Barcelona
Sociedad  /  Barcelona 07/07/2022

Bibliotecas cerradas por vacaciones: solo una decena seguirán ofreciendo servicios en agosto

ERC denuncia que no se mantengan abiertas a pesar de ser refugios climáticos y recrimina al gobierno de Colau que no haya ampliado la red

2 min
Biblioteca Montserrat Abello

BarcelonaDe las 40 bibliotecas que forman parte de la red de Barcelona solo diez están abiertas durante todo el mes de agosto (una en cada distrito) y cuatro más estarán operativas solo durante la segunda quincena. Una oferta que el grupo de ERC ha tildado hoy de "inadmisible" teniendo en cuenta que, según el último barómetro municipal , más de un 30% de los barceloneses no se irán de vacaciones este verano y tratarán de hacer actividades en la ciudad. Además, las bibliotecas son espacios incluidos dentro de la red de refugios climáticos, es decir, lugares bien climatitzados donde los vecinos pueden acudir en momentos de mucho calor. Pero en agosto la gran mayoría cuelgan el cartel de "cerrado por vacaciones".

ERC defiende que mantener las bibliotecas abiertas durante toda la campaña de verano es una propuesta más que razonable que no tendría un impacto económico importante para las arcas municipales. Por eso la llevará a debate la semana que viene en la comisión de derechos sociales. El gobierno municipal, por ahora, declina pronunciarse sobre el tema y asegura que dará su respuesta oficial en el momento del debate en comisión. La queja de los republicanos forma parte de una denuncia mayor dirigida al equipo de Colau, a quien acusan de no haber ampliado la red de bibliotecas en dos mandatos más allá de dos proyectos de renovación: la nueva García Márquez, en Sant Martí, y la Montserrat Abelló, en Les Corts, que no han hecho crecer el cómputo total de equipaciones de este tipo en Barcelona.

Los republicanos han considerado hoy insuficiente que todavía haya 33 de los 73 barrios de la ciudad sin una biblioteca propia y lo han encontrado especialmente sangriento en zonas de renta baja y de orografía más complicada por la dificultad añadida de los desplazamientos. "La cultura no puede acabar siendo un acelerador de desigualdades", ha criticado Maragall, después de remarcar que barrios como Trinitat Nova, Torre Baró o la Marina no tienen todavía una biblioteca. En Nou Barris, no hay en ocho de los 13 barrios; en Santo Martí, no tienen cuatro de los diez barrios... La parte más céntrica de la ciudad está mejor servida: en el Eixample y en Ciutat Vella hay una en cada barrio.

"Acentúa las desigualdades"

La regidora republicana Gemma Sendra ha remarcado, además, que la encuesta de participación y necesidades culturales de la ciudad ya evidenciaba un contraste importante entre los hábitos de lectura de los vecinos de barrios de rentas bajas (un 60% admitía no leer libros) y los de rentas altas (un 29%) y que, por lo tanto, el objetivo sería facilitar el acceso a la cultura a los vecinos con menos recursos. "La ausencia de cultura acentúa las desigualdades en Barcelona y esto tendría que ser insoportable”, ha asegurado Maragall.

stats