Sociedad 16/06/2021

Barcelona y Badalona se quedan solas a la hora de reabrir las playas por la verbena de Sant Joan

Sitges anuncia que las mantendrá cerradas, igual que la mayoría de municipios costeros del área metropolitana sur

ARA
2 min
Una playa de Sitges en una imagen de archivo

BarcelonaGavà, Castelldefels, Viladecans, Vilanova i la Geltrú y ahora también Sitges. La mayoría de los municipios costeros al sur de Barcelona -solo falta el Prat de Llobregat para decidirse- no seguirán los pasos de la capital catalana y Badalona y cerrarán las playas por la verbena de Sant Joan. Por el contrario, los consistorios de Barcelona y Badalona acordaron permitir la afluencia de la ciudadanía a las playas durante la noche más larga del año, teniendo en cuenta el ritmo de vacunación y siempre que los indicadores epidemiológicos se mantengan a la baja.

En el caso de Sitges, el Ayuntamiento prevé un dispositivo el mismo 23 de junio para ir vaciando la zona cercana a las playas: primero prohibirá aparcar en el área del Passeig de les Botigues y cortará el tráfico en todo el litoral del núcleo del municipio a partir del mediodía, según informa la Agència Catalana de Notícies (ACN). Por la tarde y al atardecer, la policía local desalojará las playas y cerrará el acceso de la ciudadanía a la arena, como el año pasado. Sí se podrá acceder a los restaurantes ubicados a pie de playa, que a diferencia de la verbena de 2020 pueden estar abiertos hasta la una de la madrugada.

De este modo, la mayoría de municipios al sur de Barcelona han decidido seguir las recomendaciones del Procicat y restringir el acceso a las playas durante la verbena de Sant Joan. A pesar de la recomendación, el organismo sí ha aprobado este miércoles permitir los encuentros de más de 10 personas en el exterior a partir del próximo lunes.

Barcelona y Badalona sí permitirán el acceso de la ciudadanía a las playas durante la noche más larga del año, a pesar de que con controles de aforo y manteniendo la prohibición de consumir alcohol. De hecho, el 9 de junio todos los municipios del área metropolitana abordaron la cuestión en un encuentro conjunto. Entonces, el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, aseguró que todos los municipios habían pactado abrir las playas por la verbena. El día siguiente, Gavà y Castelldefels tomaban la decisión contraria. La lista de negativas se ha ido ampliando en los últimos días con Viladecans, Vilanova i la Geltrú y ahora también Sitges.

stats