Política 08/03/2021

El Parlamento Europeo abre una nueva fase en el proceso de extradición de Puigdemont

El resultado de la votación que previsiblemente acabará con la inmunidad de los eurodiputados de JxCat se conocerá este martes

3 min
Carles Puigdemont llega al pleno con motivo del Día Internacional de la Mujer al Parlamento  Europeo, en Bruselas

Barcelona"La votación sobre nuestra inmunidad no va solo de nosotros tres como personas individuales. Va de los valores que defendemos, de la idea de democracia que tenemos, del futuro que queremos construir en Europa". Probablemente esto, que ha tuiteado este lunes Carles Puigdemont, es lo que el ex president de la Generalitat habría dicho a los eurodiputados si hubiera tenido la oportunidad de dirigirse a ellos durante el pleno en el que se ha votado su suplicatorio. Hasta este martes a las 9 de la mañana no será público el resultado de la votación, pero la sorpresa sería mayúscula si la Eurocámara acaba rechazando la petición del Tribunal Supremo. El proceso de extradición contra Puigdemont y los ex consellers Toni Comín y Clara Ponsatí entrará en una nueva fase, sin la inmunidad que los protegía hasta ahora, pero con el convencimiento de que el juez instructor, Pablo Llarena, no lo tendrá fácil. No hace ni dos meses que la justicia belga ya rechazó la extradición de otro ex conseller, Lluís Puig, y la defensa de los exiliados ha anunciado que recurrirá las irregularidades durante el debate del suplicatorio en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Los grupos mayoritarios, excepciones al margen, se han manifestado a favor de las conclusiones de la comisión que evaluó el levantamiento de la inmunidad de los tres eurodiputados catalanes. Este lunes la única que ha tenido un turno de palabra ha sido Ponsatí, cuando el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, se lo ha cedido para responder a las alusiones que, teóricamente, se le hicieron en el pleno del mes de febrero. Ha sido, sin embargo, una ocasión fugaz. "No era consciente de que se me concedería esta oportunidad", ha respondido la ex consellera de Educación, dispuesta a aprovechar la oportunidad, a pesar de reconocer que creía que había habido "una confusión". "Seguramente hay un malentendido", ha reaccionado rápidamente Sassoli, que finalmente ha pasado al siguiente punto del orden del día. Comín, en Twitter, ha ironizado con el dilema para muchos eurodiputados que contribuyen a levantar su inmunidad mientras reclaman en Rusia la liberación de Aleksei Navalni.

La votación, secreta y básicamente telemática con un hemiciclo prácticamente vacío –por las medidas anticovid–, ha empezado a las 18.30 y se ha alargado hasta las 19.45. Además de la referida a los tres eurodiputados de JxCat, también ha implicado al liberal croata Valter Flego, al que la justicia de su país busca por presuntos sobresueldos cuando era alcalde, y al popular portugués Nuno Melo, al que el juez quiere tener disponible para aclarar la denuncia que él mismo puso contra un humorista por injurias y difamación. Las reacciones del día se han centrado, sin embargo, en Puigdemont, Ponsatí y Comín. El grupo de los Verdes europeos, del que forman parte ERC y los comunes, y también Unidas Podemos, integrado en el grupo de la Izquierda Europea, han avanzado el voto en contra del suplicatorio, el apoyo al "diálogo" para resolver el conflicto político en el Estado y también han reclamado la liberación de los presos políticos catalanes.

También hay ejemplos de algunos eurodiputados que se han desmarcado de sus grupos. Por ejemplo, la del PNB, Izaskun Bilbao, que está dentro del grupo liberal: "Todos los sistemas judiciales europeos que han visto el caso (alemán, belga y escocés) corrigen al Supremo". Y, entre otros socialistas, la belga Kathleen Van Brempt también ha anunciado que rechazaría el suplicatorio. En el otro extremo, Vox, el PP, Cs y el PSOE abrazan aparentemente sin fisuras el levantamiento de la inmunidad de Puigdemont. "Te esperamos, Carles", ha tuiteado Societat Civil Catalana, en cierto modo representando el espíritu de muchos de ellos.

El Supremo se prepara

En Bélgica ha habido sesión plenaria de la Eurocámara con los suplicatorios a votación –coincidiendo con el Día Internacional de las Mujeres se ha dado voz a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; a la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, y a la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris– y también una conexión telemática relevante sobre la colaboración en materia judicial. El ministro español de Justicia, Juan Carlos Campo, se ha reunido con su homólogo belga, Vincent Van Quickenborne, para "profundizar las relaciones bilaterales" y presentarle la nueva magistrada de Enlace ante las autoridades belgas, la fiscal Paloma Conde-Pumpido García.

La justicia española sigue obcecada en conseguir la extradición de los exiliados, después de numerosas derrotas judiciales en toda Europa. De hecho, Pablo Llarena ya analiza qué preguntas formulará al TJUE en la cuestión prejudicial que está decidido a presentar para evitar nuevos fiascos. El éxito de la euroorden dependerá en buena parte de lo que responda el TJUE cuando se le pregunte, por ejemplo, si Bélgica puede negarse sistemáticamente a aceptar las extradiciones.

stats