Política 10/04/2021

¿Madrid es de derechas o de izquierdas? Iglesias pide "que hable la mayoría" el 4-M

Ayuso vuelve a prometer la rebaja de IRPF que no ha llevado a cabo esta legislatura

3 min
El candidato de Unidas Podemos el 4-M, Pablo Iglesias, durante un acto electoral en Madrid.

MadridPablo Iglesias está convencido de que si "hay partido" –en palabras del presidente español, Pedro Sánchez– entre la derecha y la izquierda en las elecciones madrileñas del 4 de mayo es gracias a la irrupción de su candidatura. Unidas Podemos ha lanzado este sábado su lema de campaña, Que hable la mayoría, haciendo un llamamiento sobre todo a la movilización del voto de los barrios más humildes, donde cree que están en juego hasta 100.000 votos. Según el ex vicepresidente español, es una "mentira" que han instaurado los poderes económicos y mediáticos que "Madrid sea de derechas", y las últimas encuestas están demostrando que la cosa está muy ajustada.

Sin embargo, el hecho es que hace 26 años que gobierna la derecha de manera ininterrumpida en la Comunidad de Madrid, aunque haya sido por la mínima con la compra de votos del PSOE –como pasó con el tamayazo en 2003– o bien en 2015 –cuando IU se quedó fuera por décimas de la Asamblea de Madrid a pesar de que la izquierda sumó más de la mitad de los votos–. El dominio histórico del PP viene dado por la baja movilización de los barrios más pobres. De hecho, el PP y Ciudadanos –con la ayuda externa de Vox– consiguieron en 2019 hacerse con el gobierno de la Puerta del Sol ganando solo en el 30% de las zonas con más renta, según un estudio esmerado por núcleos de renta elaborado por eldiario.es la semana pasada. En realidad, el voto a la derecha se dispara entre el 10% más rico. En cambio, los peores resultados son entre el 10% más pobre. Pasa a la inversa con las formaciones de izquierdas, que consiguen ser mayoritarias entre el 70% con menos renta de la Comunidad.

¿Por qué, pues, siempre gana la derecha? La participación es la clave: las zonas ricas votan mucho más que las zonas con menos renta. A esto hay que sumarle que muchas personas de las zonas más humildes, por ser extranjeras, no tienen derecho a voto. La excepción de 2015, cuando la izquierda ganó a la derecha, fue porque la derecha se desmovilizó. Justo lo contrario pasó en 2019.

Las políticas impositivas del PP han sido clave para alimentar el voto de las rentas más altas, a pesar de que el barómetro preelectoral del CIS de la semana pasada muestra una sociedad dividida a nivel ideológico. En una entrevista en el Economista, la presidenta en funciones y candidata del PP el 4-M, Isabel Díaz Ayuso, vuelve a prometer este sábado bajar medio punto todos los tramos de IRPF. Una promesa que ya hizo durante el discurso de investidura en 2019 y que repitió el otoño pasado –después de lo peor de la segunda oleada de la pandemia– pero que no ha llegado a materializar. Para ella, se traduce en "la bajada de impuestos más grande de la historia". Lo que llevó al gobierno español y ERC a firmar un acuerdo a cambio de los presupuestos generales del Estado para acabar con el dumping fiscal de Madrid. Pero de momento Sánchez ha enterrado esta promesa de campaña. Su candidato, Ángel Gabilondo, no está de acuerdo y el presidente español defendió dejarla de lado durante lo que será la corta legislatura madrileña, puesto que en 2023 se tendrán que volver a celebrar elecciones.

La clave del resultado será lo que pase tanto con Ciudadanos como con Vox, si consiguen superar o no la barrera del 5% del voto, además de la movilización de la izquierda. Ahora mismo el PSOE es quien tiene el votante más desmovilizado, a pesar de que ha hecho una campaña centrada en pescar al votante de Ciudadanos para que no se vaya a la derecha. Durante un acto de las juventudes del PP, Ayuso ha vuelto a usar los términos habituales de Vox y ha pedido a los jóvenes no dejarse "engañar" por la izquierda "guerracivilista". El líder del PP, a su vez, ha confiado en una mayoría amplia para Ayuso para que no se tenga que perder el tiempo en negociar –en función del papel de Vox habrá que ver si entra en gobierno o no, a pesar de que los populares de momento no quieren hablar de ello.

El PSOE recurre a los tribunales la inclusión de Cantó en la lista del PP

La campaña del 4-M se va judicializando. La Junta Electoral Provincial de Madrid no para de responder a recursos. Este sábado, a modo de ejemplo, ha pedido a Ayuso que no hable de sus "éxitos" en actos de gobierno porque se entendería que está haciendo campaña. A su vez, el PSOE ha interpuesto un recurso en los tribunales contra la decisión de la Junta de aceptar la lista del PP que incluye al exdiputado valenciano de Ciudadanos Toni Cantó, según adelantó la SER y ha confirmado Europa Press. El PSOE considera que Cantó no puede ser elegible porque no estaba empadronado en Madrid cuando se convocaron las elecciones, el 11 de marzo.

stats