en la candidatura conjunta con Catalunya, y cuando las cosas se empezaron a poner complicadas no ha tenido bastante fuerza para hacerlo desistir de su posición maximalista.

stats