Sociedad 25/09/2021

El cono del volcán de La Palma se rompe y abre nuevas bocas

La erupción entró ayer en una fase más explosiva y se tuvieron que desalojar 160 vecinos más

ARA
3 min
L'erupció en La Palma, esta mañana

La erupción del volcán Cumbre Vieja, en la isla canaria de la Palma, continúa aumentando su intensidad. Después de que el volcán entrara ayer en una fase más explosiva y se abrieran dos nuevas bocas eruptivas, muy cercanas entre ellas, este sábado se ha abierto todavía otra nueva boca, ubicada al oeste de la principal, según ha informado el Instituto Volcanológico de las Canarias (Involcan). Además, a primera hora de esta tarde, el Instituto Geológico y Minero de España añadía que el cono del volcán se ha roto y deja una nueva colada "enorme" -en palabras del geólogo Carlos Lorenzo- que avanza hacia el mar.

El aumento de la actividad del volcán y la inestabilidad del cono ya obligaron ayer a desalojar de urgencia tres núcleos de población más: Tajuya, Tacande de Abajo y los vecinos de Tacande de Arriba que todavía no habían sido desalojados. En total, 160 personas, que elevan el cómputo total de evacuados desde que empezó la erupción, el pasado domingo, hasta las 6.200 personas. A primera hora de esta tarde hay una nueva reunión del comité director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (Pevolca). 

Ahora mismo el volcán tiene cuatro coladas de lava activas. La del norte tiene una altura de frente máxima de 12 metros, mientras que la secundaria tiene un frente de altura máxima de 10 metros y la tercera, que es la que surgió ayer como consecuencia de las nuevas bocas eruptivas, discurre por el sur, por encima del anterior. La lava fluye en dirección este-oeste y presenta una longitud de 3.800 metros, a 2.100 metros de la costa. Según los geólogos que han alertado de la cuarta colada, esta se encuentra en la parte suroeste del volcán y "deja una colada enorme de bloques muy grandes que se desplaza en dirección hacia el mar".

Hoy se tiene que decidir si las personas que fueron desalojadas ayer podrán volver a casa a recoger pertenencias. La dirección general de Seguridad y Emergencias urgió ayer evacuarlas debido al aumento de la inestabilidad y del incremento de la actividad del volcán que podía provocar que la ceniza y el material volcánico llegaran mucho más lejos de lo que lo estaban haciendo y que hubiera, también, vibraciones y detonaciones. A pesar de que en un primer momento se pidió a estos vecinos que se confinaran en casa, quince minutos después se les dirigía hacia el campo de fútbol de El Pozo para coordinar su evacuación.

Según detalló al atardecer la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en las Canarias, María José Blanco, inicialmente se valoró que el riesgo era solo de lluvia intensa de cenizas, quizás con algunas partículas de piroclastos ligeramente más grandes, pero después se comprobó que el aumento repentino de la explosividad comportaba tres amenazas para los vecinos: caídas de material más grande, la posibilidad de verse expuestos a las coladas y, en el peor escenario, quedar dentro del radio de alcance si el cono se colapsaba. Las dos nuevas bocas abocaban ayer por la tarde lava fluida que avanzaba derramando hacia abajo, según informaron el Instituto Vulcanológico de las Canarias y el Instituto Geológico y Minero de España, que precisaba que en la hora posterior a la apertura de las bocas, que empezaron con mucha intensidad, los cursos de lava habían recorrido cerca de un kilómetro antes de expandirse y reducir la velocidad, que avanzaba a 60 o 80 metros por hora.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha considerado este sábado que pasará "mucho tiempo" antes de poder recuperar infraestructuras civiles o zonas habitables que se ha tragado la erupción. Ayer mismo el presidente español, Pedro Sánchez, anunció que tienen previsto declarar la isla zona catastrófica y que trabajarán, conjuntamente con las autoridades locales, en un plan especial para reconstruir la isla. Este plan se abordará en una comisión mixta entre administraciones, y se impulsarán medidas de carácter inmediato y también de mirada más larga. "Tendremos que buscar, con el compromiso de todas las administraciones y del conjunto país, la manera de acompañar a los vecinos", ha defendido hoy la ministra.

stats