Sociedad 04/02/2021

Los diagnósticos de cáncer caen un 12% en 2020 debido al coronavirus

També se diagnosticaron tumores en fases más avanzadas, sobre todo de pulmón y páncreas

4 min
Diagnósticos de cáncer en Cataluña

BarcelonaEl efecto de la pandemia sobre el cáncer ya se puede cifrar en Catalunya. En 2020 se diagnosticaron un 12% menos de casos de cáncer que en 2019 y la disminución fue más acentuada durante los meses de marzo y abril, coincidiendo con el confinamiento total, en los que el número de diagnósticos se redujo un 37,9%, según datos del departamento de Salud. Durante la primera oleada los hospitales se dedicaron casi en exclusiva a la atención de los enfermos de covid y se desprogramaron el resto de actividades, cosa que impactó en otras muchas enfermedades porque se tuvieron que aplazar pruebas, visitas o cirugías.

La disminución de los diagnósticos de cáncer empezó en marzo, llegó al pico en abril y empezó una cierta recuperación a partir de mayo. Según datos de Salud, durante la primera oleada los diagnósticos se redujeron un 37,9% y a partir de la segunda oleada se recuperaron, a pesar de ser un 10,5% inferiores al 2019. Globalmente, durante todo el año 2020 el número de diagnósticos se redujo un 12,2%. "Como el cáncer afecta más a la gente mayor, hay enfermos que se murieron por el covid que estaban en procesos de diagnóstico de cáncer pero que nunca fueron diagnosticados", explica Josep Tabernero, jefe del Servicio de Oncología Médica del Vall d'Hebron y director de Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO).

En el freno de los diagnósticos también tuvo un peso importante la parada temporal de los programas de detección precoz de cáncer de mama y de cáncer colorectal. Algunos de estos cánceres no diagnosticados corresponden a casos que se habrían detectado con estos programas de cribaje. Como son tumores que se diagnostican más precozmente, el impacto de uno o dos meses de retraso en el diagnóstico "no tiene tanta importancia" como en otros cánceres, indica Josep Tabernero. Los programas de cribaje se recuperaron en verano y a finales del 2020 ya se había podido invitar a participar al 60% de las personas previstas ese año. "Si las cosas van bien este 2021 diagnosticaremos a más enfermos que en 2019 porque, aparte del aumento anual de la incidencia de cáncer, recuperaremos algunos casos del 2020", señala Tabernero.

Además, se han diagnosticado tumores en fases más avanzadas, sobre todo en cáncer de pulmón y páncreas. "Y esto se ha debido al atraso que hubo durante los primeros meses de la pandemia", dice el director del VHIO, porque se tendrían que haber detectado antes. Sin embargo, todavía es "demasiado pronto" para saber si se traducirá en un aumento de la mortalidad, porque se tienen que mirar los efectos a más largo plazo.

La Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer (UITM) - Fundació "la Caixa" del VHIO

Estos datos son ligeramente inferiores a los previstos, reconoce Tabernero, que se esperaba un descenso del 20% de los nuevos diagnósticos de cáncer en la línea de lo que indicaban algunos estudios preliminares en el Estado, como el de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). "Tenemos que estar satisfechos de cómo ha reaccionado el sistema sanitario para recuperar el tiempo perdido", dice Tabernero. A diferencia de lo que pasó la primavera pasada, durante la segunda y la tercera oleada no se ha tenido que parar ni el diagnóstico, ni el tratamiento ni las operaciones de cáncer. "Nos hemos podido adaptar muy bien", añade. Si bien reconoce que se ha hecho "un esfuerzo" para recuperar la actividad no covid, alerta de que "si esto pasa varias veces al año el sistema, que ya está muy tensionado, no podrá recuperarse".

Perdre el miedo a ir al médico

Coincidiendo con el Día Mundial contra el Cáncer, este jueves, el jefe de oncología del Vall d'Hebron ha hecho un llamamiento a la población a ir al médico en caso de sospecha de cáncer. "Cualquier síntoma que dure más de quince días se tiene que consultar. Que la gente no tenga miedo a ir a la atención primaria o a los hospitales porque las enfermedades no se paran porque haya covid. Los infartos, los cánceres o los ictus continúan, y nos hemos encontrado que por saturación del sistema y por miedo los enfermos no vienen".

La primera oleada también afectó a los ensayos clínicos, muchos de los cuales se tuvieron que parar, pero a finales de abril se retomaron y se ha acabado el año con más pacientes participantes. De hecho, la Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer (UITM) - Fundació La Caixa del VHIO logró en 2020 una cifra récord con 1.262 pacientes en 256 ensayos clínicos. Esto supone 140 pacientes más tratados respecto al año anterior. Estos ensayos son para muchos pacientes la única alternativa terapéutica para que se pueden tratar con fármacos que todavía no se han aprobado. "Son oportunidades únicas para los enfermos, a algunos les van bien y a otros no tanto, pero para los que les funciona son oportunidades muy buenas". También el número de publicaciones ha sido superior que en 2019. La investigación se ha adaptado a la nueva normalidad y se ha hecho teletrabajo e incluso se ha trabajado en turno por la noche en los laboratorios.

Desde que se abrió la unidad se han aprobado más de 30 fármacos para tratar el cáncer.

stats