Política 15/10/2021

¿Puede prosperar (ahora sí) una moción de censura contra Albiol?

Las causas que salpican al alcalde de Badalona y la ausencia de Dolors Sabater en el consistorio facilitan el acuerdo entre el PSC y Guanyem

3 min
Xavier Garcia Albiol besa la vara de alcalde

Badalona e inestabilidad política son dos conceptos que hace mucho tiempos que van de la mano. En solo diez años, la tercera ciudad de Catalunya ha tenido cinco alcaldes, ha vivido una moción de censura, un gobierno de solo tres concejales, la detención de un alcalde por conducir bebido y una negociación agónica de casi todos los grupos municipales que fracasó en el intento de evitar que el popular Xavier García Albiol volviera a situarse, en mayo de 2020, al frente del Ayuntamiento. "No creo que sea el momento de pensar en mociones de censura contra Albiol", decía el socialista Rubén Guijarro, líder del segundo partido en el consistorio, en el desenlace de ese último episodio. Solo un año y medio después, sin embargo, aquellas palabras empiezan a cambiar. La aparición de Albiol en los papeles de Pandora, que señalan su vinculación con una sociedad en el paraíso fiscal de Belice (2005-2015), ha vuelto a sacudir la política badalonesa, y la oposición en bloque se está moviendo para intentar echarlo de la alcaldía. Las peticiones de dimisión se suman a los contactos para intentar una moción de censura, y el entendimiento entre el PSC y Guanyem Badalona, clave para construir una alternativa de gobierno –los dos partidos juntos suman 10 concejales, uno menos que el PP–, podría ser posible esta vez, con Guijarro como el mejor posicionado para coger la vara de alcalde.

¿Qué ha cambiado desde la última vez que lo intentaron? En el centro de todo están las causas que salpican a Albiol. El alcalde ya había sido procesado recientemente por haber permitido en 2012, durante su primer mandato en Badalona, la instalación sin licencia de antenas telefónicas en la comisaría de la Guardia Urbana de la ciudad. Un caso que implicaría presuntos delitos de prevaricación y malversación. Su aparición en los papeles de Pandora, pues, no ha hecho más que alimentar los argumentos de la oposición para su salida. Y este jueves han sumado otro: el concejal de Sanidad e histórico número dos de Albiol en el PP, Ramón Riera, compartía poderes con él sobre la misma sociedad en Belice, según han publicado El País y La Sexta. El alcalde asegura que nunca se benefició de ese proyecto y desvincula su relación con la compañía de su actividad política, pero la implicación de Riera pone ahora en entredicho sus afirmaciones. La oposición no da por buenas sus explicaciones y ven la oportunidad de hacerlo caer.

Desde el PSC exigen su dimisión, una posibilidad que el alcalde por ahora no se plantea, y en paralelo han empezado los contactos entre los grupos para intentar la moción de censura. "Hace más de dos días que estaba justificada por varios motivos", ha reivindicado este jueves la portavoz de Guanyem, Nora San Sebastián, en declaraciones a TV3. La presunta corrupción de Albiol, ha señalado, se añade a una situación de "colapso y quiebra" de su gobierno, y ha puesto como ejemplo la falta de presupuestos y de ordenanzas fiscales, o de un plan de reactivación y recuperación después de la pandemia. San Sebastián ha llamado a "trabajar intensamente" para construir un "gobierno de concentración" alternativo. Tanto ERC (3 concejales) como los comuns (2) y JxCat (1) optan por explorar esta vía, pero los socialistas todavía no se mojan del todo. "Nosotros, por dignidad, lo que creemos es que Albiol tiene que dimitir", insistía Guijarro también en TV3, si admitía que su partido no rehúye ninguna otra "posibilidad".

Hay, de hecho, otro elemento que, ya sea vía dimisión o vía moción de censura, allana el acuerdo que no fue posible el año pasado. El pulso en ese momento para el reparto de la alcaldía era entre Guijarro y la entonces candidata de Guanyem, Dolors Sabater, a la que los socialistas ya habían echado del gobierno con una moción de censura en 2018. La cabeza de filas del grupo en el que se integra la CUP, sin embargo, es ahora diputada en el Parlament y su ausencia en Badalona podría facilitar las conversaciones, tal como ella misma admitía en marzo, cuando se despedía del Ayuntamiento: "La excusa al veto a Dolors Sabater ya se ha acabado", dijo. San Sebastián ha añadido este jueves en TV3 que hace falta "corregir errores cometidos en otros momentos y ser generosos", y se ha comprometido a no poner "líneas rojas" en la negociación. La posición de partida beneficia en gran manera al PSC, que espera pacientemente el momento oportuno –los movimientos de Albiol a partir de ahora serán claves– para dar un paso adelante.

Los precedentes
  • Junio 2015 - Frente común para echar a Albiol Después de cuatro años en la alcaldía, Albiol vuelve a ganar las elecciones en 2015. Con la misión de evitar un nuevo gobierno de la derecha con tics xenófobos, sin embargo, Guanyem Badalona consigue el apoyo de ERC, el PSC e ICV y uno de los dos concejales de CiU para convertir a Dolors Sabater en la nueva alcaldesa.
  • Junio 2018 - Moción de censura contra Sabater El desacuerdo con la gestión de Dolors Sabater, alcaldesa desde 2015, pero sobre todo la falta de neutralidad de su gobierno con el Procés fueron los motivos esgrimidos por el PSC para impulsar una moción de censura contra ella en junio de 2018, cuando tan solo faltaba un año para nuevos comicios. La moción salió adelante gracias a los votos del PP de Albiol y de Cs, que convirtieron a Àlex Pastor en alcalde de un gobierno socialista con tan solo tres concejales.
  • Junio 2019 - Guanyem cede la alcaldía a los socialistas Las municipales de mayo de 2019 dieron nuevamente la victoria al PP, pero la voluntad de las fuerzas progresistas era intentar impedirle el acceso a la alcaldía. A pesar de que la candidatura de Guanyem había quedado por delante del PSC, los socialistas se negaron a investir a Sabater. Fue ella quien, en el último momento y para vallar el paso a Albiol, retiró su candidatura en el pleno del 15 de junio y permitió que Pastor siguiera al frente del Ayuntamiento.
  • Mayo 2020 - El desacuerdo devuelve la vara a Albiol Después de que el 22 de abril de 2020, en pleno confinamiento por la pandemia, Pastor fuera detenido por conducir ebri y enfrentarse a la policía, el alcalde socialista renunció al cargo y abrió la carrera para su relevo. Las negociaciones entre los grupos se alargaron casi un mes y, a última hora y cuando parecía todo cerrado, el desacuerdo entre el PSC y Guanyem permitió que Albiol volviera a la alcaldía el 12 de mayo. En el centro de la discrepancia, el reparto de la alcaldía entre Guijarro y Sabater.
stats