Plantaciones ilegales
Sociedad 03/10/2021

Desmantelan las dos primeras plantaciones ilegales de cáñamo en Catalunya, con 30.000 plantas

Una empresa simulaba dedicarse al cultivo industrial con finalidades terapéuticas pero no tenía autorización sanitaria

Ara
2 min
Imatge aérea de una de las plantaciones ilegales de cáñamo desmanteladas al Campo de Tarragona

BarcelonaEl Camp de Tarragona ha sido el escenario de la primera operación policial para desmantelar dos grandes plantaciones de cáñamo en Catalunya. La empresa que había iniciado la actividad simulaba dedicarse al cultivo de cáñamo industrial, pero su objetivo real era obtener cogollos de marihuana para su transformación en CBD (cannabidiol), según los Mossos d'Esquadra. La operación ha permitido destruir 30.000 plantas y cogollos en fincas de Vila-seca y Mont-roig del Camp, se ha detenido a dos hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública y hay dos personas más denunciadas. Para los Mossos, la singularidad de la operación puede ser una consecuencia más de la implantación del crimen organizado en Catalunya.

Las sospechas de la policía empiezan a mediados de mayo, cuando se enteran de que una empresa con sede en la Selva del Camp ha empezado una explotación de cáñamo industrial en una finca y que, contrariamente a lo que dice la normativa, no han informado previamente a los cuerpos y fuerzas de seguridad. Una serie de episodios violentos, uno de ellos un intento de robo con arma de fuego, los pone en alerta.

Tirando del hilo, descubren que la empresa no dispone del permiso indispensable de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para producir CBD de uso terapéutico, a pesar de que habían solicitado subvenciones. También tenían seguridad privada contratada. La suma de todos estos indicios incriminatorios precipita la intervención policial.

Las plantaciones de cáñamo ilegales intervenidas en Vila-seca y Mont-roig del Camp.

Los agentes entran en la plantación de Vila-seca y en la sede de la empresa propietaria, donde encuentran documentación que la vincula con el cultivo y el tráfico de marihuana. De la finca se llevan 10.000 plantas de seis variedades diferentes que acabarán quemadas días más tarde. En total, más de 41 toneladas de plantas, según ha informado la ACN. También detectan maquinaria en la sede, como una prensa, y cogollos en polvo con un peso de unos 40 kilos, básculas y restos de lo que habían sido plantaciones anteriores.

Una vez confirmada la actividad ilícita, con dos de los presuntos autores detenidos, la investigación continúa y lleva a los agentes a otra intervención el miércoles 29 de septiembre, en este caso en una plantación de Mont-roig del Camp donde localizan entre 15.000 y 20.000 plantas más.

stats