Sociedad 25/01/2021

Barcelona busca hacer agradable la Plaça dels Països Catalans con la ampliación de la estación de Sants

Eliminarà los dos viales de tránsito y avanzará 40 metros la entrada al vestíbulo principal

3 min
La Estación de Sants separada por dos viales de la plaza de los Países Catalanes

BarcelonaEs uno de los paradigmas de las plazas duras de Barcelona, dominada por el cemento y degradada por el paso de los años y la concentración de usos como el skate. La Plaça dels Països Catalans, que da acceso a la estación de Sants, hace años que espera una reforma que se ha ido aplazando. Ahora el Ayuntamiento de Barcelona ha sellado un convenio con Adif que fija que la transformación se hará junto con la también necesaria ampliación de la estación.

A pesar de que hasta mañana martes no se abrirá el proceso participativo con los vecinos y que se trabaja con la idea de tener un anteproyecto definido antes del verano, el proceso sí tiene ya algunas premisas claras: que el vestíbulo de acceso a la estación crecerá y se avanzará unos 40 metros hacia la plaza, que desaparecerán los dos viales de tránsito que ahora hacen de barrera entre la plaza y la estación y que se buscará que taxis y vehículos compartidos tengan parada sepultada en el parking que queda al otro lado. También se prevé desplazar a la Plaça Espanya la parada de autobuses y dejar una más pequeña en la calle Tarragona, pero esto será ya en una segunda fase.

De momento, lo que se quiere dibujar ya este año es la reforma de la plaza para hacer que sea un lugar donde apetezca sentarse y jugar, y ampliar el vestíbulo para evitar las colas y aglomeraciones que se producían antes de la crisis del covid y hacer que Sants sea, junto con La Sagrera, la estación "de referencia" de la ciudad. Así lo ha detallado hoy la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, en la presentación del convenio que han firmado el Ayuntamiento y Adif para desbloquear la transformación de este ámbito. El coste económico de la reforma recaerá en la gestora estatal de infraestructuras, pero el consistorio remarca que no se hará nada sin contar con la visión de Barcelona y elogia la buena relación entre unos y otras.

El proyecto arquitectónico de la Plaça dels Països Catalans, obra de Albert Viaplana y Helio Piñón, recibió el premio FAD en 1984 y ahora el gobierno municipal dice que es el momento de dignificar esa propuesta, que se ha visto perjudicada por diferentes retoques posteriores. "Es un buen momento para recuperar el espíritu original de la plaza y adaptarlo al siglo XXI", ha remarcado Sanz. Y en esta adaptación se incluye la eliminación de los viales de tránsito que cruzan la plaza para hacer más fácil el acceso a pie hasta la estación de Sants. El gobierno de Colau asume que "difícilmente" se podrá añadir verde, pero asegura que trabajará para que la nueva plaza "sea lo menos dura posible".

Licitación en 2022

El acuerdo entre el Ayuntamiento y Adif también buscará, en fases posteriores, mejorar el servicio ferroviario con más frecuencia de paso y la conexión al metro. De momento, lo que se incluirá en el anteproyecto es el vestíbulo y la transformación de la plaza. La idea es tener el proyecto cerrado a finales de año y poder licitar las obras, que todavía no se sabe qué duración tendrán, durante el año que viene. El estudio de arquitectos RCR es quien tiene el encargo de redactar el anteproyecto de transformación.

Para impulsar toda la transformación, Adif y Ayuntamiento crearán ahora una oficina conjunta, que estudiará los aspectos técnicos, liderará el proceso participativo y colaborará en la concreción de aspectos con el equipo redactor. También habrá una comisión de seguimiento integrada por las dos administraciones.

Lo que también se verá en este ámbito es un paso más de la reordenación de buses interurbanos que Barcelona ya tiene en marcha en la ronda Universitat, donde está previsto que a principios del mes que viene empiecen las obras en el lado montaña que implicarán la retirada de las paradas. En el caso de Sants, se mantendrá una parada de referencia en la calle Tarragona, pero el grueso de conexiones pasarán a hacerse en la Plaça Espanya.

stats