Política 19/06/2022

"Es necesario ser consciente de que peligran los derechos de las mujeres"

Lourdes Pastor es cantautora flamenca y una cara visible del movimiento feminista en Andalucía

3 min
Lourdes Pastor, cantaora feminista y medio gitana fotografiada por entrevista en un parque de Còrdoba.

Córdoba"Estoy preocupada porque la gente no acaba de ser consciente de la importancia de las elecciones. Están diciendo que la violencia contra las mujeres no existe, que son casos aislados. Ojalá fueran casos aislados. Peligran los derechos de las mujeres". Lourdes Pastor (Puente Genil, 1981) es una "flamenca cantautora", tal como ella misma se define y, además, una de las caras visibles del movimiento feminista en Andalucía. Esta doble vertiente le viene de familia, puesto que es hija de una auténtica referente del feminismo no solo en Andalucía, sino en España. Su madre es Rafaela Pastor Martínez, creadora de los famosos feminarios, por donde pasaban las voces más acreditadas del movimiento.

"Yo me recuerdo cantando siempre desde pequeña. En Puente Genil jugábamos en la calle, hacíamos concursos y cantaba y bailaba, hacía teatro en la escuela. Y en casa éramos una familia muy flamenca, en todas las fiestas se cantaba; mi tío, que es quien compuso mi primer disco, tocaba la guitarra. Yo vengo de aquí, de mucho amor por el flamenco", explica Pastor. En casa, sin embargo, tampoco eran la típica familia. "Mi madre fue madre soltera y mi padre es gitano a pesar de que no he vivido nunca con él. Pero de aquí también mi interés por la cultura gitana, que me llevó a estudiar sociología", relata.

A Pastor le gusta decir que ella mamó desde la cuna feminismo y música a partes iguales, y por lo tanto una cosa es inseparable de la otra. Sus letras hablan de todo esto, de la violencia contra las mujeres, de la inmigración, de las injusticias... y de una forma que hace que a muchas mujeres y hombres les llegue este mensaje por primera vez en su vida. El principio de su carrera artística, sin embargo, fue duro. "Se me encasillaba como activista feminista por los artículos que escribía en prensa y entonces la gente veía antes a la feminista que a la cantante. Hubo un titular de periódico de aquella época que mostraba un poco la sorpresa que causaba mi perfil: «Socióloga, mestiza y feminista cantando por bulerías»".

La Regaora, un punto emblemático de la ciudad de Córdoba.
Las calles de Córdoba la mañana de la entrevista con Lourdes Pastor

"No existe un mundo igualitario en ninguna parte –continúa–. Ser mujer se paga caro. La industria musical continúa gestionada por hombres, los programadores son hombres, los que dirigen las discográficas también. Es lo mismo que pasa en el cine, la universidad, el mundo judicial...". Ella admite que tuvo la suerte de que una de las feministas amigas de su madre, la filósofa Cristina Molina Petit, se convirtió en su mecenas para iniciar su carrera.

En cuanto a la aparición de Vox y sus posiciones antifeministas y machistas, Lourdes Pastor lo enmarca en un contexto muy concreto: "Los últimos años ha habido una explosión de feminismo y por lo tanto ha habido una reacción, era de esperar", dice con un punto de resignación. Pastor añora los tiempos en los que la Junta de Andalucía era pionera en políticas de igualdad con consejeras referentes del movimiento feminista como Micaela Navarro. "Piensa que llamaban de Sudamérica para que la Junta los asesorara. Éramos un ejemplo a escala mundial. Ahora, en cambio, crece el acoso en las entidades feministas, dicen que son chiringuitos, cuando lo que no quieren es el trabajo que hacen para empoderar a las mujeres", avisa.

Pastor está preparando un disco que saldrá después del verano y que llevará un título muy explícito: La revolución a la vuelta de la esquina. Además de las canciones de mensaje feminista habituales, la cantante ha incluido temas de memoria histórica. De hecho, una de las canciones es el tema principal del documental Las cartas perdidas (2021), dirigido por Amparo Climent y con intervenciones de actrices de la talla de Marisa Paredes, Alba Flores o Nora Navas, y donde se ficcionan las cartas de mujeres republicanas que estuvieron en la prisión o en el exilio. "Lo que quiero decir con este título es que depende de quién nos gobierne estaremos más cerca del pasado que del futuro. Y no, no es lo mismo la izquierda que la derecha. Para nosotras, las mujeres, no".

stats