Política 13/01/2022

La Moncloa reclama a Aragonès "alejar la vista del 2017"

El 'president' de la Generalitat se da "toda la legislatura española" para llegar a un acuerdo en la mesa de diálogo

3 min
La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, durante la intervención del presidente Aragonès

MadridPere Aragonès no ha encontrado la respuesta que buscaba del gobierno español. La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha pedido "alejar la vista del 2017 que tan penoso fue para Catalunya" y no ha planteado ninguna propuesta para la mesa de diálogo que el president de la Generalitat reclamó este miércoles en una conferencia en Madrid. La también titular de Política Territorial atribuye las palabras de Aragonès a una "estrategia partidista" y ha aplazado la próxima reunión del espacio de negociación entre gobiernos hasta que se supere la sexta oleada de la pandemia, la misma posición defendida por el presidente Pedro Sánchez en las últimas semanas.

Rodríguez, que escuchó al jefe del ejecutivo catalán desde primera fila, ha constatado que el dirigente independentista "no ha renunciado a sus planteamientos", pero ha avisado de los límites de la Constitución. Lejos de entrar en contrapropuestas, la portavoz de la Moncloa ha celebrado que se hayan recuperado las relaciones institucionales entre el Estado y la Generalitat y ha destacado que Aragonès participó en la última Conferencia de Presidentes autonómicos. Específicamente sobre la mesa de diálogo, Rodríguez ha apostado por ir trabajando "con lo que se pueda ir avanzando" y ha recordado que en septiembre se acordó trabajar "sin plazos y sin prisa".

Esquerra coincide con esta premisa y Aragonès se ha dado lo que queda de legislatura española -dos años- para lograr algún tipo de entendimiento. "Hay hasta el final del periodo, hasta las elecciones generales, para explorar la posibilidad de una negociación que lleve a un acuerdo sobre el futuro político de Catalunya", ha afirmado en una entrevista a TVE. El jefe del Govern recupera así el límite temporal para sacar frutos de la mesa que ya se había fijado con la CUP en el acuerdo de investidura. Después de la ruptura con los anticapitalistas por los presupuestos, sin embargo, los cuperos ya dieron por amortizado el margen para la negociación.

Aragonès, en todo caso, pone presión al gobierno español advirtiendo de que los indultos y las cuestiones sectoriales no son la vía de resolución del conflicto. Y desde el campo independentista, nota el aliento de Junts y la CUP, escépticos con la vía de la negociación. El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha calificado de "vía lenta" la mesa de diálogo y cree que no se dan las condiciones para que "culmine favorablemente". En una entrevista a Catalunya Ràdio, sin embargo, Sànchez se ha mostrado "absolutamente coincidente" con la conferencia que pronunció Aragonès este miércoles en la capital española. Especialmente en la petición del president de "no especular con los tiempos" de la mesa de negociación. Sànchez ha apuntado en este sentido que la Moncloa está intentando "desgastar" y "utiliza la apariencia de la resolución para ganar tiempo".

Cena con Yolanda Díaz

Aragonès aprovechó su estancia en Madrid para verse con la vicepresidenta segunda del gobierno español y líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz. En una cena este miércoles comentaron el "contexto político general", según ha explicado el president de la Generalitat. Entre otras cosas, la mesa de diálogo y la negociación de la reforma laboral. Aragonès ha advertido de que su partido está "lejos" hoy por hoy de apoyar el proyecto de la ministra de Trabajo. "Nuestro planteamiento, y también el del PSOE y Podemos, era derogar la reforma laboral del PP, y esto cambia algunos aspectos pero no se deroga. Estamos muy lejos del acuerdo del gobierno español con los agentes sociales", ha dicho, y ha añadido que, a pesar del punto de encuentro con sindicatos y patronal, "quien vota son los diputados y se tiene que tener en cuenta".

stats