Sociedad 04/05/2021

Salud comenzará a vacunar a la población de entre 50 y 59 años la semana que viene

Catalunya confía en tener al 70% de la población vacunada con una primera dosis en julio

6 min
Una enfermera preparando una dosis de una vacuna contra el covid .
Disponible en:

Barcelona"Si se cumplen los objetivos de llegada de dosis, el 70% de los catalanes y catalanas estarán vacunados en el mes de julio”, ha anunciado este martes el vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès. Después de la llegada de medio millón de vacunas solo esta semana, Aragonès se ha mostrado confiado en que las próximas entregas sean lo suficientemente grandes como para intensificar la campaña de vacunación y hacerla masiva. De hecho, ha recordado que a lo largo del mes de mayo llegarán el doble de dosis que en abril y ha señalado que la previsión del Govern es lograr la protección del 80% de la población de más de 60 años en las próximas semanas, de forma que el "riesgo" de sufrir un brote epidémico se reduzca “drásticamente" coincidiendo con el levantamiento de buena parte de las restricciones.

El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha detallado que el próximo 15 de julio unos 5 millones de personas estarán vacunadas, como mínimo, con una primera dosis. "Todas las personas de 30 años o más tendrán al menos una primera dosis y en dos o tres semanas la protección ciudadana será muy elevada", ha indicado. De momento, 1.947.000 personas (24,9%) han sido vacunadas con una primera dosis y 825.934 (11,1%) ya han recibido las dos vacunas. La mayoría son personas mayores de 70 años, aunque también hay muchas mayores de 60.

Las autoridades sanitarias catalanas aseguran que con el ritmo de vacunación actual se reducen hasta un 75% el riesgo de morir por covid y hasta un 50% las posibilidades de acabar ingresado en un hospital. En cuanto a las unidades de cuidados intensivos (UCI), la vacunación de los mayores de 60 evita hasta un 37% de los ingresos, pero para reducir la ocupación de críticos hay que vacunar a la población de entre 50 y 59 años. Es una operación que empezará la semana que viene de manera generalizada, según ha anunciado este lunes Argimon.

Serán los centros de atención primaria (CAP) los que empezarán a dirigirse a las personas de entre 50 y 59 años para iniciar las inmunizaciones y, de hecho, esta semana ya habrá unas pocas vacunaciones en diferentes territorios. Hasta ahora solo se vacunaba a gente de esta edad que sufriera patologías graves, como cáncer, enfermedades autoinmunes o están en diálisis, y que ya han empezado a ser inmunizadas en hospitales con la vacuna de Moderna hace unos mesos. Eso explica que un 4,5% de este colectivo haya recibido una dosis y el 2,3% haya recibido las dos. "Nos quedan pocos mesos para normalizar y esto es algo que nos tiene que dar esperanza", ha reconocido Argimon.

Desde Madrid, la portavoz del gobierno español, María Jesús Montero, también ha reforzado el mensaje de que España "está en condiciones" para alcanzar el 70% de población vacunada, aunque ha puntualizado que probablemente no lo hará hasta agosto. "Ya hay 12 millones de personas con una dosis de la vacuna. En Abril se ha vacunado a más personas que en todos los meses anteriores, llegando a los 5 millones de vacunados. Ya tenemos velocidad de crucero", ha defendido. Así, tanto las autoridades catalanas como las estatales ven cada vez más factible un objetivo que hace un par de meses parecía irrealizable: vacunar a casi tres cuartos de la población antes de que acabe el verano.

El virus amaina

DEn Catalunya la evolución epidemiológica parece que da una tregua y, por tanto, hay margen para el optimismo. Los contagios se reducen a un ritmo lento pero seguro y los indicadores epidemiológicos confirman que se está encarando el descenso de la curva después de haber estado quince días estancada en 10.500 casos semanales. La semana del 24 al 30 de abril Salud Pública diagnosticó 10.100 infecciones y esta semana está detectando unas 9.500. "La barrera de los 10.000 la dejaremos atrás mañana o pasado, pero tenemos que tener presente que aun así serán muchos casos y que todavía tenemos 473 enfermos en las UCI", ha explicado el secretario de Salud Pública. Con todo, Argimon ha asegurado que si no hay crecimiento es gracias a la vacunación. "De otro modo estaríamos como en la segunda o la tercera oleada", ha admitido.

En efecto, los expertos tienen claro que este cambio de tendencia se debe de parcialmente a la campaña de vacunación, que, junto con el mantenimiento de algunas restricciones a la interacción social, ha permitido ganar semanas al virus. "Buena noticia: podemos confirmar la tendencia a la baja de la epidemia en Catalunya. Desde el pasado jueves el patrón de consolidación de casos apunta a una bajada semanal de un 10%", ha anunciado este martes el Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (Biocom-SC) de la UPC, encargado de elaborar los informes epidemiológicos diarios.

La incidencia acumulada de los últimos 14 días en todos los grupos de edad es todavía elevada, de 272 contagios por cada 100.000 habitantes (268 casos el 3 de mayo), pero la propagación entre los colectivos vacunados ha caído drásticamente. El caso más evidente se da entre los mayores de 80 años, los positivos de los cuales se han desplomado a la mitad respecto a la media catalana. Más del 84% de estas personas han recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer y en el último periodo actualizado (del 16 al 30 de abril) solo se han detectado 132 positivos por cada 100.000 habitantes. Hace un mes eran 175 casos, un 24% más.

Incidencia acumulada de los últimos 14 días en Cataluña por grupos de edad
Contagios por cada 100.000 habitantes.

También está bajando la positividad entre los que tienen entre 60 y 79 años, los colectivos que se están vacunando a estas alturas y que el departamento de Salud quiere acabar de inmunizar con la primera dosis antes de este fin de semana. Un 70,3% de las personas que tienen entre 70 y 79 años ya están protegidos parcialmente y solo un 19,8% han completado la pauta de vacunación, pero la incidencia hace al menos quince días que se está reduciendo progresivamente. El pasado viernes se estaban diagnosticando 177 positivos por 100.000 habitantes, cuando la tercera semana de abril se estaban detectando aproximadamente unas 220 infecciones (un 19,5% más).

Ahora bien, son los de la franja de los sesenta años los que tienen un ritmo de reducción de casos más intenso: tres de cada cinco personas de entre 60 y 69 años han recibido la primera inyección de AstraZeneca y los positivos han caído de los 250 casos por 100.000 habitantes de principios de abril a los 178 actuales, un 28% menos. Según el Biocom-SC, el informe evidencia "claramente la importancia de la vacunación", que ha conseguido reducir a la mitad la incidencia en personas de más de 80 años y que está haciendo que la incidencia de los mayores de 60 "baje fuertemente" y se acerque a estos valores.

Menos contagios con síntomas

A pesar de que la mayoría de casos se concentran en las franjas de edad que van de los 15 a los 49 años y las vacunas no pueden reducir esta incidencia de forma directa –todavía no se ha iniciado la inmunización masiva–, los expertos concluyen que la vacunación de la población de más edad está ejerciendo de "cortafuego" en la transmisión familiar, dentro de los domicilios. Las vacunas no son esterilizantes –no eliminan del todo el contagio–, pero reducen la posibilidad del contagio dentro de una burbuja de convivencia. "Las vacunas también nos ayudan a disminuir las incidencias de los colectivos vacunados y empujan, aunque haya las mismas condiciones de interacción social, la epidemia hacia incidencias menores", explican desde el Biocom-SC.

Según los expertos, que preparan estos informes diarios, los indicadores epidemiológicos también dificultan que haya un repunte repentino de hospitalizaciones. Con estos 10.000 contagios semanales, que serán 9.500 a finales de semana, el informe elaborado por la Agencia de Calidad y Avaluación Sanitarias (AQuAS), Salud Pública y el Biocom-SC constata que los positivos no aumentarán los próximos días. Las previsiones se ajustan a la tendencia que señalaban los tests de antígenos realizados a la atención primaria en personas con síntomas –un buen indicador para anticiparse a aumentos o descensos de contagios–, que hacía días que avanzaban este cambio de tendencia.

Con todo, por causas que se desconocen, esta bajada no se había materializado. Mientras que el 26 de abril se hacían 3.394 pruebas rápidas en los CAP y el 10,3% daban positivo, unas 673 infecciones en un solo día, el viernes 30 de abril se hacían un total de 3.082, de las que el 9,2% revelaron la infección por covid, 391 casos en un día. Con todo, esa semana todavía no se veía una reducción en las infecciones detectadas.

La última semana con datos actualizados Catalunya hizo más de 188.300 pruebas entre antígenos y PCR y, aún así, la tasa de positividad todavía se mantenía entorno al 6%, un poco por encima del máximo exigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que fija el 5% como umbral para tener controlada la propagación del virus. Sobre estas conclusiones, el Biocom-SC ha avanzado que en los próximos días habrá que analizar en detalle las posibles explicaciones de la bajada de contagios, porque la vacunación por edades puede afectar mucho la distribución de sintomáticos y asintomáticos, y con esto la interpretación de los datos.

stats