SEGURIDAD
Política 29/11/2021

El PSC abraza a los Mossos para ser la alternativa de orden

Defiende la necesidad de más policía para no ceder espacio a Vox

3 min
El líder  del PSC, Salvador Illa, hablando al pleno con el diputado del grupo por Unidos, Ramon Espadaler.

Barcelona“En Catalunya no hay un problema con la policía, sino un problema por falta de policías. Y la policía tiene un problema con el Govern”. Las palabras, el pasado viernes, de Ramon Espadaler en el Parlament resumen la posición que el PSC y Units per Avançar –aliados en la cámara catalana y varios ayuntamientos, incluido el de Barcelona– han tomado en materia de seguridad y orden público. En el marco de la alternativa que quiere construir Salvador Illa, el grupo socialista ha cogido la bandera de la defensa de la policía y especialmente de los Mossos, que han protagonizado varias topadas con el ejecutivo. La “indefensión” que, a su parecer, sufren los agentes fruto de unas políticas “al dictado” de la CUP, así como la percepción de inseguridad en los municipios, sirven al partido para erigirse como alternativa de orden y, de retruque, no perder espacio allá donde la extrema derecha hace agujero. “En cada barrio en el que hay un conflicto y no tenemos herramientas para solucionarlo, lo que hacemos es abrir la puerta a Vox”, afirman fuentes de la dirección socialista.

La defensa férrea de los cuerpos policiales por parte del PSC no es nueva. Ya durante el mandato del president Quim Torra, y en plena batalla electoral entre Pedro Sánchez y la triple derecha, los socialistas cerraron filas con el papel de los antidisturbios durante las protestas posteriores a la sentencia del 1-O y acusaron al Govern de no condenar la “violencia” en las calles. “Gracias, Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil”, clamaba Miquel Iceta en septiembre de 2019, cuando todavía faltaba un mes para las grandes manifestaciones con disturbios. Al frente de la acción política en este campo hay dos nombres destacados, los dos de Units per Avançar: Albert Batlle, teniente de alcalde de Seguridad en Barcelona y ex director general de la Policía, y Espadaler, diputado y exconseller de Interior. “Contamos con dos personas que han estado en primera fila con los Mossos y que trabajan con un enfoque con el que nos sentimos muy cómodos”, reivindican desde la ejecutiva del PSC.

Si en la capital catalana Batlle apuesta desde hace tiempo por la contundencia contra fenómenos como el de los manteros, Espadaler lidera ahora una batería de iniciativas en el Parlament para combatir la “fijación casi obsesiva” de los partidos en el Govern con la “fiscalización y desconfianza hacia los Mossos”, tal como defendió el viernes en el arranque de la comisión sobre el modelo policial. Un día antes, el PSC denunciaba que Interior no ha tramitado cerca de 800 actas levantadas en manifestaciones desde 2020, y el partido también combatirá la decisión de la Generalitat de retirarse de las causas contra manifestantes si no hay lesiones o no se puede identificar a los autores. Detrás de estos hechos los socialistas ven los pactos del ejecutivo con los cupaires. “La CUP manda y el Govern obedece”, critica Espadaler. Un discurso que busca reivindicar la apuesta moderada del PSC ante la supuesta radicalización y dejadez de funciones en Interior.

La estrategia en los municipios

“Si queremos ser alternativa tenemos que poner en el centro los temas que preocupan a la sociedad y donde la Generalitat no actúa”, apunta un diputado. A pesar de que la inseguridad queda lejos de aparecer entre los primeros problemas de los catalanes en las encuestas del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) –y de que los hechos delictivos cayeron en 2020 casi un 27% a raíz de la pandemia, según datos de los Mossos–, varios barómetros municipales sí que la sitúan como una de las principales preocupaciones de los ciudadanos. Y es en el ámbito municipal, y con la vista puesta a las elecciones de 2023, donde el PSC y Units apelan a vecinos, comerciantes, restauradores y hoteleros “afectados” por las protestas y el “vandalismo” de los últimos años. “La alternativa será el crecimiento de Vox en los ayuntamientos”, alerta Espadaler.

A pesar de huir de la vinculación inmigración-delincuencia de los ultras, los de Illa sí que asumen la defensa del orden en las calles de los partidos más a la derecha. El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, alertaba precisamente este sábado en una entrevista a Nació Digital del discurso “conservador” de Espadaler en relación a la seguridad y criticaba a los partidos que confunden “la orden con la mano dura”. ¿La estrategia del PSC puede ser contraproducente y acabar dando más alas a Vox? “No tener discurso es lo que te mata”, concluyen fuentes socialistas.

stats