Política 31/01/2021

El PP se planta en Badalona para avisar de los pactos entre socialistas e independentistas

Casado vuelve por segunda vez en campaña y presenta el partido como "la vacuna contra el independentismo"

3 min
Pablo Casado, Alejandro Fernández, José Luis Martínez Almeida y Xavier García Albiol

BarcelonaBadalona se ha convertido en los últimos años en el feudo del PP. Se ha encargado de recordarlo el mismo alcalde de la ciudad, Xavier García Albiol, que ha subrayado que hace 10 años que gana. Es un municipio icónico para los populares catalanes y este domingo han querido que sirviera de escenario para sacar toda la artillería pesada para intentar acorralar a su principal enemigo a batir: los socialistas. Pablo Casado ha vuelto por segunda vez en campaña y este domingo también lo ha hecho el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, que junto a Xavier García Albiol y del candidato, Alejandro Fernández, ha presentado el PP como "la esperanza" para recoser el constitucionalismo en Catalunya. Y Badalona, por sus pactos municipales que han intentado echar a Albiol de la alcaldía, les sirve para evidenciar el mensaje central de su campaña: votar al PSC es dar un voto al independentismo. "Sánchez e Illa lo volverán a hacer", ha dicho Casado, emulando la frase del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart. De hecho, los populares han vuelto a airear el pacto de los socialistas en la Diputación de Barcelona con JxCat, pero sobre todo el de la investidura de Pedro Sánchez con ERC.

Los populares dicen que van a por todas en esta campaña, que salen a ganar, aunque las encuestas no les acompañen y el mismo candidato admita que será difícil. "Será difícil, no soy ingenuo", ha admitido en el acto de Badalona. Ahora bien, Alejandro Fernández considera que cuando el PP tiene "la clave" de la gobernabilidad hay una alternancia de poder, y ha vuelto a poner de ejemplo los gobiernos de Andalucía y, en el pasado, del País Vasco -en este, los populares acabaron pactando con los socialistas para evitar que el PNB gobernara-. "Pedro Sánchez no envía a Illa a derrotar el separatismo, sino a pactar y blindar su supervivencia política", ha asegurado el candidato popular. Fernández, sin embargo, a pesar de presentarse como la alternativa en un gobierno tripartito y en uno independentista, no aclara si estaría dispuesto a investir el candidato del PSC, Salvador Illa, si los números sirvieran para evitar, precisamente, un gobierno de izquierdas o uno independentista. "No somos comparsa de nadie", dice hoy por hoy.

La tesis de Fernández la ha arreciado este domingo el presidente del PP, Pablo Casado, que ha subido el tono contra Illa. Ha acusado el ya exministro de haber "bajado del barco en plena tormenta" y ha comparado su situación con la del capitán del barco Costa Concordia, además de presentarlo como el socio que "no se arrepiente" de haber pactado con el independentismo una investidura y unos presupuestos estatales. De hecho, Casado ha desafiado los socialistas a rechazar la mesa de diálogo la semana que viene en el Congreso, cuando ERC tiene que presentar una resolución en este sentido. "No puede ser parte de la solución quien es parte del problema", ha afirmado el líder estatal, que ha presentado al PP como "la única vacuna real contra el independentismo". Casado, además, ha asegurado que los gobiernos tripartitos e independentistas traen "además confrontación civil" y también además "adoctrinamiento y más propaganda".

La gestión municipal

El PP se derrumbó en las últimas elecciones municipales y perdió decenas de regidores en todo Catalunya. Solo se quedó con una alcaldía, la de Pontons, y hace más de medio año recuperó la de Badalona con Xavier García Albiol al frente después de la dimisión del socialista Álex Pastor. Para los conservadores es una ciudad icónica, y este domingo se han plantado ahí para poner en valor su gestión municipal, donde también estaba el alcalde de Pontons, Josep Tutusaus. Ahora bien, a pesar de que en Catalunya los conservadores no pueden presumir de tener tejido municipal en los ayuntamientos, han recorrido a los 2.800 alcaldes que el partido tiene en todo el Estado para exhibir músculo municipal. Por eso, han invitado al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y han intervenido telemáticamente alcaldes de todo el Estado: desde Badajoz, Córdoba o Almería, hasta Oviedo, el alcalde de la cual ha apelado a la "reconquista" municipal en Catalunya. "Mi objetivo es ser un presidente que se comporte como un alcalde", ha prometido Alejandro Fernández.

El regalo a Casado y Almeida
  • En el PP, sus dirigentes se dividen entre culés y pericos. Y la prueba es que el mismo Xavier García Albiol es un seguidor del Espanyol declarado y el candidato popular, del Barça. Similar a lo que ocurre en Madrid: Casado es seguidor del Real Madrid y Almeida del Atlético. Aprovechando que tenían invitados, Alejandro Fernández y Xavier García Albiol han querido demostrar que se lo toman todo con deportividad y han regalado una camiseta del Espanyol y una del Barça a Casado y a Almeida.
Albiol y Fernández Fernández Fernández  con Casado y Almeida con camisetas del F.C. Barcelona y el RCD Espanyol
stats