Inhabilitación
Política 16/12/2021

El Parlament ratifica la condición de diputado de Juvillà después de la inhabilitación

La comisión del Estatuto del Diputado dictamina que no pierde el acta porque no hay sentencia firme

4 min
Pla general del secretario tercero de Mesa,Pau Juvillà (CUP), acompañado del resto de miembros de Mesa en rueda de prensa

BarcelonaPau Juvillà mantiene el acta de diputado, por ahora. A pesar de que el martes el diputado de la CUP fue inhabilitado por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TJSC) por un delito de desobediencia por no descolgar el lazo amarillo de su despacho del ayuntamiento cuando era concejal en 2019, el Parlament constata que todavía no hay una sentencia firme y que, por lo tanto, según el reglamento de la cámara el cupero sigue preservando su escaño. Esta es la conclusión de la comisión del Estatuto del Diputado, que ha elaborado un dictamen este jueves con el apoyo de ERC, JxCat, la CUP, los comuns y el PSC, una mayoría que se tendría que repetir en el pleno de la semana que viene cuando se ratificará el dictamen de esta comisión. "No concurre ninguna de las causas de pérdida del acta de diputado de acuerdo con el artículo 24 del reglamento del Parlament", ha leído David Saldoni (JxCat), que preside la comisión, para dejar constancia del acuerdo de los grupos políticos.

De hecho, el propio Juvillà ha avanzado el sentido del dictamen antes en una rueda de prensa conjunta con todos los miembros independentistas de la mesa, encabezados por la presidenta de la cámara, Laura Borràs. "Defenderemos la soberanía del Parlament [...]. No permitiremos la injerencia en las instituciones catalanas", ha expresado el cupero. "Nos comprometemos a dar una respuesta colectiva por las personas represaliadas, sin olvidar el objetivo política de la independencia", ha concluido.

El diputado de la CUP Pau Juvillà durante la rueda de prensa

La decisión de la comisión del Estatuto del Diputado ha generado quejas de Vox, Cs y el PP. En la comisión, la extrema derecha ha pedido la retirada "inmediata" del acta de diputado porque es lo que marca la Ley Orgánica de Régimen Electoral (LOREG) -ha dicho-, advirtiendo de que si no es así ellos mismos reclamarán que lo ejecute la Junta Electoral Central (JEC). A su vez, Ciudadanos ha aseverado que el Parlament está incurriendo en "desobediencia" y el PP ha criticado que se haya trasladado el caso de Juvillà a la comisión del Estatuto del Diputado. A su entender, la LOREG es "clara" si se trata de condenas, aunque no sean firmes, por los delitos de rebelión, sedición, terrorismo y delitos contra la administración pública, entre los cuales la desobediencia. "Es inelegible y, por lo tanto, incompatible", ha asegurado la diputada popular Lorena Roldán, reclamando que se reconsidere el dictamen.

Por el contrario, los partidos independentistas, así como los comuns y el PSC, han defendido que en estos momentos se tiene que aplicar el reglamento, que deja claro que la condición de diputado solo se pierde en caso de sentencia firme en su artículo 24. El diputado socialista David Pérez y el de los comuns David Cid han defendido que, en estos momentos, a la comisión del Estatuto del Diputado le corresponde aplicar el reglamento del Parlament. Los independentistas han hecho una defensa más política de la decisión. "Se está aplicando el derecho del enemigo", ha denunciado el cupero Xavier Pellicer, que ha reiterado que la condena a Juvillà es un ataque a la "libertad de expresión" y una muestra más de la "persecución del independentismo". "Tenemos que preservar los derechos de los diputados", han defendido, a su vez, JxCat y Esquerra alegando los mecanismos propios del Parlament para abordar situaciones como la actual.

Imagen de la sesión de la comisión del Estatuto del Diputado en la que se ha discutido el caso de Juvillà

Escenarios futuros

¿El dictamen de la Comisión del Estatuto del Diputado, favorable a mantener el escaño de Juvillà, significa que el Parlament le mantendrá el acta diga lo que diga la Junta Electoral Central y, si se tercia, el Tribunal Supremo? "No avancemos escenarios futuros", ha contestado por activa y por pasiva el propio Juvillà a varias preguntas de los medios de comunicación. Fuentes parlamentarias admiten que lo más probable, a priori, es que dentro de poco haya dos resoluciones contradictorias de la situación de Juvillà. Por un lado, la de la Comisión del Estatuto del Diputado de mantenerle el escaño y, por el otro, una eventual decisión de la JEC -ya se le ha notificado la sentencia de Juvillà al organismo y Cs y Vox ya han dicho que recurrirán- reclamando retirarle el acta de parlamentario. Será en este escenario cuando se producirá un choque y el independentismo no avanza qué hará. Y aquí es donde aparecerá el Tribunal Supremo, puesto que Juvillà y la propia cámara recurrirán para intentar frenar la decisión de la Junta Electoral Central -a través de un recurso a la sala contenciosa-administrativa- si hay una resolución de este organismo apartándolo de su escaño.

De hecho, si esto pasa se repetirá la secuencia de la pasada legislatura. Entonces el president del Parlament, Roger Torrent, preservó de entrada el acta de diputado del entonces jefe del ejecutivo, Quim Torra. La diferencia es que, en ese momento, no fue la comisión del Estatuto del Diputado quien ratificó el escaño del president, sino que fue un acuerdo de mesa. En ese momento lo apoyaron Esquerra, JxCat y también el PSC. ¿Cuándo se le retiró el acta a Torra? Cuando el Tribunal Supremo intervino. A pesar de la resolución de la Junta Electoral Central (JEC) reclamando la retirada del escaño al jefe del ejecutivo, el Parlament (y el propio Torra) interpusieron un recurso al Supremo para que frenara al ente electoral, al menos de forma cautelar -como hará Juvillà-. El tribunal, sin embargo, cerró filas con la JEC y rechazó frenar su decisión. Fue entonces cuando Torrent retiró el escaño a Torra, propiciando un choque entre Esquerra y Junts.

En este mandato lo que se quiere evitar es precisamente esta tensión interna dentro del independentismo. Juvillà no ha querido avanzar qué pasará si interviene el Tribunal Supremo, pero sí ha asegurado que lo que se tenga que hacer se hará de forma "colectiva" y unitaria por parte de los partidos contrarios a la "represión" del Estado. Con una condición, según fuentes parlamentarias: que lo que se haga tenga "sentido político" para el independentismo. Llegados a este punto, pues, está por ver si el independentismo actúa igual o diferente que ahora hace justo un año.

stats