Sociedad 19/10/2021

Los 'comuns' enmendarán la ley del 'solo sí es sí' para no "criminalizar" a las trabajadoras sexuales

Modifican una parte de la ley promovida por la ministra Irene Montero

2 min
Tres alcaldesas contra la prostitución

MadridLa semana pasada la ministra de Igualdad, Irene Montero, presentó en el Congreso la llamada ley del solo sí es sí, que garantiza la libertad sexual, que equipara una agresión sexual y una violación, y que también regula la prostitución con una mirada abolicionista. El debate sobre esta última cuestión se ha ido haciendo visible en las últimas semanas y, por ejemplo, el PSOE este fin de semana apostó también por la abolición de la prostitución. Ahora bien, en el seno de Unidas Podemos el debate también existe y la posición no es unitaria. Los comuns, en este sentido, tienen una visión pro derechos que apuesta por una regulación de la prostitución que garantice los derechos de las trabajadoras sexuales.

Para intentar dejar su sello en la normativa de Montero, En Comú Podem tiene previsto presentar una enmienda a la ley para evitar que se incorpore el delito de la tercera locativa, es decir, que se sancione "penalmente a quien destine un inmueble a favorecer la explotación de la prostitución de otra persona". En el texto de la enmienda, al que ha tenido acceso el ARA, los comuns avisan de que recuperar este delito (que había sido despenalizado en 1995 con la reforma del Código Penal) "pone en riesgo a otras personas que ejercen la prostitución". Es decir, las mujeres que ejercen de trabajadoras sexuales por cuenta propia y que tienen que alquilar habitaciones.

Consideran que la "penalización de este tipo de conductas ha demostrado efectos muy perjudiciales como la clandestinización de la actividad, peores condiciones de trabajo y dificultades en el acceso o, incluso, la pérdida de la vivienda". "Apostamos por el derecho a tener derechos", ha argumentado la diputada de los comuns Aina Vidal en rueda de prensa. En el texto, los comuns recurren a la posición de diferentes organismos internacionales como la ONU, que recomienda que se derogue cualquier normativa que "produce el efecto de criminalizar a las mujeres que ejercen la prostitución". Creen que introducir el delito de tercera locativa supone una "falta de consideración hacia el consentimiento, la voluntad y la capacidad de autodeterminación de las personas que ejercen la prostitución".

A estas alturas, el debate en el seno de Unidas Podemos está abierto y los comuns confían en que el partido violeta aceptará su enmienda. La ministra Irene Montero defiende una abolición de la prostitución, pero que vaya vinculada a otras políticas como una reforma, por ejemplo, de la ley de extranjería y la reinserción al mercado laboral de las trabajadoras sexuales. "Queremos ampliar esta ley en positivo. Para incorporar un feminismo en el que quepamos todas", ha argumentado Vidal.

stats